EE.UU. aplica más restricciones a visas de funcionarios del PCCh implicados en abusos de derechos humanos

Por Tom Ozimek
21 de Diciembre de 2020
Actualizado: 21 de Diciembre de 2020

El lunes, Estados Unidos emitió restricciones adicionales de visado a los funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) que se cree que han participado en abusos de los derechos humanos, incluyendo la represión de las libertades de expresión y creencia.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo en un comunicado que las restricciones afectan a los funcionarios que se cree que son responsables o cómplices de reprimir a los practicantes religiosos, grupos étnicos minoritarios, disidentes y otros.

“Los dirigentes autoritarios de China imponen restricciones draconianas a las libertades de expresión, religión o creencia, asociación y el derecho de reunión pacífica del pueblo chino. Estados Unidos ha sido claro en cuanto a que los perpetradores de abusos de los derechos humanos como estos no son bienvenidos en nuestro país”, dijo Pompeo.

Varios grupos religiosos y disidentes son reprimidos por el régimen comunista de China, entre ellos los cristianos clandestinos, los practicantes de Falun Gong, los monjes en el Tíbet y los uigures en Xinjiang.

Pompeo dijo que Estados Unidos “apoya a las muchas personas perseguidas por sus esfuerzos pacíficos para ejercer sus derechos”, y nombró a varias víctimas por su nombre.

“Abogados como Xu Zhiyong, pastores de iglesias domésticas como Wang Yi, activistas de la sociedad civil como Huang Qi, académicos uigures como Ilham Tohti, defensores de la democracia como Jimmy Lai”, dijo Pompeo.

A principios de este año, Estados Unidos impuso restricciones de visado y sanciones financieras a los funcionarios del PCCh involucrados en abusos que tuvieron lugar en Xinjiang, el Tíbet y Hong Kong. La acción que Pompeo anunció el lunes crea restricciones adicionales que son aplicables a todos los funcionarios del PCCh involucrados en una serie de actividades represivas, sin importar su ubicación.

“Anuncio la imposición de restricciones adicionales en virtud de la Sección 212(a)(3)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad sobre la expedición de visados para los funcionarios chinos que se cree que son responsables o cómplices de políticas o acciones destinadas a reprimir a los practicantes religiosos y espirituales, miembros de grupos étnicos minoritarios, disidentes, defensores de los derechos humanos, periodistas, organizadores sindicales, organizadores de la sociedad civil y manifestantes pacíficos”, dijo Pompeo.

Los familiares de los funcionarios del PCCh que se dedican a esas prácticas también pueden estar sujetos a las restricciones adicionales, dijo Pompeo.

La medida es posterior a un anuncio del Departamento de Estado del 3 de diciembre, en el que la administración Trump impuso restricciones a la capacidad de los miembros del PCCh y sus familias para viajar a Estados Unidos, reduciendo la duración máxima de la estancia de 10 años a un mes. El cambio de política se refiere a los miembros del PCCh y sus familias inmediatas que tienen visas de visitante B1/B2, que son para no inmigrantes que viajan por negocios o por turismo.

Actualmente, hay alrededor de 92 millones de miembros del Partido Comunista en China.

Los vínculos entre China y Estados Unidos se han vuelto cada vez más conflictivos durante el último año, ya que las dos principales economías del mundo se enfrentaron por el manejo de Beijing del brote de COVID-19, la imposición de una ley de seguridad nacional en Hong Kong y las crecientes tensiones en el mar de China Meridional.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

A continuación

Elecciones: Cómo influyeron grupos pro-PCCh

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS