EE.UU. enfrenta ‘gran escasez de trabajadores’ a pesar de la gran cantidad de ofertas laborales

Por Andrew Moran
08 de Diciembre de 2021 8:00 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2021 8:00 PM

Es posible que la economía de EE.UU. deba superar algunos obstáculos en 2022, ya que muchos factores podrían descarrilar la recuperación posterior a la pandemia, advirtieron expertos financieros.

Una de estas amenazas podría ser la creciente escasez de mano de obra en el país.

Mientras las empresas cuelgan carteles de ofertas de empleo en todo el país, los empleadores dicen que no pueden cubrir estos puestos. Puede que tampoco sea por falta de intentos. Las empresas, especialmente en el sector de servicios, están empleando una amplia gama de medidas, como pagar a los solicitantes para que asistan a las entrevistas, darles a los nuevos empleados un bono de inicio de sesión y ofrecer generosos beneficios y ventajas.

En la economía estadounidense siguen faltando entre cuatro y seis millones de puestos de trabajo con respecto a antes de la pandemia, a pesar de que se ha alcanzado un récord de 11 millones de vacantes. Aun así, la participación laboral está aletargada. En noviembre, la tasa de participación de la población activa se situó en un 61.6 por ciento, el nivel más bajo de los últimos 43 años.

George Saravelos, codirector global de investigación cambiaria en Deutsche Bank, sostiene que la recuperación del mercado laboral de EE.UU. está teniendo un desempeño inferior al de otras economías avanzadas.

“En comparación con Canadá (…) la participación de la fuerza laboral se ha recuperado completamente a su tendencia anterior a COVID y el empleo está en auge”, dijo en una nota de investigación. “O bien la oferta mejorará, reduciendo la presión inflacionista; o bien, si no lo hace, el límite de velocidad natural de la economía es menor de lo que se supone”.

El estratega global en jefe de JPMorgan, David Kelly, describe la situación actual como la “gran escasez de trabajadores”, y agrega que podrían pasar años hasta que se resuelva esta situación.

“A pesar del decepcionante aumento de las nóminas no agrícolas en noviembre, numerosos datos recientes muestran un extraordinario exceso de demanda de trabajadores. Este exceso de demanda no persistirá para siempre”, escribió Kelly. “Todas estas fuerzas deberían resolver gradualmente el actual exceso de demanda de mano de obra. Sin embargo, salvo una recesión, este proceso podría llevar años”.

Pero, ¿qué está impulsando esta tendencia de todos modos?

Citando datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), Kelly aludió a que 1.2 millones de estadounidenses no buscan trabajo debido a la pandemia. Ya sea el cuidado de los niños o las preocupaciones por los síntomas de COVID prolongado, la pandemia ha interrumpido el mercado laboral.

Goldman Sachs señaló que 2.5 millones de personas se jubilaron durante la crisis de salud pública mundial, y alrededor de un tercio de ellos eran jubilados anticipados. Además, los investigadores del gigante de Wall Street advirtieron que esto no se revertiría a un ritmo sustancial.

Algunos economistas también señalan una nueva preocupante situación en el mercado laboral que se ha desarrollado después de la pandemia: El movimiento anti trabajo entre los trabajadores de la Generación Z.

Foto de Kampus Production en Pexels

Muchos jóvenes están adoptando una actitud social que, como señala la corresponsal de Liberty Nation, Keelin Ferris, es un “estilo de vida libre de trabajo”. Estudios, como una encuesta reciente de Deloitte Global 2021 Millennial y Gen Z, han encontrado que una parte considerable de este grupo demográfico más joven quiere más autonomía sobre sus horarios, incluso no “verse obligados a trabajar cuando no quieren”.

Los estadounidenses agregaron aproximadamente USD 4 billones en ahorros acumulados durante la pandemia, lo que les dio a algunos estadounidenses el tiempo suficiente para vivir de esta riqueza acumulada hasta que estos fondos se agoten o aparezca un trabajo de ensueño en el horizonte.

Los economistas de ING Carsten Brzeski, James Knightley, Bert Colijn y James Smith declararon en una nota de investigación que no hay ningún sentido de urgencia para regresar a las oficinas.

“La idea de regresar a la oficina y el viaje diario al trabajo puede parecer desagradable para muchas personas y con los mercados de valores en alza, que han impulsado los planes de pensión 401k, la jubilación anticipada puede parecer una opción muy atractiva”, dijeron los economistas.

Si bien estas tendencias son más pronunciadas en Estados Unidos, ¿se están desarrollando las mismas condiciones en otras economías avanzadas, como Canadá?

Una historia de dos pandemias en Canadá

Los economistas están haciendo sonar las alarmas sobre la escasez de mano de obra en todo el mundo. Los controles fronterizos, los límites de inmigración, una fuerza laboral que envejece y las demandas de mejores compensaciones y condiciones de trabajo flexibles se suman a las presiones laborales.

“La falta de trabajadores calificados no es solo otro síntoma de la economía posterior al cierre, sino también el resultado de desarrollos más fundamentales en Estados Unidos, la zona euro y el Reino Unido”, escribieron los economistas de ING.

Pero, ¿son días soleados en el Gran Norte Blanco?

En noviembre, Canadá agregó 153,700 puestos de trabajo, superando las estimaciones del mercado de llegaron solo a los 37,500 puestos. La tasa de desempleo también se redujo al 6 por ciento. Los salarios medios por hora también se dispararon a una tasa anualizada del 3 por ciento el mes pasado, subiendo a 31,18 dólares canadienses.

Los expertos señalaron que el fin de las herramientas de apoyo de la era de la pandemia impulsó la ola de nuevas contrataciones. Esto, afirman, le ha permitido a Canadá alcanzar casi el pleno empleo.

Sin embargo, la situación del empleo al norte de la frontera no es tan halagüeña como la pintan el primer ministro Justin Trudeau y los medios de comunicación, afirma Franco Terrazzano, director Federal de la Federación Canadiense de Contribuyentes.

“Hemos visto la historia de dos pandemias, una llena de dolor del sector privado y la otra llena de ganancias financieras del gobierno”, dijo Terrazzano a The Epoch Times. “Incluso la recuperación del empleo sigue siendo desigual entre el gobierno y el sector privado”.

Las cifras de Statistics Canada destacan que ahora hay 275,200 puestos de trabajo más en el gobierno desde el comienzo de la crisis de salud pública de COVID-19, pero 89,300 puestos de trabajo menos fuera del gobierno. Además, del aumento del empleo gubernamental, aproximadamente el 40 por ciento son burócratas adicionales de la administración pública.

“También hemos visto que el gobierno dificulta que las empresas del sector privado vuelvan a trabajar debido a los enormes subsidios financiados por los contribuyentes. No se necesita un doctorado en economía para saber que, si le pagas a la gente para que no trabaje, menos gente trabajará”, agregó.

Foto de Annie Spratt en Unsplash

Una encuesta reciente de la Federación Canadiense de Empresas Independientes (CFIB) (pdf) descubrió que el 43 por ciento de las pequeñas empresas informaron problemas de contratación porque algunos trabajadores “preferirían recibir beneficios relacionados con las ayudas entregadas por la pandemia”.

¿Síntomas de COVID prolongado diezmará los mercados laborales?

Los expertos afirman que muchos factores que se desarrollan podrían alterar permanentemente el mercado laboral global, desde cambios de actitud entre los trabajadores hasta negocios descontentos que automatizan ciertas operaciones.

Un elemento que se está monitoreando de cerca es el número creciente de personas que padecen síntomas posteriores al coronavirus, algo que podría pesar mucho en la salud a largo plazo de la economía mundial.

Aunque los datos son mixtos, los investigadores de la Facultad de Medicina de Penn State estiman que la mitad de las personas diagnosticadas con COVID-19 padecen síntomas hasta seis meses después de contraer el virus. Los números publicados en la revista médica Lancet sugieren que el 57 por ciento de los pacientes hospitalizados sufren síntomas posteriores al COVID, incluso después de meses de la primera infección.

Al final, muchos economistas habían anticipado que los estadounidenses regresarían al trabajo y resolverían la escasez de mano de obra en el país, especialmente cuando expiraron los beneficios mejorados por desempleo y los estudiantes regresaron a las escuelas.

Pero sin una aceleración del empleo, la recuperación económica podría estar en peligro.

“Si los responsables políticos, los empresarios y los líderes de opinión no reconocen con mayor claridad los peligros actuales que plantea la escasez de mano de obra, Estados Unidos corre el riesgo de no poder recuperarse plenamente desde el punto de vista económico durante los próximos dos años”, opinó Gad Levanon, director del Instituto del Mercado Laboral de The Conference Board.

Con la Reserva Federal eliminando el apoyo a las políticas y los instrumentos de ayuda, y los gobiernos federal y estatal deshaciendo las medidas fiscales de la era de la pandemia, es posible que los estadounidenses no tengan otra alternativa que regresar a la fuerza laboral.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.