EE.UU. confirma apoyo de USD 17 millones al Tibet, su gobierno en exilio y sus residentes en el mundo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
26 de Marzo de 2018 Actualizado: 26 de Marzo de 2018

En medio de un creciente enfrentamiento diplomático y económico entre Estados Unidos y el régimen comunista chino, el Congreso de Estados Unidos aprobó un proyecto-ley de gastos, que incluye USD 17 millones para apoyar a los tibetanos dentro y fuera del Tíbet. Esto comprende al gobierno tibetano en el exilio, con sede en Dharamsala-India.

El régimen chino, que actualmente continúa al mando del Tíbet, se opone con vehemencia a dicho gobierno en el exilio.

Los fondos fueron asignados a través de la Ley de Asignaciones Consolidadas de 2018, e incluyen USD 8 millones para los tibetanos dentro de Tíbet y USD 6 millones para la comunidad tibetana en India y Nepal. Además el Congreso creó una nueva línea de financiación adicional de USD 3 millones para fortalecer la capacidad del gobierno tibetano en el exilio y las instituciones tibetanas.

“Nosotros seguimos agradecidos con el Gobierno y el Congreso de Estados Unidos por su generosa ayuda financiera para con la comunidad tibetana”, dijo el Dr. Lobsang Sangay, presidente del gobierno del Tibet en el exilio, oficialmente conocido como la Administración Central Tibetana (CTA).

La CTA tiene su sede en Dharamshala, India, y representa en efecto a la comunidad de exiliados tibetanos en India con alrededor de 100.000 residentes. También afirma representar a la gente de toda la región del Tíbet, que fue ocupada por el régimen comunista chino desde su invasión militar en 1950.

El aumento de los fondos otorgados por el Congreso, alivia la preocupación de que el apoyo de Estados Unidos al Tíbet pueda disminuir. El recorte de presupuestos del departamento de Estado por parte de la administración Trump en 2017, generó temores de que el financiamiento para los tibetanos podría cortarse o terminarse por completo.

Los fondos son consistentes con la política estadounidense de hace décadas, de brindar apoyo a los tibetanos y al gobierno tibetano exiliado a pesar de la constante oposición del régimen chino, que lo considera una intromisión en los asuntos internos de China.

TE RECOMENDAMOS