Disturbios estallan en todo Estados Unidos tras incidentes de disparos realizados por la policía

Por Zachary Stieber
17 de Abril de 2021
Actualizado: 17 de Abril de 2021

El viernes por la noche se produjeron manifestaciones en muchas de las principales ciudades de Estados Unidos, algunas de las cuales se convirtieron en disturbios, a raíz de varios incidentes de disparos mortales por parte de la policía.

En Brooklyn Center, donde Daunte Wright, de 20 años, recibió un disparo mortal el 11 de abril tras resistirse a la detención, una marcha pacífica creció tras volver a la sede de la policía, y los agitadores empezaron a intentar derribar las vallas que protegían el edificio y a lanzar proyectiles contra las fuerzas policiales.

Los individuos vestidos con ropa de hockey, máscaras de gas y respiradores, portaban armas como bates de béisbol y atravesaron un hoyo en la valla exterior, lo que provocó que las fuerzas policiales ordenaran la dispersión de la multitud.

La mayoría de los congregados se marcharon, pero los que no lo hicieron fueron arrestados, y más de 100 personas fueron detenidas.

“Quedó gente que tenía la intención de causar destrucción y desorden. Cuando alguien, un grupo de estas personas con máscaras, intenta cortar la valla para entrar en una zona segura, sus intenciones son causar daños al edificio o a los oficiales de policía y a los adjuntos que están dentro de la valla. De nuevo, la violencia no va a ser tolerada por mí o por esta operación. Tenemos que estar en duelo. No necesitamos tener más problemas de destrucción”, dijo David Hutchinson, el sheriff del condado de Hennepin, en una reunión informativa celebrada a primera hora de la mañana del viernes en la ciudad.

Los miembros de la multitud pintaron con spray “Muerte a Estados Unidos” y “ACAB”, un acrónimo antipolicía favorecido por la red de extrema izquierda Antifa.

Epoch Times Photo
La gente se enfrenta a las medidas de control de multitudes de un grupo de policías después de intentar derribar las vallas alrededor del Departamento de Policía de Brooklyn Center, en Brooklyn Center, Minnesota, el 16 de abril de 2021. (Chandan Khanna/AFP vía Getty Images)

“Nada nos gustaría más que todas nuestras protestas fueran pacíficas. No es justo para los que protestan pacíficamente cuando llegan los violentos. Si van a cometer actos violentos, preferiríamos que no lo hicieran en Brooklyn Center, porque no es justo para los ciudadanos. Ya tienen bastante con lo que está pasando ahora”, añadió Tony Gruenig, jefe de policía interino de Brooklyn Center.

En Portland, los alborotadores rompieron los escaparates de varios comercios, como Nordstrom y Nike, e incendiaron un local de Apple, después de que la policía disparara y matara a un hombre en un parque cercano.

Los policías se apresuraron a acudir al lugar de los hechos para llevar a cabo detenciones selectivas, con lo que los recursos de las fuerzas policiales quedaron una vez más sobrecargados.

La Oficina de Policía de Portland tuvo que dejar pendientes las llamadas de servicio, incluso por robos y un atropello, dijo la oficina en un resumen del incidente. A las 10:49 p.m., 79 llamadas estaban en espera.

Cuatro personas fueron detenidas, aunque una de ellas fue liberada rápidamente de la cárcel. Los bomberos sofocaron los incendios, pero aún no se conoce el alcance de los daños.

“Nadie tiene derecho a romper ventanas, provocar incendios o atacar a los agentes de policía. Si decide participar en este tipo de actividades delictivas, puede esperar ser arrestado y procesado”, dijo Chris Davis, subjefe de la policía de Portland, en un comunicado.

“Nada de esta destrucción de esta noche tiene que ver con el importante trabajo de justicia racial y reconciliación que nuestra comunidad y nuestra nación necesitan en este momento crítico de nuestra historia”.

La policía de Portland y los bomberos responden a un incendio de una estructura, provocado por los manifestantes después de que la policía disparara a un indigente el 17 de abril de 2021 en Portland, Oregón. (Nathan Howard/Getty Images)

Una multitud de entre 250 y 300 manifestantes agredieron tanto a un miembro de la comunidad como a un oficial de policía, rompieron escaparates, pintaron edificios con spray y prendieron fuego a un coche en Oakland, California, según informaron las autoridades del lugar.

No se produjeron detenciones ni se emitieron citaciones.

Los manifestantes estaban disgustados por el disparo que recibió Wright, así como por otro reciente incidente policial en California, el de Tyrell Wilson.

Kim Potter, la expolicía que disparó contra Wright, fue acusada esta semana de homicidio en segundo grado. Andrew Hall, el policía de Danville que disparó y mató a Wilson cuando éste se negó a soltar un cuchillo que llevaba en la mano en marzo, fue demandado esta semana por la familia de Wilson.

Un representante del sindicato policial de Minnesota ha dicho que Wright seguiría vivo si hubiera cumplido las órdenes de la policía, mientras que un representante del sindicato de Illinois calificó de justificado el disparo mortal de Adam Toledo, un niño de 13 años que recibió un disparo de un oficial el 29 de marzo después de evadir a la policía.

En Chicago, los manifestantes se reunieron el viernes para hablar sobre el disparo a Toledo.

“La rabia se siente más profunda ahora que hace 24 horas o al comienzo de la semana”, dijo Julie Wilson, una de las manifestantes, a CBS Chicago.

La multitud de aproximadamente 1000 personas se enfrentó a los oficiales de policía que llegaron para dispersarlos del parque de Logan Square. Se desconoce si se realizaron detenciones.

También hubo manifestaciones en Raleigh, Carolina del Norte, y en Washington.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Sigs a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS