EE.UU. comienza a retirar tropas de Iraq en medio del brote de COVID-19

Por Victor Westerkamp
23 de Marzo de 2020 5:26 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2020 5:34 PM

Estados Unidos está reubicando sus fuerzas en Iraq, citando como principales razones el éxito de su campaña Inherent Resolve contra ISIS y las preocupaciones sobre el virus del PCCh.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

En un comunicado de prensa del 20 de marzo, el grupo de trabajo conjunto combinado dio dos razones para la retirada: “ajustes a la fuerza planeados desde hace tiempo para reflejar el éxito de la campaña contra Daesh; y, medidas a corto plazo para proteger la fuerza durante la pandemia del coronavirus”, dijo.

El comunicado decía además que los movimientos militares de la coalición están coordinados con las fuerzas iraquíes. Sin embargo, “la coalición retendrá personal militar clave en algunas bases iraquíes, para asegurar que el Gobierno de Iraq y nuestros intereses sean apoyados apropiadamente”.

El comunicado continuó diciendo que la coalición seguirá prestando apoyo a las Fuerzas de Seguridad Iraquíes (ISF) pero desde un número menor de bases y personal.

Debido a la preocupación por la seguridad de las tropas y los civiles en medio del brote de COVID-19, se suspende todo entrenamiento y algunas tropas regresarán a sus países de origen.

Mientras tanto, Iraq está tomando medidas para contener la propagación del virus del PCCh mediante la prohibición de grandes reuniones públicas, la aplicación de un toque de queda en la capital y la suspensión de vuelos comerciales. Según las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins, Iraq tiene 266 casos confirmados y 23 personas ya sucumbieron al mortal virus.

Soldados estadounidenses asignados a la 101 División Aerotransportada recorren el terreno carbonizado del aeródromo de Qayyarah West, Iraq, el 19 de junio de 2019 (Spc. DeAndre Pierce/Reserva del Ejército de EE.UU.)

“Los iraquíes han dejado de entrenar, como es de esperar en las actuales circunstancias, porque no están convocando a la gente”, dijo un alto funcionario militar de la coalición en una reunión informativa. El entrenamiento se detuvo debido a los “riesgos de salud asociados a él”, dijo el oficial.

La decisión de reducir la presencia de la coalición en Iraq fue concebida en diciembre, dijo el oficial de la coalición, antes de que las tensiones entre Estados Unidos e Iraq se dispararan tras el ataque dirigido por Washington el 3 de enero que mató al general iraní Qassim Soleimani en las afueras del aeropuerto de Bagdad, e impulsó a los legisladores a aprobar una resolución no vinculante para que las tropas estadounidenses abandonaran el país.

Las tensas relaciones políticas condujeron a una pausa en las operaciones conjuntas entre la coalición y las fuerzas de seguridad iraquíes. En ese momento, el alto funcionario de la coalición dijo que Iraq demostró que era capaz de prevenir un resurgimiento del grupo terrorista ISIS llevando a cabo operaciones en solitario y dando entrenamiento.

Eso afianzó los planes a partir de diciembre de reducir la presencia de la coalición en todo Iraq y limitar la asistencia de capacidades de alto nivel que carecen las fuerzas de seguridad iraquíes, como la vigilancia y el apoyo aéreo, dijo el funcionario de la coalición.

The Associated Press contribuyó a este informe.

****

Descubra

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.