EE.UU. debería utilizar los derechos humanos para ganar la guerra comercial con China, afirma un experto

Por Jennifer Zeng - La Gran Época
17 de Septiembre de 2018 Actualizado: 17 de Septiembre de 2018

Con el portavoz más importante del Partido Comunista Chino (PCCh), el Diario del Pueblo, declarando que China no retrocederá ante los “desafíos externos” que pueda enfrentar, Estados Unidos necesita ahora encontrar nuevas formas para ganar la guerra comercial, y una podría ser enfocándose en los derechos humanos, destaca un experto chino.

El 11 de septiembre, el Diario del Pueblo publicó un editorial de más de 5000 palabras, destacando que China no retrocederá, incluso cuando sea “reprimida” por “países establecidos”.

El mismo día, Fu Ying, vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Asamblea Popular Nacional de China y miembro del Comité Académico del Instituto de Estrategia Internacional de China de la Academia China de Ciencias Sociales, publicó un artículo de opinión en Bloomberg titulado “¿Cómo debería responder China a los cambios de EE. UU? Manteniéndose firme. Manteniéndose en calma. Y continuar hablando”.

Algunos observadores y analistas chinos ven los dos artículos como una respuesta “oficial”, aunque indirecta, a la última amenaza del presidente Donald Trump de aplicar aranceles adicionales de 267.000 millones de dólares a las importaciones chinas.

El editorial del Diario del Pueblo declara que ser reprimido por los países establecidos es un obstáculo inevitable para los países emergentes, argumentando que todas las superpotencias emergentes anteriores en el mundo se enfrentaron al mismo desafío. Sin embargo, afirma que China tiene plena confianza en que superará este obstáculo, ya que tiene la “tremenda fuerza del sistema social” producido por el socialismo con características chinas.

El artículo de Fu Ying básicamente esgrime el mismo argumento, aunque su estilo está más en sintonía con las formas occidentales.

El analista económico Qin Peng destaca que el editorial del Diario del Pueblo y el artículo de opinión de Fu Ying deben ser vistos como un acto coordinado, ya que altos funcionarios del PCCh alcanzaron un cierto consenso en relación a cómo se manejará China en la guerra comercial. El editorial del Diario del Pueblo está lleno de odio hacia Estados Unidos y expresa la estrategia del PCCh de no retroceder.

Qin dijo que estos dos artículos revelan las verdaderas intenciones del PCCh y que el mundo exterior no debe ser engañado o verse afectado por palabras o actitudes “más suaves”. Aunque el PCCh podría hacer algunas concesiones necesarias, bajo su sistema actual no hará ningún cambio real en su estructura económica, ni para cumplir con los requisitos de la Organización Mundial del Comercio.

El PCCh podría adoptar la táctica de retrasar o hacer que diferentes personas ofrezcan diferentes mensajes para confundir al mundo. Eso serviría para aprovecharse, involucrarse o crear conflictos internos dentro de los Estados Unidos para lograr sus objetivos.

Estados Unidos debería tomar nuevas iniciativas para lograr mayores impactos con menores costos, dijo Qin. Por ejemplo, Estados Unidos podría imponer sanciones financieras a individuos y empresas en China que violen los derechos humanos.

Se podrían imponer sanciones a Chen Quanguo, secretario del Partido Comunista en la Región Autónoma uigur de Xinjiang, quien ha enviado a más de un millón de uigures y otros musulmanes a campos de reeducación, así como a Hikvision Digital Technology Co, que está implicada en esa represión. Si Estados Unidos pudiera incautar o congelar sus activos en Estados Unidos, otros funcionarios del PCCh recibirían definitivamente el mensaje y estarían menos dispuestos a hacer daño, agregó Qin.

Por otro lado, los ciudadanos comunes en China sabrán que la administración Trump está dispuesta a apoyar los derechos humanos y estará con ellos contra el régimen, alegó Qin. A su vez, Estados Unidos obtendrá más apoyo del pueblo chino para ganar la batalla del comercio.

Frank Tian Xie, profesor de negocios de la Universidad de Carolina del Sur en Aiken, describió que las delegaciones de Estados Unidos y China tuvieron un debate muy intenso durante las negociaciones sobre comercio. Xie señaló que los funcionarios del PCCh aburrieron hasta la muerte a los delegados estadounidenses durante largas horas con sus declaraciones sin sentido, vacías pero grandilocuentes, típicas del estilo del PCCh.

Durante las conversaciones, se comenta que funcionarios y académicos del PCCh acusaron a Estados Unidos de bullying, pero que evitaron responder las verdaderas preguntas de la parte estadounidense. Como resultado, el diálogo fue un fracaso total.

Xie cree que no habrá ninguna solución a esta guerra comercial, a menos que haya cambios completos en la estructura política de China.

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS