Aliados de Fauci engañaron al ejército de EE.UU. sobre investigación de coronavirus, según documentos

Por Zachary Stieber
19 de Diciembre de 2023 3:21 PM Actualizado: 19 de Diciembre de 2023 7:39 PM

Dos aliados del Dr. Anthony Fauci planearon ocultar la participación de China en investigaciones arriesgadas, según documentos recientemente divulgados.

El Dr. Peter Daszak, de la organización sin fines de lucro EcoHealth Alliance, y Ralph Baric, un científico radicado en Carolina del Norte, conspiraron para ocultarle al ejército estadounidense planes para llevar a cabo experimentos en Wuhan, China, según muestran documentos.

El Dr. Daszak, el Sr. Baric y los científicos chinos escribieron una propuesta de subvención llamada Proyecto DEFUSE que esbozaba ideas para tomar virus de murciélagos, aplicarles ingeniería inversa y agregarles funciones. Presentaron la propuesta a la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) del ejército estadounidense en 2018. La propuesta decía que algunos de los experimentos más riesgosos se llevarían a cabo en el laboratorio de Baric, en Chapel Hill, u otra instalación estadounidense.

Pero los comentarios hechos sobre un borrador de propuesta, obtenido y publicado por la organización sin fines de lucro U.S. Right to Know, muestran que los científicos admiten que algunos de esos experimentos probablemente se llevarían a cabo en China.

“Si ganamos este contrato, no propongo que todo este trabajo sea necesariamente realizado por Ralph, pero sí quiero enfatizar el lado estadounidense de esta propuesta para que DARPA se sienta cómodo con nuestro equipo”, escribió el Dr. Daszak en un comentario. “Una vez que obtengamos los fondos, podremos asignar quién hace qué trabajo exacto, y creo que muchos de estos ensayos también se pueden realizar en Wuhan”.

En otro comentario dijo: “Estoy tratando de restar importancia al enfoque no estadounidense de esta propuesta para que DARPA no lo vea como algo negativo”.

Baric dijo por separado que realizar experimentos en laboratorios de nivel dos de bioseguridad en China los haría “rentables en relación con otros sistemas de virus de murciélagos”, que requerían experimentos en laboratorios de nivel cuatro de bioseguridad. Señaló que en Estados Unidos los experimentos se realizarían en instalaciones de nivel tres de bioseguridad. Baric dijo que los investigadores estadounidenses “probablemente se asustarían” si supieran que los experimentos se realizarían en China.

La propuesta final decía que el trabajo se llevaría a cabo bajo condiciones de nivel tres de bioseguridad. Un borrador anterior decía que se haría bajo condiciones de nivel dos de bioseguridad.

El Dr. Daszak, el Sr. Baric y DARPA no respondieron a las solicitudes de comentarios. El Dr. Fauci no respondió una consulta enviada a la Universidad de Georgetown, donde trabaja después de dejar el gobierno de Estados Unidos.

Incluso con los cambios, DARPA finalmente rechazó la propuesta, expresando su preocupación de que agregar características a los coronavirus pudiera crear un virus peligroso, según los archivos obtenidos por el Equipo de Búsqueda Autónoma Radical Descentralizada que Investiga el COVID-19.

La organización sin fines de lucro Biosafety Now, que trabaja para mejorar la seguridad de la investigación, dijo que los nuevos documentos “confirman las críticas y preocupaciones previamente expresadas sobre el trabajo propuesto en el proyecto DEFUSE, contradicen las respuestas de los participantes en el proyecto DEFUSE a esas críticas e inquietudes, y subrayan la necesidad para garantizar que esto no vuelva a suceder impidiendo a los participantes en el proyecto DEFUSE recibir financiación federal de EE.UU. en el futuro”.

“Estas revelaciones son importantes porque estos experimentos específicos podrían, muy plausiblemente, haber conducido a la ingeniería genética y la liberación accidental del SARS-CoV-2”, dijo Justin Kinney, cofundador del grupo, a U.S. Right to Know. Es muy preocupante que Daszak y Baric parezcan haber considerado legítimo trasladar experimentos de alto riesgo de BSL-3 a BSL-2. También es preocupante que parezcan haber considerado hacerlo en secreto, en lugar de revelar este importante cambio de método experimental y precauciones de bioseguridad en su propuesta de subvención”.

EcoHealth dijo en un breve comunicado que, si DARPA hubiera financiado la propuesta, “el trabajo habría estado sujeto a una revisión más detallada, con solicitudes de información detallada sobre aspectos importantes del trabajo planificado, como ocurre con todas las propuestas de subvenciones federales”.

Como parte de esa revisión, se habría considerado “la posibilidad de que instituciones extranjeras llevaran a cabo aspectos específicos del trabajo propuesto”, dijo el grupo.

El Dr. Daszak había dicho anteriormente en público que todo el trabajo del proyecto debía realizarse en Estados Unidos, no en China.

“Esta sección de la propuesta fue escrita por colaboradores de la UNC en Estados Unidos, donde se habría llevado a cabo el trabajo”, dijo el Dr. Daszak a la revista Science en marzo.

Jon Cohen, el reportero de la historia, dijo que el artículo no se actualizaría en este momento.

“La comunicación entre Daszak y Baric indica que podrían realizarse más experimentos en el WIV que en la propuesta. No dice cuáles”, le dijo Cohen a The Epoch Times por correo electrónico. “Lo que [U.S. Right to Know] no explica es que se propusieron muchos experimentos en DEFUSE, y el que está en cuestión aquí era un subconjunto de varios que la UNC tenía previsto realizar. Sin saber qué experimentos podrían cambiar a WIV, su [ sic] especulación de que sería ese”.

El comentario del Dr. Daszak destacó una parte del borrador que decía que Baric aplicaría ingeniería inversa a las proteínas de pico en su laboratorio para realizar ensayos de unión al ACE2 humano, un tipo de receptor humano. “Las proteínas que se unen luego se insertarán en la columna vertebral del SARS-CoV y se inocularán en ratones humanizados para evaluar su capacidad de causar enfermedades similares al SARS y su capacidad para ser bloqueadas mediante terapias monoclonales o vacunas contra el SARS-CoV”, decía una parte.

SARS es la abreviatura de síndrome respiratorio agudo severo. El virus que causa el COVID-19 se conoce como SARS-CoV-2.

La propuesta final dice que los científicos chinos recolectarán los virus de los murciélagos, pero que dependerá del equipo del laboratorio del Sr. Baric “realizar ingeniería inversa en las proteínas de pico de una gran muestra de virus de alto y bajo riesgo para una mayor caracterización”. El equipo de Baric tomaría proteínas de pico que se unen a ACE2, las insertaría en la columna vertebral del coronavirus y las inocularía en ratones humanizados “para evaluar la capacidad de causar enfermedades similares al SARS, la eficacia de las terapias monoclonales… o las vacunas”.

Linfa Wang, un ciudadano chino que es profesor en la Facultad de Medicina Duke-NUS y que también estaba dispuesto a trabajar en el Proyecto DEFUSE, también ha dicho en público que los arriesgados experimentos se realizarían en Carolina del Norte. El Sr. Wang no ha respondido a las preguntas.

El Dr. Daszak también ha dicho que el trabajo nunca se llevó a cabo ya que la financiación no fue aprobada, pero los científicos de Wuhan, con dinero de los contribuyentes estadounidenses canalizados hacia ellos por EcoHealth Alliance, sí llevaron a cabo experimentos de ganancia de función, según muestran los documentos publicados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Wuhan es la ciudad china en la que aparecieron los primeros casos de COVID-19 en 2019.

El Dr. Daszak también escribió en un correo electrónico obtenido por U.S. Right to Know que el trabajo para un proyecto que había recibido dinero estadounidense “continuaría… sin financiación por ahora” después de que las autoridades estadounidenses suspendieran la financiación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.