Dow Jones baja 1000 puntos y los bonos llegan a mínimos históricos

Wall Street se vuelve rojo nuevamente mientras los inversores huyen de las acciones y buscan activos refugio en medio de la volatilidad del mercado en curso

Por Tom Ozimek
05 de Marzo de 2020 9:52 PM Actualizado: 05 de Marzo de 2020 9:52 PM

Como un signo de continua volatilidad del mercado, las pérdidas de Wall Street se profundizaron y Dow Jones Industrials perdió 1000 puntos en las operaciones de la tarde del jueves, mientras el número de muertes por coronavirus en Estados Unidos aumentaba a 11 y las acciones relacionadas con los viajes recibieron un severo golpe.

Los inversores abandonaron las acciones y se precipitaron a los refugios seguros, impulsando los precios del oro en un 1,8 por ciento y empujando el rendimiento en el punto de referencia del Tesoro de EE.UU. de 10 años a un nuevo mínimo histórico.

“Con los bonos en alza y los rendimientos en mínimos históricos, la preocupación es que se produzca algún tipo de desaceleración económica y que pueda ser peor que la que se tuvo en cuenta inicialmente”, dijo Andre Bakhos, director general de New Vines Capital LLC en Bernardsville, Nueva Jersey.

Mientras tanto, los gigantes tecnológicos Google, Amazon, Facebook y Microsoft recomendaron a sus empleados en Seattle trabajar desde la casa.

La primera muerte relacionada con un virus fuera del estado de Washington se registró en California y las autoridades declararon estado de emergencia.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años en EE.UU. cayeron a un nuevo mínimo intradía, lo que indica la preocupación de los inversores el 5 de marzo de 2020. (Cortesía de TradingView)

“Exceso de optimismo” vs. “exceso de pesimismo”

Después de aumentar un 4 por ciento el miércoles, todos los índices principales bursátiles de Wall Street se pusieron en rojos en más de un 3 por ciento intradía el jueves, mientras los regímenes de duelo de estímulo del banco central y los temores del coronavirus continúan enfrentando el “exceso de optimismo” con el “exceso de pesimismo”.

“Las constantes inyecciones de liquidez y las bajas tasas generan un exceso de optimismo en los titulares monetarios y un exceso de pesimismo en las preocupaciones sobre la epidemia”, dijo el economista Daniel Lacalle a The Epoch Times en una declaración por correo electrónico.

“La volatilidad del mercado es una función directa de la respuesta equivocada de los bancos centrales al coronavirus”, argumentó Lacalle, quien escribió sobre el lado negativo de las intervenciones de los bancos centrales en un libro llamado Escape de la Trampa del Banco Central.

El llamado “medidor del miedo” de Wall Street, o el índice de volatilidad VIX, tuvo un pico de más del 24 por ciento en el intradía del jueves, muy por encima de su umbral de línea roja de 31, por encima del cual los mercados son vistos como atrapados por niveles extremos de incertidumbre y miedo.

“Cuando miras los regímenes de volatilidad, una vez que superas el 31 en el VIX, tienes un entorno no comprobable. (…) No existe una valoración como catalizador”, explicó el CEO de Hedgeye, Keith McCullough, en el episodio del 28 de febrero de “The Macro Show”.

“Si mi señal de mercado no sube de 31 en el VIX, no compraría ninguna cosa en este ‘dip’ porque no es un ‘dip'”, añadió McCullough.

El “medidor de miedo” de Wall Street, o la medida de volatilidad VIX, se disparó a más de 40 intradía el 5 de marzo de 2020. (Cortesía de TradingView)

“Los mercados están impulsados por la codicia y el miedo y es evidente que el miedo ha superado a la codicia como motivación subyacente”, dijo Robert Johnson, profesor de finanzas de la Escuela de Negocios Heider, de la Universidad de Creighton.

“Hasta que tengamos alguna claridad sobre el alcance y la probable duración del brote de coronavirus, seguiremos siendo testigos de salvajes cambios en los mercados”, dijo Johnson a The Epoch Times en una declaración por correo electrónico.

“La volatilidad podría estar aquí para quedarse”

La Reserva Federal anunció el martes un recorte de 50 puntos básicos en la tasa de interés, que primero fue recibido con entusiasmo por los inversionistas, pero rápidamente fue seguido por la venta en medio de preocupaciones de que el Banco Central estaba actuando con malas noticias que los mercados no conocían.

“Ningún dato económico publicado en la última semana justificaría un recorte de tasas no programado y mucho menos el mayor recorte de tasas desde la crisis financiera”, según Allen Sukholitsky, jefe de macroestrategia de Xallarap Advisory.

Sukholitsky argumentó que la caída del mercado de valores de la semana pasada fue una corrección normal que “estuvo bien dentro de los promedios históricos” pero que el recorte de la tasa de la Reserva Federal en lugar de tranquilizar a los inversores los asustó como para que dejaran las acciones y se refugiaran en la seguridad de los bonos “porque sienten la inconsistencia entre este recorte de la tasa y la declaración de la Reserva Federal de que ‘los fundamentos de la economía de los EE.UU. siguen siendo fuertes'”.

Lacalle dijo que los inversores deberían esperar que el tipo de grandes cambios en el mercado que se han dado en los últimos días persistan.

“Los bancos centrales han suprimido la volatilidad durante muchos años y ahora los próximos movimientos políticos están generando rendimientos decrecientes, por lo que en mi opinión la volatilidad puede estar aquí para quedarse porque los bancos centrales han agotado las herramientas de represión financiera tratando de disfrazar el riesgo”, añadió.

Reuters contribuyó a este informe.

Descubra

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.