Toda información sobre el virus se considera secreto de estado en China, según documento clasificado

Por Nicole Hao
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

Documentos clasificados del gobierno chino obtenidos recientemente por The Epoch Times muestran que las autoridades chinas están tratando toda la información relacionada con el virus del PCCh como “secretos de estado” y han prohibido a los funcionarios exponerlos al público.

Irónicamente, el medio de comunicación estatal chino Xinhua, portavoz del gobierno central, comentó el 8 de febrero: “Innumerables experiencias históricas sobre la prevención de enfermedades infecciosas han demostrado que compartir información epidémica con el público es como un rayo de sol que puede matar el virus. Entonces, la medicina más efectiva es publicar toda la información”.

Documento filtrado

Nanning es la capital de la región suroeste de Guangxi. La ciudad tiene siete distritos y cinco condados, con una población de aproximadamente 7.25 millones.

The Epoch Times obtuvo una copia de un documento del gobierno de la ciudad de Nanning con fecha del 13 de febrero marcado como “clasificado”. El documento establecía requisitos para todos los equipos del gobierno local dentro de los gobiernos del distrito y del condado en Nanning que se establecieron para tratar el virus.

Otro documento de la provincia de Heilongjiang al norte de China también mencionó que los documentos relacionados con la pandemia debían ser tratados como top secret, lo cual significa que otros gobiernos locales en China probablemente recibieron avisos similares.

“Durante el período de lucha contra el virus, todo tipo de documentos urgentes, avisos urgentes, eventos urgentes (…) información confidencial compartida internamente y cualquier información que los líderes [del gobierno] no hayan aprobado divulgar al público” se consideraría como secreto de estado, de acuerdo con el documento.

Según el gobierno de la ciudad, estos “secretos de estado” relacionados con la pandemia están protegidos por la “ley de protección de secretos de estado” publicada el 29 de abril de 2010.

De acuerdo con la ley, siete tipos de información se tratan como secretos de estado: los relacionados con decisiones políticas importantes sobre asuntos estatales, defensa nacional, actividades diplomáticas, desarrollo económico nacional, ciencia y tecnología, seguridad del estado, etc.

El documento no explicaba cómo la información pandémica puede considerarse “secreto de estado”, pero detallaba cómo mantener dicha información confidencial.

Medidas

El documento dice que todos los funcionarios deben preparar, editar y guardar los “secretos de estado” relacionados con los virus solo en computadoras o celulares que no estén conectados a Internet.

Todos los documentos relacionados con el virus solo se pueden transferir por correo postal. Todo el personal tiene prohibido tomar fotos de estos documentos y compartir estas fotos.

Ningún funcionario puede hablar sobre dicha información durante llamadas telefónicas, mensajes de texto o cualquier otro canal de comunicación basado en Internet. También se les prohíbe mencionar la información en su hogar.

Los funcionarios no pueden llevar documentos, computadoras, discos duros externos ni otros medios de almacenamiento móviles relacionados con el virus a sus hogares o a lugares públicos.

Todos estos documentos deben procesarse en las oficinas de los edificios gubernamentales, con todas las ventanas cerradas. De acuerdo con el aviso, cuando los funcionarios necesiten abrir la ventana de la oficina, el personal relacionado debe prestar atención a la seguridad.

Cuando cada nivel de gobierno organice reuniones relacionadas con la pandemia, el personal también debe mantener todas las ventanas cerradas. El documento señala que si la reunión dura mucho tiempo y los participantes necesitan tomar aire fresco, el personal puede abrir las ventanas pero debe asegurarse de que no se filtren los secretos.

Sin un permiso del gobierno de la ciudad, ningún funcionario o empleado del gobierno, personal médico de los hospitales o personal relacionado puede aceptar entrevistas con los medios.

Cualquier información que haya sido aprobada para hacerse pública debe publicarse de acuerdo con las órdenes del gobierno de la ciudad.

Los informes anteriores de The Epoch Times documentaron la falta de transparencia de las autoridades chinas en torno al virus. En las etapas iniciales del brote, el régimen chino minimizó el riesgo de la transmisión de persona a persona en público, mientras que documentos internos del gobierno mostraban que las autoridades estaban luchando por contener la propagación del virus.

Asimismo, las autoridades locales no han reportado las cifras reales de casos con el virus, manteniendo internamente los resultados de los diagnósticos que difieren de los datos publicados oficialmente.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

Trump cortará los fondos a la OMS si el organismo no muestra independencia de China | China en Foco

TE RECOMENDAMOS