Dueño de restaurante que una vez vivió en la calle reparte comida gratis para la gente sin hogar

Por La Gran Época
04 de Abril de 2019 Actualizado: 04 de Abril de 2019

En lugar de tirar los restos de comida, el dueño de un restaurante está haciendo la diferencia al regalárselos a las personas sin hogar para que puedan dormir “con el estómago lleno”.

Ashish Sood, de Ludhiana, India, sabe lo que es estar sin hogar y hambriento. Vino a Australia para estudiar hostelería y gastronomía en 2007 y como era pobre, vivió en un parque durante dos semanas. Ahora, después de cumplir su sueño de convertirse en el dueño de un restaurante, después de años de dificultades, ayuda a la sociedad alimentando a las personas sin hogar en su ciudad.

“Sé lo que se necesita para sobrevivir en este país, así que ahora que tengo suficiente, quiero devolvérselo a los que no lo tienen”, dijo Ashish a SBS.

Cada noche, durante la hora de cierre de su restaurante de comida para llevar Ginger and Garlic, ubicado en CBD Brisbane, el personal de Ashish regala los restos de comida a por lo menos ocho o nueve personas sin hogar.

“Me alegro que ahora, en lugar de tirar la comida a la basura, hagamos feliz a mucha gente y les permita dormir con el estómago lleno”, comentó Ashish.

De hecho, está dispuesto a alimentar a más personas sin hogar en la ciudad.

“Estoy haciendo lo mejor que puedo, eso es lo menos que puedo hacer por las personas sin hogar”, destacó Ashish en una entrevista con ABC.

Sus buenas obras no pasaron desapercibidas para la comunidad y fue bendecido con su increíble generosidad. Ganó los elogios de los clientes y mucha gente patrocina su tienda después de saber de su increíble esfuerzo en las redes sociales.

“Felicidades, es la verdadera humanidad con las mangas arremangadas. Espero que muchos clientes patrocinen este establecimiento”, comentó un usuario en Facebook.

Es cierto, ¡cuando damos, recibimos!

Mira el video a continuación:


 Una mujer ayuda con paciencia a un niño con las cuerdas vocales paralizadas a hablar por primera vez

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS