Distinguir entre el PCCh y China sigue siendo la clave del éxito de las relaciones entre EE.UU. y China

Por Yang Wei
16 de Febrero de 2021
Actualizado: 16 de Febrero de 2021

Comentario

La reciente conversación entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el líder chino, Xi Jinping, no supuso ninguna mejora real en las relaciones entre Estados Unidos y China. Los altos cargos del Partido Comunista quieren que Biden se someta a Beijing. Después de que Biden transmitiera a Xi su felicitación por el Año Nuevo Lunar el 11 de febrero, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, también transmitió sus mejores deseos. El portavoz comunista pregonó los saludos a los chinos. Pero, ¿el gobierno de Estados Unidos está expresando sus saludos de Año Nuevo al pueblo chino o al Partido Comunista Chino (PCCh)?

Las felicitaciones de Año Nuevo de Blinken parecían estar dirigidas principalmente al pueblo chino. Dijo: “Espero que nuestros amigos de todo el mundo gocen de buena salud, paz y felicidad con motivo del Año Nuevo chino el 12 de febrero”. También declaró: “Invitamos a todas las naciones a unirse a nosotros en la construcción de un mundo mejor para las generaciones futuras”.

Las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y China aún no han mejorado. ¿Cómo espera la nueva administración Biden “construir un mundo mejor” con China?

Durante su primer discurso sobre política exterior, el 4 de febrero, Biden dijo que su administración “presionaría” en lo que se refiere a cuestiones de derechos humanos en China y añadió que Estados Unidos está “dispuesto a trabajar con Beijing si es de interés de Estados Unidos hacerlo”.

El mes pasado, durante la audiencia de confirmación de Blinken como candidato a secretario de Estado de Biden, dijo que China representa la mayor amenaza en comparación con cualquier otra nación para Estados Unidos, según Fox News.

Independientemente de cómo se vea a China, es difícil ver un “mundo mejor” bajo la tiranía del régimen chino.

Según la Administración Biden, varios departamentos todavía están evaluando las relaciones entre Estados Unidos y China, y la política hacia este país no ha tomado realmente forma. En otras palabras, Biden no está dispuesto a continuar con la estrategia de Trump para China, pero no puede encontrar una alternativa eficaz por el momento.

Muchos políticos estadounidenses han visto claramente la ambición y agresividad del PCCh, y también comprenden profundamente la infiltración del PCCh en todos los niveles. La verdadera amenaza ya ha llegado a las puertas de Washington; sin embargo, la Administración Biden no considera al PCCh como el mayor enemigo. Durante una rueda de prensa el 2 de febrero, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo: “Estamos en seria competencia con China”. En realidad, esto muestra la vacilación de la nueva administración a la hora de enfrentarse y cooperar con el PCCh.

Probablemente, el equipo de Biden aún no se ha dado cuenta de que el régimen del PCCh es al que Estados Unidos debe enfrentarse, y el pueblo chino es con quien debe cooperar. Si el PCCh busca la hegemonía, está ansioso por deshacerse de Estados Unidos lo antes posible. Pero, por el contrario, el pueblo chino está dispuesto a cooperar sinceramente con los estadounidenses y los pueblos del mundo. El PCCh es el enemigo de Estados Unidos. No hay ningún conflicto de intereses fundamental entre los chinos y los estadounidenses, y no hay agravios nacionales históricos. Los chinos son amigos de Estados Unidos y competidores justos y valiosos.

Si la Administración Biden no puede distinguir claramente entre el PCCh de China y el PCCh del pueblo chino, equivaldría a equiparar a los 1400 millones de chinos con el régimen del PCCh.

Epoch Times Photo
Unas personas esperan para ser vacunadas con la vacuna COVID-19 en el Museo de Planificación Urbana de Chaoyang en Beijing, China, el 15 de enero de 2021. (Noel Celis/AFP vía Getty Images)

Si no se pueden distinguir entre el PCCh y China, y la relación entre China y otros países se considera como la relación con el PCCh, entonces las estrategias para la llamada confrontación y la cooperación no estarán claras. Cualquier medida solo acabará con obstáculos y no tendrá éxito.

En las últimas décadas de política de compromiso, el PCCh no ha cambiado, sino que solo se ha nutrido. Solo ha empeorado el daño al pueblo chino y al mundo. Ahora, con la llamada confrontación y cooperación, ¿cómo es posible cambiar al régimen?

¿Por qué los principales líderes del PCCh tenían miedo de la Administración Trump? Tenían miedo de las sanciones. Temían no ser reconocidos como gobernantes legítimos. Temían que el expresidente Trump y su equipo distinguieran repetidamente entre el PCCh y el pueblo chino.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo dijo una vez que había que ayudar al pueblo chino a derrotar al régimen comunista chino y pidió a la comunidad internacional que asumiera su responsabilidad. Este es el camino correcto para “construir un mundo mejor”.

Si el liderazgo de Estados Unidos continúa reconociendo el régimen del PCCh, cualquier tipo de confrontación o cooperación no derrotará la naturaleza del PCCh. Por el contrario, está fomentando al mayor enemigo del mundo libre: ¿cómo puede eliminar realmente la amenaza para Estados Unidos?

El ejemplo del éxito del expresidente Ronald Reagan en la Guerra Fría demuestra que Estados Unidos necesita una estrategia ganadora, no una estrategia para hacer frente a la Guerra Fría. Estados Unidos necesita derrotar fundamentalmente al enemigo para eliminar finalmente la amenaza, y todos los problemas se resolverán fácilmente. La desintegración de la ex Unión Soviética fue históricamente inevitable, y la desintegración del PCCh también lo es. Seguir la tendencia general de la historia es la mejor opción.

Si Estados Unidos carece de un posicionamiento y estrategias precisas, se verá atrapado por sí mismo y también pagará un precio mayor. El PCCh está preparado tanto para la confrontación como para la cooperación, pero Estados Unidos aún no ha formado una estrategia. El PCCh ha hecho hincapié en repetidas ocasiones en la “circulación interna“, es decir, en que los sectores nacionales proporcionen todos los bienes necesarios para el consumo chino, desde las materias primas hasta la fabricación. Esto muestra que el PCCh no espera que la relación entre Estados Unidos y China vuelva a ser como antes de que Trump estuviera en el poder.

Ante el golpe militar en Birmania (Myanmar), la Administración Biden se negó inmediatamente a reconocerlo y apoyó al gobierno democráticamente elegido. Sin embargo, frente al PCCh, que también tomó el poder violentamente y se apoyó en los militares del Partido para mantener su poder hasta la fecha, la Administración Biden aún no se ha posicionado claramente. ¿Cómo pueden manifestarse realmente la libertad, la democracia y los derechos humanos?

La “paciencia estratégica” de Biden equivale a admitir que todavía no ha conseguido definir una estrategia. Es precisamente porque no ha comprendido del todo la naturaleza del PCCh. En otras palabras, le falta valor para eliminarlo. La posición actual de Biden no puede hacer que el régimen comunista chino abandone su odio hostil y se transforme automáticamente en un supuesto “competidor”.

La clave del éxito de las relaciones entre Estados Unidos y China es distinguir claramente al PCCh del pueblo chino. Esto demostraría que el régimen del PCCh no representa al pueblo chino.

Enfrentarse es enfrentarse plenamente al régimen comunista chino; cooperar es cooperar plenamente con el pueblo chino. Por lo tanto, se ha convertido en un movimiento inevitable desvincularse del PCCh, abandonar resueltamente al PCCh y desintegrar al régimen. Este es el camino hacia la victoria en la relación entre Estados Unidos y China, y es también un camino sin obstáculos hacia una valiosa amistad entre ambos países. Solo entonces será posible “construir un mundo mejor” juntos.

Yang Wei lleva muchos años siguiendo de cerca los asuntos de China. Ha estado contribuyendo con comentarios políticos sobre China para la edición en chino del Epoch Times desde 2019.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS