Disminuyen inscripciones en escuelas públicas durante la pandemia del virus del PCCh

Por MEILING LEE
02 de Febrero de 2021 7:41 PM Actualizado: 02 de Febrero de 2021 10:05 PM

Durante la pandemia los padres están recurriendo a la educación en casa o a las escuelas privadas tras ser testigos de la lucha de sus hijos con el aprendizaje virtual, y del daño que se está causando al bienestar mental o emocional de sus hijos como resultado de las medidas adoptadas para detener la propagación del COVID-19.

Alex Maloney estaba progresando y encontrando su voz con la docena de palabras que había aprendido a lo largo de dos años de logopedia hasta que su escuela tuvo que cambiar al aprendizaje a distancia el año pasado, en marzo, debido a la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Asistía al preescolar en uno de los colegios públicos de Boston (BPS) y la enseñanza virtual fue un reto para él. Esto se debe a que Alex fue diagnosticado con autismo y retraso en el desarrollo global y requiere atención durante todo el día junto con los servicios proporcionados en la escuela para ayudar a su desarrollo.

“Le dije a mi esposo que se iba a quedar muy atrás porque además del autismo tiene un retraso en el desarrollo”, dijo Lisa Maloney, la madre de Alex, a The Epoch Times. “Básicamente tiene un año de atraso”.

Lisa dijo que prácticamente su hijo solo podía aprender por media hora todos los días antes de perder la concentración. Se sintió frustrada e impotente al encontrar poco o ningún apoyo del distrito escolar y tener que cuidar también a otros dos niños.

“Fue muy frustrante porque es duro ver a un hijo retroceder y me estaba estresando mucho”, dijo.

Alex estaba empeorando, estaba perdiendo más de la mitad de las 10 a 15 palabras que le tomó varios años aprender desde que se detuvieron las terapias que la escuela le ofrecía cuando el aprendizaje a distancia comenzó el 17 de marzo de 2020.

Lisa decidió abogar por su hijo, tratando de encontrar respuestas de los funcionarios sobre sus planes para los niños con necesidades especiales que requerían servicios presenciales en su escuela. Según BPS, “unos 11,350 estudiantes de entre 3 y 21 años con discapacidades están inscritos en programas de educación especial” o el 21 por ciento de la población estudiantil total.

“Así que básicamente le escribí al superintendente, le escribí al alcalde, al gobernador, también le dejé mensajes a los representantes del estado, y a diferentes personas y nadie me respondía”, dijo. “No puedo decir cuántas veces lo hice”.

Entonces recurrió a organizaciones que ofrecían terapias para el autismo, pero debido a la pandemia, la mayoría de los centros solo ofrecían sesiones por Internet, y otros tenían una larga lista de espera para los servicios a domicilio.

Preocupada porque BPS cambiara a la enseñanza a distancia a lo largo del nuevo curso escolar si aumentaban los casos de COVID-19, Lisa no quería que Alex sufriera los cambios y lo puso en la lista de espera de un colegio privado para niños autistas. BPS comenzó el año escolar con la enseñanza de los estudiantes a distancia.

COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh.

Alex Maloney, que fue diagnosticado con autismo, solía tener problemas con el aprendizaje a distancia, pero ahora está mejorando en una escuela privada a la que asiste para el aprendizaje presencial. (Cortesía de Lisa Maloney)

Alex está ahora en su nueva escuela privada. Lisa dice que está mejorando y diciendo “palabras que nunca había dicho antes” desde que comenzó la instrucción presencial en octubre pasado.

Lisa entiende que no todos los padres se sentirán cómodos enviando a su hijo a la escuela para el aprendizaje presencial, pero para ella, el beneficio superó el riesgo y se siente cómoda con las precauciones de seguridad adecuadas implementadas en la escuela.

Disminuye el número de matrículas en las escuelas públicas

En colaboración con The Associated Press, Chalkbeat, una organización de noticias sin ánimo de lucro que se dedica a la cobertura del área educativa, dice que el “análisis preliminar de los datos de 33 estados” de EE. UU. mostró que “la inscripción pública K-12 este otoño [septiembre de 2020] ha disminuido en todos esos estados en más de 500,000 estudiantes, o 2 [por ciento], desde la misma época de este año”.

“Se trata de un cambio significativo si se tiene en cuenta que la cantidad de matriculas en general en esos estados ha subido normalmente alrededor de medio punto porcentual en los últimos años”, añadió la organización.

17 estados aún no habían publicado sus datos en el momento de realizar el análisis, pero la organización sin ánimo de lucro cree que el descenso de la cantidad de matrículas en las escuelas públicas será más notable, y posiblemente afectará la financiación de las escuelas “con base en las cifras”.

La escuela pública de Boston vio caer las matrículas de sus estudiantes en un 4.7 por ciento de 50,480 estudiantes en 2019-2020 a 48,112 estudiantes en 2020-2021. Incluso uno de los distritos escolares mejor calificados de Massachusetts, las Escuelas Públicas de Brookline, registró una disminución del 11 por ciento entre la matrícula escolar de este año y el anterior, según el departamento de educación primaria y secundaria del estado.

Según el Instituto Nacional de Investigación de la Educación en Casa, la educación en casa tuvo un crecimiento drástico durante el año escolar 2020-2021, con un “estimado de 4.0 a 5.0 millones de estudiantes de educación en el hogar en los grados K-12 en Estados Unidos”. Eso es casi el doble de la cantidad de educadores en el hogar en la primavera de 2019, cuando solo había alrededor de 2.5 millones de estudiantes.

El Boston Globe reportó en noviembre de 2020 que 7188 estudiantes en todo Massachusetts se habían transferido de las escuelas públicas a la educación en el hogar, en comparación con los 802 estudiantes en 2019.

Mientras que en Carolina del Norte, el verano pasado se presentaron más de 10,000 solicitudes de educación en casa, casi el triple de los padres que se habían presentado en 2019, según el North State Journal.

Las escuelas privadas también han registrado un aumento de las inscripciones este año escolar. Scott Bohan, decano de admisiones de la escuela St. Paul en Concord, New Hampshire, dijo a Concord Monitor en agosto del año pasado que le preocupaba que la pandemia hiciera que las familias dejaran de enviar a sus hijos a la escuela.

Pero sus preocupaciones resultaron injustificadas cuando los padres empezaron a llamar para inscribir a sus hijos en su escuela, dado que la mayoría de las escuelas públicas solo realizarían aprendizaje a distancia.

“Este ha sido probablemente el verano más ajetreado que he tenido, por las llamadas telefónicas de personas que intentan matricular a sus hijos en St. Paul’s”, dijo Bohan. “Ha sido fascinante ver cómo se ha desarrollado esto, desde que era una preocupación importante hasta que… podemos aceptar muchas más”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.