EE.UU. cambia la tendencia de Huawei poniendo fin al plan maestro 5G del PCCh

Por Emel Akan
30 de Diciembre de 2020
Actualizado: 30 de Diciembre de 2020

WASHINGTON— El gobierno de Donald Trump se anotó una victoria contra el régimen en Beijing este año a través de su campaña “Red Limpia” —Clean Network— que eliminó a Huawei Technologies Co. de la infraestructura crítica de telecomunicaciones en muchos países.

El esfuerzo, aunque no fue muy publicitado, aseguró una serie de compromisos por parte de los gobiernos para excluir a los proveedores no confiables de sus redes inalámbricas de quinta generación (5G). Hasta este mes, más de 50 naciones, que representan más de dos tercios de la economía mundial, y 180 compañías de telecomunicaciones se unieron a la iniciativa “Red Limpia” liderada por el gobierno de Estados Unidos.

La alianza incluye 26 de los 27 estados miembros de la UE, así como países tecnológicamente avanzados como Japón, Israel, Australia, Singapur, Taiwán, Canadá, Nueva Zelanda e India.

Este triunfo del gobierno de Estados Unidos parecía impensable a principios de este año, ya que el gigante chino de las telecomunicaciones, un actor dominante en el mercado mundial del 5G, parecía imbatible.

Durante años, Estados Unidos había tratado de convencer a sus aliados de que evitaran a los vendedores chinos como Huawei y ZTE por motivos de seguridad nacional, y el gobierno de Trump había advertido sobre los riesgos de la dependencia de las tecnologías chinas, que estaban profundamente arraigadas en la próxima generación de telecomunicaciones mundiales. Pero esos esfuerzos no habían logrado controlar a Huawei.

En febrero, Huawei anunció que tenía 91 contratos comerciales 5G fuera de China, con 47 de los contratos en Europa y 20 en Asia. En enero, por ejemplo, el Reino Unido declaró que permitiría a Huawei suministrar equipos 5G, lo que provocó tensiones entre Londres y Washington.

Las oficinas principales de Huawei en el Reino Unido, en Reading, al oeste de Londres, el 28 de enero de 2020. (Daniel Leal-Olivas/AFP vía Getty Images)

“Estados Unidos persigue repetidamente a sus países aliados para que prohíban a Huawei desarrollar 5G, pero la mayoría de ellos se niegan a hacerlo”, declaró Huawei en su sitio web en febrero.

Para cambiar la situación, el Departamento de Estado lanzó en abril una campaña que exige una “vía limpia” para todo el tráfico de la red autónoma 5G que entra y sale de las instalaciones diplomáticas de Estados Unidos, como se indica en la Ley de Autorización de la Defensa Nacional de 2019. El camino limpio fue la primera de varias medidas estratégicas de redes limpias que la administración puso en marcha para mantener a salvo del Partido Comunista Chino (PCCh) los datos y las redes críticas de Estados Unidos.

Al mes siguiente, el Departamento de Comercio endureció los controles de exportación de Huawei, calificando a la compañía como una amenaza a la seguridad. El Pentágono más tarde puso a la empresa en la lista negra por sus vínculos con el ejército chino.

Como parte del plan, Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. anunció en mayo que construiría la instalación de fabricación de chips de 5 nanómetros más avanzada del mundo en Arizona, un hito importante para asegurar la cadena de suministro de semiconductores y una red 5G segura para Estados Unidos y sus socios.

La Red Limpia trata de afrontar lo que el Departamento de Estado describe como “la amenaza a largo plazo a la privacidad de datos, seguridad, derechos humanos , con una colaboración basada en principios, que plantea un mundo libre de actores malignos autoritarios”.

El Departamento de Estado llevó a cabo una labor de divulgación internacional para explicar las medidas adoptadas por Estados Unidos en relación con Huawei e instó a otros países a que adoptaran medidas similares para asegurar sus redes 5G y proteger la información personal de sus ciudadanos. Keith Krach, subsecretario de Estado para el crecimiento económico, la energía y el medio ambiente, fue la persona detrás del esfuerzo.

Krash, un exempresario y veterano de Silicon Valley, acuñó el término Red Limpia y lideró la iniciativa de unir a los aliados para quitarle el impulso a Huawei. Y en pocos meses, la red obtuvo un apoyo internacional abrumador.

Hoy en día, la gran mayoría de los miembros de la UE, la OTAN y la OCDE abrazan el programa Red Limpia.

“El ímpetu de la Red Limpia cambió la tendencia de Huawei y el plan maestro de 5G del PCCh”, dijo Krach a The Epoch Times.

“Este demostró que China Inc. se puede vencer, y en el proceso expusimos su mayor debilidad: su falta de confianza”.

La columna vertebral del Estado espía

La mayor debilidad de las empresas chinas como Huawei “es que nadie confía en ellas”, según Krach, y este tema de la confianza se ha convertido en una herramienta estratégica para el gobierno de EE.UU.

Desde que China aprobó la Ley de Inteligencia Nacional en junio de 2017, todos los ciudadanos y empresas chinas fueron obligados legalmente a entregar cualquier información o dato a petición del régimen comunista. Huawei es la columna vertebral del estado de vigilancia del PCCh, según Krach, y durante años, el régimen ha empujado fuertemente a los gobiernos de todo el mundo para comprar su infraestructura y servicios 5G.

El Subsecretario de Asuntos Económicos de Estados Unidos, Keith Krach, habla durante una reunión sobre la Red Limpia en Brasilia, Brasil, el 11 de noviembre de 2020. (Cortesía de Keith Krach)

Es el elefante de 800 libras que está en la habitación, dice Krach.

“Los países y empresas están aterrorizados por la doctrina del PCCh de intimidación, represalias y retribución, y eso, básicamente, es como un matón. Cuando se enfrentan a un matón, ellos retroceden y realmente retroceden si tienen a sus amigos a su lado”, dijo.

La creciente coalición es una “manta de seguridad” para que los países y los operadores de telecomunicaciones se protejan contra las represalias de Beijing.

Tras la campaña del gobierno de EE.UU., los 91 acuerdos de Huawei fuera de China cayeron a “probablemente una docena”, según Krach.

Hasta ahora, 27 de los 30 miembros de la OTAN y 31 de los 37 miembros de la OCDE se unieron a la Red Limpia.

En una importante victoria para el gobierno de Trump, el Reino Unido anunció en julio sus planes de prohibir a Huawei de futuras redes 5G, revirtiendo su decisión de enero. Los proveedores de telefonía móvil del país no podrán comprar nuevos equipos de Huawei después del 31 de diciembre.

Esto tomó un tiempo, pero la tendencia también cambió en Alemania, dijo Krach, en la cual Berlín prepara una legislación que impondría nuevas y duras restricciones a los proveedores de equipos de telecomunicaciones y haría casi imposible incluir a Huawei en la construcción de las redes 5G del país.

“Hemos cambiado la tendencia en el plan maestro del Partido Comunista Chino para las 5G”, escribió el secretario de Estado, Michael Pompeo, en Twitter el 23 de diciembre.

“EE.UU. se une con orgullo a nuestros socios y aliados de la UE, [la Cumbre de los Tres Mares], [la OTAN] y [la OCDE] en la Red Limpia para contrarrestar la influencia maligna del PCCh. Las alianzas construidas sobre la confianza siempre prevalecerán contra los estados de vigilancia”, añadió.

Beijing se puso furiosa por la campaña de Red Limpia del gobierno de Estados Unidos.

En septiembre, el diario China Daily, propiedad del PCCh, criticó a Pompeo por declarar la victoria contra el régimen chino.

“El intento de sofocar a Huawei muestra el despiadado método que la administración estadounidense está utilizando para mantener la hegemonía de EE.UU. en tecnología”, declaró el periódico.

En agosto, Pompeo anunció la expansión del programa Red Limpia para incluir portadores limpios (asegurando que ningún portador no confiable, como los de China, esté conectado a la red), apps y tiendas de apps limpias, servicios de nube limpios (protegiendo los datos de los estadounidenses) y cable limpio (asegurando que los cables submarinos que conectan a los Estados Unidos con la Internet global estén protegidos). Como parte del esfuerzo, el presidente Donald Trump firmó en agosto dos órdenes ejecutivas para hacer frente a las amenazas que representan las populares aplicaciones móviles de propiedad china TikTok y WeChat.

Red Limpia también se sumó a una serie de líderes de la industria como empresas limpias, entre ellas Oracle, HP, NEC, Fujitsu y Cisco.

Traer compañías limpias a la coalición fue un aspecto estratégico para expandir el valor de la proposición, según Krach. Estas compañías limpias necesitan poder confiar en las redes 5G de un país para invertir o expandir sus operaciones. Si no pueden, buscarán en otra parte.

“Anunciar que eres un país limpio va a enviar una gran señal al sector privado de EE.UU. de que este es un buen lugar para invertir”.

Krach define el esfuerzo 5G como “pilares” en una batalla económica más amplia contra el PCCh. Él cree que la alianza de democracias es la “llave dorada”, ya que establece las bases para muchas otras áreas como moneda limpia, datos limpios, y una Internet de las cosas limpia.

El subsecretario de Asuntos Económicos de EE.UU., Keith Krach, la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, y el fundador de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), Morris Chang, asisten a un banquete para la delegación de EE.UU. en Taipei, Taiwán, el 18 de septiembre de 2020. (Cortesía de Keith Krach)

Las próximas áreas fuera de la tecnología ya comenzaron, según Krach, con una infraestructura limpia y un financiamiento limpio, que se llama la Red del Punto Azul, para contrarrestar la Iniciativa de La Franja y La Ruta de China. Otras iniciativas se centran en los minerales limpios, cadenas de suministro limpias y prácticas laborales limpias.

Alianza transatlántica

Durante los últimos meses, Krach y su equipo viajaron a Asia, Europa, Medio Oriente y América Latina para asegurar el compromiso de los gobiernos, los operadores de telecomunicaciones y las empresas multinacionales de unirse a la coalición.

La integración de la EU 5G Clean Toolbox como parte de la Red Limpia durante su visita a Europa a fines de septiembre marca un punto de inflexión para el gobierno de Estados Unidos.

En enero de 2020, la Comisión Europea, junto con los estados miembros de la UE, lanzó la EU Toolbox para garantizar que se desplieguen las redes 5G seguras en toda Europa.

El 30 de septiembre, el Comisario de la UE, Thierry Breton, y Krach emitieron una declaración conjunta en la que destacaron su compromiso con los principios compartidos sobre la seguridad 5G. También anunciaron las sinergias entre Red Limpia y EU Toolbox. Así que cualquier país que implemente EU Toolbox será considerado como parte de la Red Limpia.

“La 5G Toolbox sirve como referencia para la junta directiva de los operadores de telecomunicaciones, quienes deben tomar la decisión sobre los proveedores de 5G”, dijo Breton en el comunicado conjunto.

“Si eligen un proveedor de 5G de alto riesgo y sucede algo, los miembros de la junta pueden ser responsables”.

El mismo día, la OTAN también dio su apoyo a la campaña del gobierno de EE. UU., y enfatizó la importancia de tener una Red 5G de OTAN limpia y segura, que no esté fracturada.

El secretario general adjunto, Mircea Geoana, anunció que la mayoría de los países de la OTAN se comprometieron a unirse a la Red Limpia. Geoana dijo que la alianza no podía permitirse que algunos países usaran proveedores confiables, mientras que otros usan proveedores no confiables. También enfatizó la importancia de tener una infraestructura 5G civil segura durante tiempos de paz y guerra.

En octubre, la Iniciativa Three Seas, un foro de 12 estados de la UE en Europa Central y Oriental, también anunció el apoyo a la Red Limpia en la conferencia anual en Estonia.

Krach además viajó a Latinoamérica en noviembre para expandir la alianza, asegurando compromisos para unirse a la red de Brasil, Ecuador y República Dominicana.

Los miembros de la OTAN, Turquía, Islandia y Hungría (también en la UE) todavía no forman parte de la Red Limpia.

“Creo que seguirán viendo más países, más empresas y más empresas de telecomunicaciones” que se unen a esta coalición de rápido crecimiento, dijo Krach.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS