EE.UU. está “profundamente preocupado” por 12 activistas de Hong Kong detenidos en China, dice Pompeo

Por Eva Fu
12 de Septiembre de 2020
Actualizado: 12 de Septiembre de 2020

La administración estadounidense está “profundamente preocupada” por una docena de activistas de Hong Kong retenidos en China durante semanas desde que fueron capturados mientras huían a Taiwán, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado el 11 de septiembre.

Los 12 hongkoneses fueron arrestados por los guardacostas chinos hace unas tres semanas en aguas chinas frente a la costa de la provincia de Guangdong. Estaban a bordo de un barco rumbo a Taiwán donde iban a buscar asilo, según se informa.

Al menos uno de los activistas había sido arrestado previamente por violar la nueva ley de seguridad nacional de la ciudad impuesta por Beijing. Los políticos locales pro-democracia y sus familiares criticaron la falta de protección legal en China continental y han pedido ayuda en su difícil situación.

Pompeo, el primer funcionario estadounidense que adoptó una postura pública sobre el tema, dijo que le preocupa escuchar que los activistas están siendo privados de acceso a abogados.

“Cuestionamos el compromiso declarado de la jefa ejecutiva Lam de proteger los derechos de los residentes de Hong Kong, y pedimos a las autoridades que garanticen el debido proceso”, dijo Pompeo el viernes, refiriéndose a la líder de la ciudad Carrie Lam. Añadió que ha habido poca información sobre su caso y los cargos oficiales contra ellos.

Un portavoz de la oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores chino en Hong Kong, sin nombrar a Pompeo, respondió con “fuerte desaprobación” en un comunicado el sábado y exigió que los políticos estadounidenses “dejen de interferir inmediatamente en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos de China”.

En Hong Kong, las familias de los activistas detenidos aparecieron en una conferencia de prensa el sábado en su primer llamado público. Con sombreros y máscaras para proteger su identidad, algunos llorando y sollozando, suplicaron que se permitiera a sus familiares detenidos consultar con abogados de su elección y que tuvieran la oportunidad de hablar con ellos.

El más joven de los detenidos tiene 16 años. Varios también necesitan medicación, incluyendo uno con asma y alergia de la piel, dijeron los familiares.

“Estos 20 días fueron muy duros para nosotros”, dijo la madre de un detenido de 29 años, Li Tsz-yin. “No sé si está vivo o a salvo”, dijo, y añadió que espera que las autoridades puedan proporcionar pronto más información sobre lo que está pasando y permitir que los activistas regresen a Hong Kong.

Cuando los periodistas le preguntaron a principios de esta semana si el gobierno intentará traer de vuelta a los detenidos del continente, Lam dijo que si “fueron arrestados por infringir las leyes del continente, entonces deben ser tratados de acuerdo con las leyes del continente”.

Abogados amenazados

Varios abogados de China continental contratados por las familias de los activistas dijeron que los funcionarios chinos les han advertido que se mantengan fuera del caso.

Ren Quanniu, un abogado de derechos humanos de la provincia de Henan, en China central, dijo que la Oficina Judicial del Distrito de Zhongyuan en Zhengzhou, la capital de la provincia, lo llamó dos veces el 9 de septiembre exigiéndole que se retire del caso, llegando incluso a acusarlo de “no ser patriótico”.

“Era como si nuestras vidas estuvieran en juego. Hicieron que sonara realmente aterrador”, dijo Ren, según los informes de Hong Kong. No cedió a la presión del funcionario.

Ren dijo que es probable que los hongkoneses se enfrenten a cargos por cruzar ilegalmente la frontera, pero añadió que las acusaciones podrían cambiar.

Otro abogado contratado por las familias Lu Siwei, de la sudoccidental provincia de Sichuan, dijo que se le negó una reunión con su cliente porque las autoridades habían elegido otros dos abogados para el activista detenido.

Un funcionario de la oficina judicial de Sichuan dijo a Lu que se trataba de un caso importante para “mantener la estabilidad social” y que estaba supervisado por el gobierno central, dijo Lu a los medios de comunicación de Hong Kong.

El Centro de Detención de Yantian, en la ciudad meridional de Shenzhen, donde están detenidos los activistas, también negó al abogado Ji Zhongjiu, de la provincia de Zhejiang, en el este de China, la posibilidad de visitar a Li. Un funcionario del centro afirmó por teléfono que Li había nombrado a dos abogados por su cuenta y cortó la comunicación con Ji cuando intentó buscar más información.

Al menos tres abogados de Shenzhen contratados por las familias fueron obligados por las autoridades a retirarse de los casos, según informaron los medios de comunicación de Hong Kong.

James To, abogado de Hong Kong y legislador local del Partido Demócrata, dijo que el derecho legal de estos activistas detenidos a la representación se ha visto socavado.

“Es muy inusual que los abogados del continente nombrados por sus parientes, sus familiares, sean persuadidos para que se retiren de esos casos”, dijo en la conferencia de prensa en la que asistieron familiares.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El comunismo socavó la moralidad de la ley de Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS