Director de sanidad: Intentos de Facebook de combatir supuesta desinformación de COVID-19 “no suficiente”

Por Jack Phillips
18 de Julio de 2021
Actualizado: 18 de Julio de 2021

Continuando con una disputa pública con Facebook sobre si la compañía está abordando la supuesta “desinformación” sobre COVID-19, el director de salud pública, el Dr. Vivek Murthy, dijo el domingo que Facebook no ha hecho lo suficiente.

“No es suficiente”, dijo Murthy a Fox News acerca de Facebook, y agregó que la “desinformación todavía se sigue extendiendo” y las empresas de redes sociales tienen que actuar para detenerla. “Aún estamos, a pesar de algunas de las acciones que han tomado, viendo una difusión significativa de desinformación”.

Murthy luego argumentó que “esta desinformación sobre la salud está perjudicando la salud de las personas, les está costando la vida”, y agregó que “les pide a estas empresas que den un paso al frente y asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo por su parte”.

Un día antes, Facebook emitió un comunicado que rechazó las acusaciones de que la compañía no está haciendo lo suficiente para combatir la supuesta desinformación relacionada con COVID-19. Los datos, según Facebook, mostraron que el 85 % de sus usuarios han sido vacunados o quieren recibir una vacuna contra COVID-19.

En el comunicado, el vicepresidente de Integridad, Guy Rosen, dijo que los datos de Facebook cuentan “una historia muy diferente a la promovida por la administración en los últimos días”.

Luego, Rosen pareció apuntar a la administración de Biden de haber incumplido su objetivo autoimpuesto de vacunar al 70 % de los adultos estadounidenses para el 4 de julio.

“Facebook no es la razón por la que se perdió este objetivo”, dijo Rosen.

El comentario del ejecutivo se produjo luego de que el presidente Joe Biden, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki y Murthy pidieron la semana pasada a Facebook, principalmente, combatir la presunta desinformación sobre las vacunas.

Biden, en un comentario a los periodistas el 16 de julio, fue más directo y afirmando que la continua concesión de Facebook de presunta “desinformación COVID” es “matar gente”. El presidente no dio más detalles sobre su comentario antes de partir a Camp David el fin de semana.

Psaki, apenas horas antes, dijo que las personas que publiquen presunta desinformación deberían ser vetadas no solo en Facebook, sino en otras plataformas de redes sociales también.

Por esos comentarios, la administración recibió importantes críticas en las redes sociales. Algunos republicanos dijeron que la Casa Blanca está intentando tercerizar la censura hacia una empresa privada, argumentando que la administración está reprimiendo los derechos de la Primera Enmienda de los estadounidenses.

“Facebook se ha convertido en una herramienta de la Administración Biden para censurar a los republicanos y silenciar a sus críticos. Estoy trabajando con el líder McCarthy y los miembros del Grupo de Trabajo de las Big Tech recién formado para asegurar que esta censura descaradamente sesgada se detenga de inmediato”, dijo el representante Jake LaTurner (R-Kan.) en un comunicado la semana pasada.

Algunos señalaron que Facebook, Twitter y YouTube suprimieron o eliminaron publicaciones sobre las teorías de que el virus se originó en un laboratorio en Wuhan, China, en 2019, lo cual contradice la narrativa oficial del Partido Comunista Chino de que el virus se transmitió a las personas por un animal desconocido en un mercado húmedo. Sin embargo, en los últimos meses, algunos funcionarios de inteligencia de EE. UU. reconocieron que la hipótesis de fuga del laboratorio de Wuhan es plausible y están investigando.

Facebook no ha respondido a una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS