Dos tercios de los portadores de virus en China no fueron detectados por países, según estimaciones de nuevo estudio

Por Cathy He
21 de Febrero de 2020
Actualizado: 21 de Febrero de 2020

Un nuevo estudio estima que dos tercios de los casos de coronavirus exportados desde China continental permanecen sin ser detectados en todo el mundo.

En menos de dos meses, el virus se ha extendido a 29 regiones y países fuera de China continental, con un total de más de 1,000 casos confirmados.

Sin embargo, un estudio realizado el 21 de febrero (pdf) por investigadores del Imperial College de Londres, que colabora con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el modelado de enfermedades infecciosas, analizó los datos de vuelo del epicentro del virus de la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, y encontró que “algunos países han detectado significativamente menos de lo que se esperaba en función del volumen de pasajeros de vuelos que llegan desde Wuhan”.

Los investigadores descubrieron que países como Singapur, Finlandia, Nepal, Bélgica, Suecia, India, Sri Lanka y Canadá, han sido más efectivos en sus esfuerzos de detección de virus. Después de tener en cuenta el tráfico aéreo de estos países desde China, parecen haber detectado relativamente más casos del virus transportado por personas de China continental, dijeron los investigadores.

Utilizando Singapur como punto de referencia, los investigadores estimaron que probablemente se exportaron 426 casos del virus desde China continental, en oposición a los casos locales de contagio de persona a persona, lo que les llevó a concluir que “dos tercios mundiales de casos de COVID- 19 exportados de China continental no han sido recogidos por los programas de vigilancia”, dijo el coautor del estudio Christl Donnelly en un comunicado de prensa. A nivel mundial, el total actual confirmado de casos de virus exportados desde China continental es 156.

Potencialmente, esto deja sin control las fuentes de transmisión de persona a persona en todo el mundo, concluyó el estudio.

“Estamos comenzando a ver más casos reportados de países y regiones fuera de China continental sin antecedentes de viaje conocidos o enlaces a la ciudad de Wuhan”, dijo el coautor Natsuko Imai. “Nuestro análisis (…) demuestra la importancia de la vigilancia y la detección de casos para que los países puedan contener con éxito la epidemia”.

Las autoridades chinas bloquearon a Wuhan el 23 de enero, un momento en que muchos expertos dijeron que era demasiado tarde para detener la propagación de la enfermedad. Antes de eso, 5 millones de residentes ya habían abandonado la ciudad, sirviendo como posibles portadores del virus a otras ciudades y en todo el mundo.

Desde entonces, docenas de países han promulgado restricciones de viaje y medidas para detectar la enfermedad entre los pasajeros que llegan de China continental.

Estados Unidos ha prohibido a los extranjeros que han visitado China durante los últimos 14 días ingresar al país. Las medidas de detección y cuarentena se aplican a los ciudadanos estadounidenses, residentes y sus familiares que han estado en China dentro de los 14 días.

Fuera de China, Corea del Sur tiene más infecciones confirmadas con 204 casos. En los Estados Unidos, 34 pacientes han dado positivo con el virus.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS