EE. UU. alertó a Ortega que no podrá evadir sanciones de empresas vinculadas con régimen de Maduro

Por Jesús de León – La Gran Época
20 de Marzo de 2019 Actualizado: 20 de Marzo de 2019

Tanto la empresa Alba de Nicaragua (Albanisa) como su filial Bancorp, que fueron alcanzadas por las sanciones que EE. UU. impuso a la compañía PDVSA de Venezuela, no podrán evadir las sanciones a pesar de lo que haga el dictador Daniel Ortega, aseguró hoy el consejero de seguridad estadounidense John Bolton.

Estados Unidos sancionó a Albanisa de Nicaragua y a su filial Bancorp, como parte de las sanciones impuestas a la red regional de injertos de la región de Venezuela. Los esfuerzos de Ortega y sus compinches por evadir estas sanciones fracasarán”, escribió Bolton en Twitter.

Cuando el gobierno estadounidense sancionó a PDVSA en enero de 2019, Bolton le recordó a Ortega que las sanciones a la petrolera estatal venezolana afectan también a la nicaragüense Albanisa.

“A través de las sanciones a Pdvsa, Estados Unidos también ha sancionado a Albanisa de Nicaragua, la empresa mixta del Gobierno con Pdvsa y fondo ilícito del régimen corrupto de Daniel Ortega”, dijo Bolton en su cuenta de Twitter en enero.

Las sanciones contra Pdvsa prohíben a las entidades estadounidenses cualquier operación con Albanisa, empresa privada mixta donde la petrolera estatal venezolana Pdvsa posee el 51% de las acciones, y el restante 49% está a cargo de la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), según El Nuevo Diario de Nicaragua.

“Esta licencia no autoriza ninguna transacción o negocios con Alba de Nicaragua (Albanisa) o con cualquier entidad en la cual Albanisa posea, directa o indirectamente, 50% o más de sus acciones”, dice en su literal C, numeral 1, la oficina de control de activos extranjeros del Departamento del Tesoro de EE. UU.

Los buques petroleros permanecen atracados frente a la refinería de petróleo Isla, la cual es arrendada por la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA en Willemstad, Curazao, Antillas Holandesas, el 22 de febrero de 2019. (Foto de LUIS ACOSTA/AFP/Getty Images)

Como resultado de la sanción contra PDVSA, principal fuente de ingresos del régimen de Maduro, se bloquearon en EE. UU., 7.000 millones de dólares en activos de Pdvsa, al mismo tiempo Bolton pronosticó que las medidas provocarán otros 11.000 millones de dólares en pérdidas para la petrolera a lo largo del próximo año.

Nicaragua compra crudo principalmente a Venezuela en el marco de un acuerdo petrolero, a través de la empresa mixta petrolera Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), que se encarga de suministrar combustible.

Luego de las sanciones, el régimen de Ortega se ha mostrado muy activo tratando de vender todas las empresas de su propiedad que han sido —o pueden llegar a ser— sancionadas por Estados Unidos, como una forma de presión para que Daniel Ortega respete los derechos humanos de los nicaragüenses.

El régimen de Daniel Ortega hace dos semanas tramitó con urgencia la aprobación de una ley para la compra por parte del Estado, del Banco Corporativo SA (Bancorp) —propiedad de Albanisa y sancionado por Estados Unidos.

Un técnico toma una muestra de crudo de un pozo operado por la petrolera estatal venezolana PDVSA en Morichal, Venezuela, el 28 de julio de 2011. (Foto de RAMON SAHMKOW/AFP/Getty Images)

“Sin embargo, la llamada operación maquillaje ‘en general, no tiene ningún impacto, y no ayudaría a evadir las sanciones. Las medidas son tan amplias, que siempre alcanzan a castigar a las empresas que se deriven de la casa matriz’”, aseguró al medio local CONFIDENCIAL, el investigador en temas de defensa y seguridad nacional y presidente de IBI Consultants LLC, Douglas Farah.

La Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides) de Nicaragua, en su informe sobre la coyuntura económica del país dado a conocer este martes, señaló que la compra del Bancorp para convertirlo en el Banco Nacional “aumenta la falta de transparencia con la que la dictadura ha manejado la cooperación venezolana, pues el objetivo de la transacción sería tratar de esquivar las sanciones impuestas por Estados Unidos a las empresas constituidas con el dinero petrolero”, reportó el medio local La Prensa.

De acuerdo con Funides la desconfianza aumenta por el hecho que no hay un informe de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) avalando la compra de Bancorp por parte del Estado de Nicaragua.

La falta de ese aval de la Siboif, para Funides, no permite despejar la oscuridad que hay sobre las finanzas del Bancorp y los negocios que se han hecho con la cooperación venezolana.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es el principal aliado político y económico del régimen socialista de Nicolás Maduro, en Centroamérica, y lo fue de su predecesor Hugo Chávez.

Washington sancionó el año pasado al vicepresidente de la petrolera Albanisa, Francisco López, por su participación en la violencia en Nicaragua. López renunció a su cargo en Albanisa y en la Empresa Nicaragüense de Minas, según reportó el medio Hoy de Nicaragua.

Nicaragua pagó 884 millones de dólares por importaciones petroleras en 2017, un 28.1 por ciento más que en 2016 (690 millones de dólares), de acuerdo con cifras oficiales, según este medio.

************************

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS