Documentos filtrados revelan la corrupción del gobierno chino y la incompetencia de los burócratas

Por Nicole Hao
17 de Enero de 2021 4:11 PM Actualizado: 17 de Enero de 2021 4:11 PM

Los documentos internos del gobierno de Mongolia Interior revelaron que los burócratas locales eran incompetentes y corruptos.

El gobierno de la ciudad de Hulunbuir organizó diez equipos de inspección compuestos por altos funcionarios para investigar diferentes departamentos y órganos gubernamentales desde fines de marzo hasta fines de mayo.

Posteriormente, los equipos de inspección terminaron 11 informes y los enviaron al gobierno municipal. Una fuente confiable compartió estos informes con The Epoch Times recientemente.

Los equipos de inspección informaron que cada oficina gubernamental gastó grandes sumas de dinero sin un proceso de decisión adecuado desde 2013. Algunos departamentos no mantuvieron registros adecuados de sus activos. Los funcionarios también gastaron dinero del gobierno para sus viajes personales y otros gastos, revelaron los informes.

Documentos sin destruir

En mayo, el gobierno central consideró que todos los datos relacionados con COVID-19 fueran secretos de estado.

Se pidió al gobierno de Hulunbuir que destruyera ciertos documentos, pero el equipo de inspección descubrió que la oficina gubernamental a cargo de la tarea no podía hacerlo de manera efectiva.

“Las máquinas [trituradoras de papel] son ​​muy lentas (…) es muy probable que los documentos secretos se filtren cuando la oficina los transporte. Hay toneladas de documentos secretos relacionados con la epidemia de coronavirus que debían ser destruidos, pero no lo fueron. Se guardaron en almacenamiento”, indica el informe.

El informe interno del gobierno de Hulunbuir informó que “decenas de toneladas” de documentos relacionados con la pandemia no fueron destruidas como lo solicitó el gobierno central. (Proporcionado a The Epoch Times por persona con información privilegiada)

Las minas de carbón

Mongolia Interior es una de las regiones de producción de carbón más grandes de China. Los informes de inspección criticaron que las minas de carbón en Hulunbuir no continuaran con los requisitos de control de contaminación y protección del medio ambiente.

Además, debido a que las minas de carbón no prestaron atención a la seguridad de la producción, al menos 54 personas murieron en accidentes mineros desde 2000, según los informes.

Luego de inspeccionar las minas de carbón privadas y estatales en la ciudad de Manzhouli, Chen Barag Banner y el distrito de Jalainur, un equipo descubrió que “partes clave de muchos documentos importantes se perdieron selectivamente”.

Estos documentos incluyen documentos relacionados con la protección del medio ambiente; documentos archivados sobre minas pequeñas, las cuales fueron cerradas y fusionadas con minas de gran tamaño de acuerdo con un mandato del gobierno central; y registros que muestran la aprobación del gobierno para que las empresas desarrollen minas.

El informe señaló que los documentos probablemente se perdieron debido a la “corrupción e incompetencia burocrática”.

“Los funcionarios firmaron contratos falsos para dar permiso a empresas privadas para desarrollar minas sin antes realizar una evaluación (…) los funcionarios se unieron a los empresarios para engañar a la propiedad estatal”, indica el informe.

En un caso, los funcionarios afirmaron que los recursos de tres minas se agotaron, pero las minas continuaron la producción en los años siguientes. El equipo de inspección sospechó que los funcionarios hicieron intencionalmente el reclamo equivocado y, a cambio, recibieron beneficios de la empresa minera. Debido a que toda la tierra es propiedad del gobierno en China, las empresas generalmente deben pagar la comisión al gobierno local y los impuestos por su producción minera.

El informe interno del gobierno de Hulunbuir enumeró los documentos clave que se perdieron o desaparecieron. (Proporcionado a The Epoch Times por persona con información privilegiada)

Mitigación de la pobreza

Siguiendo la política de “alivio de la pobreza” de Beijing, la cual brinda asistencia financiera a las personas que viven por debajo del umbral de pobreza designada por el gobierno, la sucursal de Hulunbuir de la Cruz Roja China asignó donaciones a 3297 ciudadanos pobres desde 2013, según un documento. La Cruz Roja China, a diferencia de sus contrapartes internacionales, está financiada y gestionada directamente por el régimen chino.

Sin embargo, un equipo de inspección descubrió que 2619 fueron en realidad dirigidos a funcionarios del gobierno que tenían ingresos por encima de la línea de pobreza. Solo 373 personas que recibieron donaciones eran realmente pobres, según el informe.

El informe enfatizaba que había mucha gente pobre viviendo en Hulunbuir, pero la Cruz Roja local no les distribuyó adecuadamente las donaciones.

El informe interno del gobierno de Hulunbuir informó que las autoridades solicitaron la construcción de un gran número de refugios antiaéreos, sin embargo la mayoría no se terminaron. (Proporcionado a The Epoch Times por persona con por información privilegiada)

Proyecto Redadas Aéreas

Muchos chinos construyeron redadas aéreas entre mediados y fines de la década de 1960 durante el fervor belicista del líder del Partido, Mao Zedong, respecto a un posible conflicto con Estados Unidos.

Los gobiernos municipales han ordenado a cada complejo residencial y aldea que construya sus propios refugios antiaéreos.

Dos equipos de inspección visitaron proyectos de redadas aéreas por toda la ciudad.

Descubrieron que pocos de los proyectos en Hulunbuir fueron terminados. Además, los proyectos terminados no estaban calificados para defenderse de los ataques aéreos.

El gobierno local había pagado subsidios a los promotores inmobiliarios para la construcción de los refugios.

Sin embargo, muchos desarrolladores construyeron refugios en estacionamientos subterráneos, los cuales no pueden defenderse adecuadamente de los ataques aéreos. Por ejemplo, se suponía que el centro comercial Zhongrun en el área de Ewenki Autonomous Banner construiría un refugio con un tamaño de 3300 metros cuadrados (35,521 pies cuadrados). Sin embargo, los funcionarios aprobaron el espacio para 4200 metros cuadrados (45,208 pies cuadrados) y el desarrollador posteriormente construyó el refugio en los estacionamientos, según un informe.

Un camino agrícola conduce a los establos de vacas en Tuanjiecun, Hulunbuir, China, el 3 de mayo de 2019. (Betsy Joles/Getty Images)

En algunos casos, los gobiernos locales cobraron tarifas a los desarrolladores de apartamentos residenciales y luego las aprobaron para construir los refugios—sin embargo, en realidad no los construyeron.

En total, el uso indebido de los presupuestos de refugios antiaéreos del gobierno superó los 300 millones de yuanes (43.9 millones de dólares), según los informes, indicando que es probablemente que estos casos estuvieran relacionados con la corrupción local.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubra

La cronología del encubrimiento del COVID-19 hecho por el régimen chino

po

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.