Distrito escolar de California se enfrenta a acción legal por maestros activistas LGBTQ+

Por Brad Jones
20 de Enero de 2022 7:22 PM Actualizado: 20 de Enero de 2022 7:22 PM

Una madre de una estudiante ha emprendido acciones legales contra un distrito escolar de Salinas, California, por las políticas que, según ella, permitieron que dos maestras de la Escuela Secundaria Buena Vista lavaran secretamente el cerebro de su hija adolescente para que se identificara como bisexual y, posteriormente, como transgénero.

Jessica Konen arremetió contra los miembros del Distrito Escolar de Spreckels (SUSD) en una reunión de la junta directiva a mediados de diciembre, alegando que los profesores, que dirigían un club LGBTQ+ durante la hora del almuerzo, “entrenaron” a su hija, que entonces estaba en sexto grado, para que cambiara su identidad de género y utilizara un nombre y pronombres masculinos en la escuela.

Desde entonces, ha cambiado a su hija de colegio, que ha vuelto a utilizar su nombre de nacimiento e identificarse como mujer, y parece ser más feliz además de que ya no muestra signos de disforia de género, según su madre.

Harmeet Dhillon, directora ejecutiva de Center for American Liberty, que representa a Konen y a su hija, declaró a The Epoch Times el 19 de enero que el caso es importante para proteger los derechos de los padres.

“Es terrible lo que le ha ocurrido a esta familia”, dijo Dhillon.

“Los precedentes de la Corte Suprema han dejado claro que los padres tienen un derecho fundamental a dirigir la crianza y la educación de sus hijos, y su derecho les es negado cuando las escuelas guardan secretos a los padres, especialmente en asuntos tan fundamentales como la identidad, el nombre [y] los pronombres de un niño”, dijo.

“Eso es lo que les ocurrió a nuestras clientas. Se trata de una violación de los derechos civiles de los clientes: los padres y el niño. Todos los padres tienen derecho a saber lo que ocurre en la escuela”.

Dhillon acusó al SUSD y a la Escuela Secundaria Buena Vista de adoptar una “política de secreto parental” para no contarle a los padres cierta información relativa a la expresión e identidad de género de los estudiantes.

El caso, Konen vs Distrito Escolar de Spreckels, fue presentado el 19 de enero.

En California, la presentación de una reclamación en virtud de la Ley de Reclamaciones Gubernamentales es un precursor de la presentación de una demanda, por lo que el Estado tiene un par de meses para responder a la reclamación “y resolverla, o si no lo hacen entonces podemos proceder con las demandas”, dijo Dhillon.

Epoch Times Photo
La abogada Harmeet Dhillon, exvicepresidenta del Partido Republicano de California, habla en la Convención Nacional Republicana en Cleveland, Ohio, el 19 de julio de 2016. (Alex Wong/Getty Images)

La demanda alega que la política adoptada por el SUSD “autoriza a los niños menores de edad a tomar decisiones maduras, consecuentes y que pueden alterar su vida —como el género con el que se identifican, el nombre con el que se llaman, los pronombres que usan y las instalaciones de privacidad que utilizan— sin notificar a los padres ni recibir su opinión”.

Las maestras Lori Caldeira, Kelly Baraki y la directora de la escuela, Katelyn Pagaran, son nombrados en la demanda. Al ser menor de edad, se refieren a la hija de Konen solo como “A.G.”.

“A veces, la Sra. Caldiera y la Sra. Baraki introducían y empujaban las identidades LGBT+ en los estudiantes que éstos no aceptaban” y “plantaron la semilla en la mente de A.G. de que era bisexual”, dice la demanda. “Esa idea no se originó en A.G. De hecho, ella no entendía del todo lo que significaba ese término”.

“Sospechamos que lo que le ocurrió a Jessica y a su familia es solo la punta del iceberg”, dijo Dhillon. “Creemos esto está pasando frecuentemente y es algo que debería preocupar a los padres”.

Konen contó su experiencia a The Epoch Times después de que una grabación de audio filtrada de los maestros en una conferencia de la Asociación de Maestros de California (CTA) revelara que Caldeira y Baraki animaban a otros profesores a ocultar a los padres la naturaleza de los clubes de la Alianza Gay-Hetero (GSA).

La conferencia sobre temas LGBTQ+ de la CTA de 2021, “Más allá de lo binario: Identidad e imaginando posibilidades”, se celebró en Palm Springs, California, del 29 al 31 de octubre. Allí, Caldeira y Baraki dirigieron un taller llamado “Cómo manejamos los ‘GSA’ en comunidades conservadoras”, en el que describieron los obstáculos a los que se enfrentaron para ocultar las actividades de los clubes LGBTQ+ a los padres.

En Buena Vista, el club de la GSA —el “Club de la Igualdad”— fue rebautizado como el club “Tú eres tú” o “UBU”, dijo un profesor en el clip de audio obtenido por The Epoch Times.

Los profesores también sugirieron que los padres que se negaran a llamar a sus hijos por los pronombres que ellos eligieran deberían ser arrestados y acusados de abuso infantil, según una fuente que asistió a la conferencia.

En el clip de audio, los profesores hablan de espiar las búsquedas y la actividad online de los estudiantes, así como de escuchar sus conversaciones para identificar y reclutar a estudiantes de sexto grado para estos clubes LGBTQ cuyas listas de miembros se mantienen ocultas a los padres.

“Acechamos totalmente lo que hacían en Google”, dijo uno de los profesores.

Desde entonces, las maestras han sido suspendidas con sueldo a la espera del resultado de la investigación de terceros, según un reciente comunicado del SUSD.

Una declaración previa del superintendente Eric Tarallo, el presidente de la Junta del SUSD, Steve McDougall, y la directora de la Escuela Secundaria Buena Vista, Kate Pagaran, dijo que los maestros estaban usando su licencia personal para dirigir el taller en la conferencia de la CTA y que no se estaban presentando oficialmente en nombre del distrito escolar.

“Muchos de los comentarios y temas expuestos en el artículo son alarmantes, preocupantes y decepcionantes, y no reflejan de ninguna manera las políticas y prácticas del Distrito o del Consejo de Educación”, dice la declaración del 19 de noviembre.

Sin embargo, la CTA y el Departamento de Educación de California han emitido orientaciones a los profesores sobre cómo hablar con los alumnos sobre cuestiones de orientación sexual e identidad de género sin que sus padres lo sepan, dijo Dhillon. “Esa es la política oficial de nuestro gobierno de California”.

Epoch Times Photo
Una foto de archivo de una escuela secundaria en El Segundo, California, el 29 de octubre de 2020. (John Fredricks/The Epoch Times)

Pero California no es el único estado que ha pisoteado los derechos de los padres. Ha ocurrido en muchos otros estados, dijo. “Tienes gobernadores, y otros funcionarios públicos diciendo que los padres no tienen derecho a controlar la educación de sus hijos”.

“Yo, como contribuyente, ciertamente no apruebo que el dinero de mis impuestos se utilice para adoctrinar a niños, por lo demás sanos, con miedos y preguntas sobre su identidad, y ciertamente los padres tampoco aprueban eso. Así que estamos al lado de esas madres, y de todos los padres”, dijo Dhillon.

Celeste Fiehler, subdirectora de ParentUnion.org, instó a más padres a salir y exponer las acciones que los sindicatos de profesores han llevado a cabo para subvertir a los padres.

“Los padres han sido sometidos a engaños”, dijo Fiehler a The Epoch Times.

Fiehler aplaudió a Konen por tener el valor de luchar por su hija y por sus derechos como madre.

“Estoy muy orgullosa de Jessica y de todos los padres que alzan la voz arriesgándolo todo para proteger a los niños”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.