El dolor de oído de una mujer resulta ser una araña que ha estado viviendo ahí adentro

Por Catherine Bolton - La Gran Época
02 de Julio de 2019 Actualizado: 03 de Julio de 2019

La mayoría de las personas no tratan los dolores de cabeza como algo particularmente importante, eligiendo tomar un analgésico o tomar una taza de café antes de cruzar los dedos y esperar que desaparezca por sí solo.

Sin embargo, para una mujer en la India, una visita al médico reveló que su dolor de cabeza vespertino era algo más que una falta de sueño o no beber suficiente agua y que la verdadera causa de su dolorosa afección podría provocarle escalofríos durante un tiempo.

Una mujer llamada “Lekshmi L”, en Karnataka, India, decidió que quería una opinión médica cuando su dolor de cabeza persistente comenzó a asociarse con “agudo dolor de oído seguido de dolores intensos”.

Una tarde, se había quedado dormida afuera y se había despertado con el dolor de cabeza, que comenzó a empeorar a medida que avanzaba el día. Y aunque sus intentos de revisarse la oreja con el dedo o con una linterna no rindieron mucho, el dolor finalmente se volvió demasiado, y decidió ir al hospital.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Stefano Garau/Shutterstock)

Se podría suponer que sufría de una infección de oído particularmente dolorosa o incluso de un tumor. Y el Dr. Santosh Shivaswarmy, el otorrinolaringólogo que la atendió, dijo que ha tenido muchos pacientes que vienen a hacerse exámenes sólo para que él descubra objetos alojados en sus canales auditivos.

En el caso de Lekshmi, sin embargo, el Dr. Shivaswarmy descubrió algo en su oído que nunca antes había visto: una araña.

En una entrevista con The Indian Express, Lekshmi explicó que se había sentido aterrorizada cuando “sintió que algo se arrastraba” en su oído. Pero mientras los nervios en el canal auditivo de un individuo a veces pueden hacer sentir como si algo se estuviera moviendo cuando no hay nada, este no era el caso; sin duda, una criatura de ocho patas salió arrastrándose después de haber hecho su hogar dentro de su oído, para su horror.

“Estaba aterrorizada porque podía sentir el movimiento de una criatura en mi oído”, dijo. “El agudo dolor de oído seguido de dolores punzantes me asfixió. No podía pensar en nada y me quedé petrificada cuando el doctor confirmó la presencia de una araña en mi oreja”.

En última instancia, la situación no es del todo inimaginable. Las arañas tienden a preferir espacios oscuros, cálidos y a menudo húmedos para hacer sus hogares, y un oído hipotéticamente cumple con los requisitos.

Mientras que eso puede dejarte ansioso por el más mínimo cosquilleo en tu canal auditivo, la probabilidad de que una araña acabe acampando ahí es muy pequeña.

Una historia viral similar contó un hombre en Missouri, que afirmaba que una araña se le había metido en la oreja mientras nadaba en el lago de los Ozarks. Resultó que el hombre era en realidad un diseñador gráfico que había añadido digitalmente una araña a un vídeo de su oreja para hacer una broma rápida.

Los insectos que se arrastran hasta el oído no son tan comunes y en su mayor parte sacarlos es relativamente fácil. Sin embargo, este es el tipo de historia que la mayoría de la gente espera no experimentar nunca en persona.

Momentos como estos cuando los soldados ven a sus hijos de nuevo son muy conmovedores

¿Te gustó este artículo?  Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS