Disney admite un “desajuste con los gustos del público” de efecto negativo, según un archivo de la SEC

Disney admite que "los ingresos y la rentabilidad se ven afectados negativamente" cuando sus productos" no "logran suficiente aceptación entre los consumidores"

Por Patricia Tolson
28 de Noviembre de 2023 10:29 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2023 10:29 PM

Tras años de intentar sin éxito imponer la agenda woke a sus clientes, la mayor empresa de entretenimiento familiar del mundo admite por fin que puede haber algo de verdad en el dicho acuñado por el gobernador de Florida Ron DeSantis: “Go Woke. Go Broke”.

Según su última presentación ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC), Walt Disney Company reconoció que se enfrenta a “riesgos relacionados con la falta de alineación con los gustos y preferencias del público y los consumidores en materia de entretenimiento, viajes y productos de consumo”, y que “los ingresos y la rentabilidad se ven afectados negativamente” cuando sus “ofertas y productos de entretenimiento” no “logran una aceptación suficiente por parte de los consumidores”.

Por el contrario, se describe a sí misma como “una empresa de entretenimiento diversificada a nivel mundial” con objetivos de “Diversidad, Equidad e Inclusión” que incluyen “la creación de equipos que reflejen las experiencias vitales de nuestro público, al tiempo que empleamos y apoyamos un conjunto diverso de voces en nuestros equipos creativos y de producción.”

Según la presentación, los ingresos de la empresa para el ejercicio fiscal 2023 fueron de USD 88900 millones. Aunque esto supuso un aumento del siete por ciento con respecto al año fiscal 2022, The Hollywood Reporter señaló que Disney se vio obligada a recortar el gasto en contenido televisivo y cinematográfico de USD 29,800 millones a USD 27,200 millones, y Business Insider informó en mayo que Disney inició su tercera ronda de despidos, despidiendo a unos 7000 empleados y desechando los planes de construir un campus corporativo de 900 millones de dólares en Florida.

“El éxito de nuestros negocios depende de nuestra capacidad para crear constantemente contenidos atractivos”, dijo además en su presentación, señalando que “dicha distribución debe satisfacer las preferencias cambiantes del amplio mercado de consumo”.

“El éxito de nuestros parques temáticos, complejos turísticos, cruceros y experiencias, así como de nuestros estrenos en salas de cine, depende de la demanda de experiencias de entretenimiento público o fuera del hogar”, dijo, y añadió: “La demanda de ciertas experiencias de entretenimiento fuera del hogar, como ir al cine a ver películas, no ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia”.

Pero a pesar de producir una serie de fracasos de taquilla “woke” -Strange World, Lightyear, The Marvels y el remake de acción real de La Sirenita-, el Daily Caller reveló que la empresa ha puesto en marcha un nuevo programa de “pins de pronombres” para sus empleados en el Epcot Center, que provocó una reacción inmediata.

En general, Disney dice: “El precio de nuestras acciones ordinarias ha sido, y puede seguir siendo, volátil”.

Según la Bolsa de Nueva York, las acciones de Disney se están hundiendo rápidamente.

Disney también admitió que “El daño a nuestra reputación o marcas puede afectar negativamente a nuestra Compañía en todos los negocios y regiones”, y “Las posibles acciones de calificación crediticia, el aumento de los tipos de interés o la volatilidad de los mercados financieros estadounidenses y mundiales podrían impedir el acceso a la financiación de nuestras operaciones e inversiones, o aumentar el coste de la misma.”

Disney contra DeSantis

Como informó The Epoch Times, Walt Disney Parks and Resorts presentó el 26 de abril una demanda contra el gobernador de Florida Ron DeSantis y la junta elegida a dedo que supervisa el distrito fiscal especial de Disney.

Según la demanda, Disney acusó DeSantis de participar en “una campaña selectiva de represalias gubernamentales” como “castigo por el discurso protegido de Disney.”

La guerra Disney-DeSantis comenzó en 2021 cuando el parque temático familiar emitió un mandato de vacunación COVID-19 para sus empleados en julio de 2021. DeSantis respondió el 18 de noviembre de 2021 prohibiendo los mandatos de vacunación en el Estado del Sol.

En marzo de 2022, cediendo a la presión de los activistas de la comunidad LGBT, el consejero delegado de Disney, Bob Chapek, denunció oficialmente la legislación del gobernador sobre los Derechos de los Padres en la Educación, apodada por los críticos como el proyecto de ley “No digas gay”. También envió un mensaje a todos los empleados, “especialmente a la comunidad LGBTQ+ [de la empresa]”, disculpándose por no haber actuado antes y anunciando que Disney suspendería todas sus contribuciones políticas en el estado.

Al mes siguiente, DeSantis tomó represalias amenazando con derogar la Ley de Mejora de Reedy Creek (RCIA) de 1967, que establecía una jurisdicción especial y un distrito fiscal para Disney World.

El 22 de abril de 2022, firmó el proyecto de ley 4C del Senado.

La escalada continuó hasta que Disney presentó finalmente su demanda en abril de 2023.

El 17 de noviembre, el Orlando Sentinel informó que el juez de distrito Allen Winsor escuchará los argumentos el 12 de diciembre sobre el argumento de Disney de que las represalias del Estado del Sol son inconstitucionales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.