Diputado pide más detalles sobre transferencia de virus mortales desde Canadá al laboratorio de Wuhan

Por Isaac Teo
26 de Abril de 2021
Actualizado: 26 de Abril de 2021

El diputado conservador canadiense Garnett Genuis dijo que está comprometido a llegar al fondo del caso con respecto a la transferencia de virus mortales desde un laboratorio en Canadá al Instituto de Virología de Wuhan (WIV), afiliado al ejército chino.

Dos científicos chinos, Xiangguo Qiu y su esposo Keding Cheng, y algunos de los estudiantes de Qiu de China, fueron escoltados del Laboratorio Nacional de Microbiología (NML) y despojados de su acceso de seguridad el 5 de julio de 2019.

El laboratorio de Winnipeg, el laboratorio de nivel 4 de seguridad más alto de Canadá, trabaja con algunos de los patógenos humanos y animales más mortíferos, como el ébola.

“La alineación oficial hasta ahora ha sido que la expulsión de estos científicos no tuvo nada que ver con la transferencia de virus mortales hacia Wuhan. Y, sin embargo, esa expulsión tuvo lugar unos meses después”, dijo Genuis, miembro del comité parlamentario Canadá-China, a The Epoch Times el 22 de abril.

La remoción del laboratorio plantea muchas preguntas, dijo Genuis.

“Si no estaba relacionado con la transferencia de virus, ¿hubo otra razón por la que fueron expulsados ​​y cuál fue?”, preguntó el diputado. “¿Estamos aplicando un escrutinio apropiado en los casos en que se transfieren virus peligrosos a las entidades que están sujetas al control estatal chino?”

La Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) dijo que su eliminación se debió a una posible “violación de la política” y razones administrativas, que la Real Policía Montada de Canadá en Manitoba estaba investigando.

En junio de 2020, a través de una solicitud de acceso a la información, la CBC obtuvo documentos que revelaban que Qiu había enviado muestras vivas de los virus mortales del Ébola y Henipah al WIV de China el 31 de marzo de 2019, cuatro meses antes de que ella y Cheng fueran escoltados del NML.

Pero la PHAC dijo que su desalojo no tuvo nada que ver con su expulsión.

“La investigación administrativa no está relacionada con el envío de muestras de virus a China”, escribió Eric Morrissette, jefe de relaciones con los medios de Health Canada y la PHAC, en un correo electrónico enviado a la CBC en junio pasado.

En febrero, Morrissette confirmó que los dos ya no eran empleados de la PHAC a partir del 20 de enero, pero no dio más detalles.

“No podemos revelar información adicional, ni comentar más, por razones de confidencialidad”, escribió Morrissette en un correo electrónico a la CBC.

Sin embargo, la no divulgación de la PHAC llevó al Comité de Relaciones Canadá-China (CACN) a convocar al presidente de la agencia, Iain Stewart, y al Dr. Guillaume Poliquin, vicepresidente interino del NML, para testificar ante el comité el 22 de marzo.

A pesar de ser interrogado por los parlamentarios de la oposición, Stewart se negó a proporcionar detalles sobre la investigación de la PHAC y las razones por las que los dos científicos fueron sacados del NML.

“Ya no están en la agencia, llevamos a cabo una investigación y no tengo la libertad de hablar más sobre eso”, dijo Stewart.

Cuando Genuis, quien también es vicepresidente del CACN, le preguntó si ha habido algún caso de que algún laboratorio del gobierno haya despedido a científicos debido a violaciones de seguridad o transferencia incorrecta de virus, Stewart dijo que “esa es una pregunta muy difícil de responder”.

El presidente de la PHAC siguió evitando la pregunta a pesar de la demanda de Genuis de una respuesta definitiva.

“No puedo responder la pregunta tal como estaba estructurada”, dijo Stewart.

Genuis le dijo a The Epoch Times que sus preguntas estaban relacionadas con los protocolos de seguridad nacional.

“El parlamento tiene derecho a hacer preguntas y, de hecho, a exigir respuestas, especialmente de los altos funcionarios, sobre la política del gobierno, porque necesitamos poder hacer recomendaciones sobre protocolos de seguridad, sobre cómo protegemos la información, sobre cómo protegemos el trabajo que se realiza en los laboratorios de Canadá”, dijo.

“Los altos funcionarios no deben negarse a responder a las preguntas que se les plantean en el espacio parlamentario”, dijo Genuis. “Porque incluso en cuestiones de seguridad nacional, las personas deben ser responsables del trabajo que están haciendo”.

“Se cometen errores, surgen problemas si no hacemos que ese trabajo sea analizado. Y es por eso que tenemos al Parlamento con poderes para examinar una amplia gama de cuestiones, si es necesario, para llevar a cabo ese escrutinio en un entorno privado”, agregó.

wuhan institute of virology
El laboratorio P4 (I) en el campus del Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, en la provincia central china de Hubei, el 27 de mayo de 2020. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

Genuis dijo que el testimonio de Poliquin parecía implicar que el laboratorio había tomado el propósito declarado de la transferencia al pie de la letra, en lugar de considerar si el WIV estaba “realmente cumpliendo seriamente con lo que dicen los propósitos previstos”.

“Cuando recibimos la carta del director del Instituto de Virología de Wuhan con respecto al uso previsto de los virus, decía que se utilizarían para comprender la fisiopatología, la naturaleza de la infección, así como el desarrollo de antivirales”, dijo Poliquin.

“¿Es eso lo que nos está diciendo, que esta carta va a un archivo, la casilla está marcada y los datos se transfieren en base a la palabra de un gobierno que se sabe que miente, no solo a su gente sino a la comunidad mundial?”, preguntó el diputado conservador John Williamson al director del NML.

“Existe un enfoque amplio que se lleva a cabo antes de la transferencia de materiales, y el Instituto de Virología de Wuhan es una organización dedicada a la salud pública”, dijo Poliquin, y agregó que el envío se realizó de acuerdo con la Ley de Patógenos y Toxinas Humanos, la Ley de Transporte de Mercancías Peligrosas y las normas canadienses de bioseguridad.

Pero cuando Genuis le preguntó al director del NML si sabía si el WIV participa en experimentos de ganancia de función (GOF) relacionados con los coronavirus, Poliquin respondió: “No puedo responder a esa pregunta en particular”.

Según la Oficina de Política Científica del Instituto Nacional de Salud de EE. UU., los experimentos GOF implican la manipulación de virus mortales para aumentar su transmisibilidad o letalidad.

“¿Cómo tomaría decisiones sobre la idoneidad de las transferencias a esa institución, si desconoce un aspecto tan importante de cómo se pueden utilizar los materiales transferidos?”, siguió Genuis.

“Cada transferencia de material se evalúa caso por caso. Nunca hemos transferido coronavirus al Instituto de Virología de Wuhan; por lo tanto, no hemos evaluado la pregunta como estructurada”, dijo Poliquin.

Genuis dijo que el hecho de que la PHAC no respondiera las preguntas llevó al comité a aprobar una moción el 31 de marzo, dando a la agencia 20 días para enviar toda la información y los documentos relacionados con el envío de los virus al laboratorio de Wuhan.

“Nos han dicho que se han enviado algunos documentos al comité”, dijo Genuis a The Epoch Times. “Vamos a buscar el consejo del asistente legal parlamentario sobre lo que hay en esos documentos y cuáles pueden ser los próximos pasos”.

El comité revisará los documentos e identificará qué partes pueden hacerse públicas, “luego usará la información en esos documentos para informar las recomendaciones que hacemos al Parlamento con respecto a la política de seguridad nacional”.

En el informe anual de 2020 del Servicio de Inteligencia de Seguridad de Canadá, se afirma que China es uno de los estados extranjeros que “a menudo utiliza ‘recolectores no tradicionales’, incluidos aquellos con poca o ninguna capacitación formal en inteligencia, como investigadores, entidades privadas y otros terceros—para recopilar información y experiencia de valor en nombre del estado.

Con información de Andrew Chen.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS