EE.UU. desmantela presunta conspiración para vender petróleo iraní a China

Por Frank Fang
27 de Agosto de 2020 5:30 PM Actualizado: 27 de Agosto de 2020 5:44 PM

Un neoyorquino y tres texanos fueron acusados de múltiples cargos en relación con un presunto intento de vender petróleo iraní sancionado a una empresa china de refinación petrolera.

Nicolas Hovan de Nueva York, de 34 años; Wang Zhenyu, de 39 años y Robert Thwaites de 30 años, ambos de Dallas; y Daniel Ray Lane, de 39 años, de McKinney, Texas, fueron acusados de conspiración, violación de la Ley de Poderes Económicos para Emergencias Internacionales (IEEPA, por sus siglas en inglés) y lavado de dinero, según un anuncio del Departamento de Justicia (DOJ) del 26 de agosto.

En mayo de 2018, el presidente Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear con Irán, que se firmó en 2015 bajo la administración Obama. Trump ejerció entonces el poder que le otorgan varias leyes estadounidenses, incluida la IEEPA, para reimponer las sanciones al régimen iraní.

Las sanciones, que se dirigieron a varios de los sectores industriales de Irán, incluyendo la energía, el transporte marítimo y la construcción naval, entraron en vigor en noviembre del mismo año. En ese momento, se concedieron exenciones temporales a ocho países en relación con el petróleo, pero éstas expiraron en mayo de 2019.

La causa penal permite vislumbrar la forma en que Irán puede seguir eludiendo las sanciones de Estados Unidos y vender petróleo a países como China.

Según los documentos del tribunal, los cuatro acusados conspiraron en Filadelfia y otros lugares para organizar la compra de petróleo iraní y venderlo a una refinería en China, de mayo de 2019 a febrero de 2020.

La refinería estaba representada por Wang, un ciudadano chino conocido también por el nombre de Billy Wang, según los documentos de la corte.

Mientras tanto, Lane se ofreció a lavar las transacciones a través de su empresa, Stack Royalties, una firma con sede en Dallas que vende derechos sobre minerales de petróleo y gas a fondos de inversión, grupos de capital privado, empresas petroleras e inversores individuales, según el sitio web de Stack.

Los cuatro presuntamente también conspiraron para lavar las ganancias de la venta de petróleo a través de entidades ficticias y cuentas financieras en el extranjero con el fin de disfrazar el índole de las transacciones, según documentos del tribunal. Trataron de sobornar a un funcionario chino no identificado y de obtener pasaportes de Antigua para abrir cuentas en bancos suizos a fin de lavar sus ganancias.

Los acusados planeaban hacer dos envíos de petróleo al mes con una ganancia esperada de unos 28 millones de dólares al mes, según los documentos del tribunal.

Los acusados estaban entre cinco personas arrestadas en febrero, según el Departamento de Justicia.

“Los acusados aquí presuntamente pusieron en peligro la seguridad de Estados Unidos al conspirar para trabajar con Irán y China”, dijo el fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Pennsylvania William M. McSwain en un comunicado de prensa del DOJ.

Cada acusado se enfrenta a una posible sentencia máxima de 45 años de prisión y una multa de 1.75 millones de dólares.

En junio de 2019, un mes después de que terminaran las exenciones petroleras de Estados Unidos, el Financial Times informó que un barco petrolero con petróleo iraní atracó en China, citando datos de TankerTrackers.com.

China supuestamente importó entre 4.4 millones y 11 millones de barriles de crudo iraní en julio de 2019, según Reuters, citando una investigación de tres empresas de datos. Altos funcionarios de la administración  Trump estiman que entre el 50 y el 70 por ciento de las exportaciones de petróleo de Irán van a China, mientras que alrededor del 30 por ciento fluye a Siria.

El 3 de agosto, el sitio de noticias sobre energía OilPrice informó que China importó al menos 8.1 millones de barriles de crudo de Irán entre el 1 de junio y el 21 de julio de este año, citando una fuente anónima que trabajó estrechamente con el Ministerio de Petróleo de Irán.

El régimen chino ha dicho anteriormente que su cooperación con Irán es legítima y criticó a Estados Unidos por sancionar a las entidades chinas sospechosas de transferir petróleo a Irán.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Prensa china promete “combate mortal” tecnológico a EE.UU.

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.