Dos altos funcionarios fueron despedidos días después de la quinta sesión plenaria del PCCh

Por Frank Yue
02 de Noviembre de 2020
Actualizado: 02 de Noviembre de 2020

La campaña anticorrupción de China atrapó sus primeros objetivos importantes después de que la quinta sesión plenaria del Partido Comunista Chino concluyera la semana pasada.

El 1 de noviembre, los dos organismos de vigilancia anticorrupción del Partido, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCDI) y la Comisión Nacional de Supervisión, emitieron un aviso anunciando que Tong Daochi, miembro del Comité Permanente de la provincia de Hainan y jefe del Partido en la ciudad de Sanya, había sido puesto bajo investigación por presuntas “graves violaciones de las normas y leyes disciplinarias del Partido”. Esta frase es un eufemismo muy utilizado para los cargos relacionados con la corrupción.

En particular, Tong había prestado servicios en la Comisión Reguladora de Valores de China durante 14 años, ocupando diversos cargos.

Un día después, la CCDI de Jilin anunció que se estaba investigando a Gao Cailin, vicesecretario del gobierno provincial de Jilin.

Según los medios de comunicación estatales, Gao se incorporó al banco central de China, el Banco Popular de China, en 1997. Fue ascendiendo en el escalafón y finalmente llegó a la sucursal del banco en Shangai. En 2010, Gao fue transferido a Jilin, donde trabajó como director de la oficina del Grupo de Liderazgo de Trabajo Financiero de la provincia durante cinco años.

Según un informe de avisos emitidos por las agencias locales de anticorrupción, en octubre, al menos 11 ejecutivos y funcionarios que trabajaban en funciones financieras fueron puestos bajo investigación.

Entre ellos se encuentran presidentes de bancos privados y estatales como el Industrial and Commercial Bank of China, el Bo’ai Rural Commercial Bank Co. y el CITIC Bank. Todos ellos eran también jefes de las organizaciones partidarias de sus respectivos bancos.

En China, casi todas las grandes empresas, públicas o privadas, están obligadas a establecer unidades del Partido.

La razón por la que el Partido tenía como objetivo a los miembros relacionados con las finanzas fue sugerida en un artículo reciente publicado en la revista bimensual del Partido sobre la idelogía comunista, Qiushi.

El 16 de agosto, Guo Shuqing, jefe de la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China, escribió un artículo titulado “Una tarea difícil: Luchar contra los riesgos financieros de China”.

Guo Shuqing, presidente de la Comisión Reguladora Bancaria de China, responde a las preguntas de los medios de comunicación en Beijing el 8 de marzo de 2015, entonces como jefe del regulador de valores del país. (Feng Li/Getty Images)

En el artículo, Guo admitió que la oferta y la demanda de China, así como sus mercados internos y externos, se verían sometidos a una presión simultánea durante un largo período de tiempo en el futuro. Él creía que el sistema financiero de China definitivamente se encontraría con enormes desafíos.

Guo predijo que el índice de apalancamiento general y el índice de apalancamiento subsectorial se recuperaría significativamente este año. Las deudas incobrables en las instituciones financieras también podrían aumentar sustancialmente.

Es inevitable, advirtió, que la calidad de los activos se deteriore doblemente debido a los 2.7 billones de yuanes (403,500 millones de dólares) de préstamos improductivos de la industria bancaria que se formarán en 2019, junto con la recesión económica como resultado de la pandemia COVID-19.

Los “bancos en la sombra“, de alto riesgo y estructuralmente complicados, también son propensos a volver, añadió.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El PCCh influye en el 40% de las adquisiciones de empresas europeas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS