Distrito Escolar de Irvine desafía a Junta del condado exigiendo cubiertas faciales a estudiantes

Por BREANNA HEATH
16 de Julio de 2020
Actualizado: 16 de Julio de 2020

IRVINE, California— La Junta de Educación del Distrito Escolar Unificado de Irvine (IUSD) votó unánimemente el 14 de julio para exigir a los estudiantes que lleven cubiertas faciales cuando las escuelas abran de nuevo, contradiciendo las recomendaciones hechas por la Junta de Educación del Condado de Orange (OCBE) un día antes.

“Estamos siguiendo las pautas que han sido pasadas por agencias expertas en salud”, dijo el superintendente Terry Walker durante la reunión.

Las pautas del IUSD se alinean con las aprobadas por el Departamento de Salud Pública de California y la Agencia de Atención Médica del Condado de Orange, pero contradicen las recomendaciones de la OCBE, las cuales no son vinculantes para los 28 distritos escolares del condado.

La OCBE votó 4 a 1 el 13 de julio para aprobar las directrices que recomiendan no imponer el uso de mascarillas y el distanciamiento social por parte de los estudiantes, diciendo que los niños en edad escolar representan el menor riesgo de COVID-19. Las directrices de la OCBE enfatizan la importancia del aprendizaje en persona, pero los distritos escolares de todo el condado difieren en sus enfoques para la reapertura.

La junta del IUSD recomendó un modelo híbrido que incluye tanto el aprendizaje virtual como el presencial, junto con estrictos protocolos de seguridad mientras los niños están en la escuela. Las pautas ordenan que el personal, los estudiantes y los visitantes deben llevar cubiertas faciales en todo momento, a menos que mantengan una distancia física de 6 pies o más, o cuando beban, coman o participen en el recreo. Los estudiantes con problemas médicos estarían exentos.

La Junta Escolar de Irvine subrayó la importancia del entorno físico del aula y de las directrices de seguridad basadas en “pruebas, no en la política”, pero también reconoció la necesidad de una adaptabilidad continua.

“El panorama va a seguir cambiando, y vamos a tener que adaptarnos rápidamente”, dijo Cassie Parham, una asistente del superintendente del IUSD. “Tenemos que crear modelos que sirvan a nuestros estudiantes y respondan a las necesidades de nuestra comunidad, y apoyen la seguridad de todos los estudiantes y el personal— y eso no es una tarea pequeña”.

La OCBE publicó sus “Recomendaciones para la Reapertura Segura y Efectiva de las Escuelas del Condado de Orange” en una documentación técnica del 13 de julio que incluía aportes de varios expertos médicos.

“Requerir que los niños usen mascarillas durante la escuela no solo es difícil, o imposible de implementar, sino que no está basado en la ciencia. Incluso puede ser perjudicial y por lo tanto no se recomienda”, decía el documento.

La OCBE llamó al aprendizaje a distancia un “fracaso total” que es frustrante para los padres, estudiantes y profesores. La Academia Americana de Pediatría también ha impulsado la reapertura física de las escuelas en todo el país, afirmando que los beneficios de un entorno de clases presenciales sobre la salud física y mental restan importancia en gran medida al riesgo de COVID-19.

Muchos distritos escolares del condado planean ofrecer clases virtuales, a pesar de las preocupaciones de la OCBE. El Distrito Escolar Unificado de Santa Ana se ha comprometido por completo con la educación a distancia para iniciar el próximo año escolar; dos distritos en Fullerton y el Distrito Escolar Unificado de Tustin ofrecerán a los estudiantes la opción de un aprendizaje virtual híbrido o total. Se espera que otros distritos, incluidos los de Anaheim, se decidan pronto.

“Para el modelo híbrido, van a recibir la mayor parte de su instrucción con el profesor”, dijo Walker. En los días de aprendizaje a distancia, el programa del IUSD ofrece abundantes recursos y actividades independientes que han sido organizadas, añadió.

El modelo híbrido también hace “mucho más probable que aquellos estudiantes que están eligiendo un camino completamente en línea puedan comenzar con cuidado a probar para volver a las escuelas”, dijo Walker.

El programa del IUSD también enfatiza los protocolos de limpieza y desinfección. El personal de limpieza está siendo entrenado en los protocolos de limpieza de COVID-19, de acuerdo con las directrices, y se enseñará a los estudiantes cómo moverse con seguridad por las aulas y los pasillos. Casi 100,000 mascarillas están disponibles, y se han pedido más.

El IUSD educa a más de 36,000 estudiantes en los grados K-12, e incluye 24 escuelas primarias, seis escuelas secundarias y seis escuelas preparatorias. Las escuelas del distrito están programadas para reabrir el 20 de agosto.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Ivanka Trump apoya a Goya Foods de origen hispano

TE RECOMENDAMOS