EE.UU. expresa su preocupación por la descalificación de candidatos y arrestos en Hong Kong

Por Frank Fang
31 de Julio de 2020
Actualizado: 31 de Julio de 2020

Funcionarios estadounidenses condenaron a Beijing por la decisión del gobierno de Hong Kong de descalificar a 12 candidatos prodemocracia para las próximas elecciones legislativas actualmente programadas para septiembre.

“Estas acciones son una prueba más de la continua evasión por parte de Beijing de la autonomía de Hong Kong, así como del incumplimiento de sus obligaciones internacionales en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica, un tratado registrado en la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de los derechos garantizados por la Ley Básica”, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

En virtud de la Declaración Conjunta Sinobritánica, un acuerdo firmado en 1984 que allanó el camino para el traspaso de Hong Kong de Gran Bretaña a China en 1997, se redactó la pequeña constitución o Ley Básica de la ciudad.

La Ley Básica tiene por objeto garantizar a Hong Kong un alto grado de autonomía durante al menos 50 años a partir de 1997, con arreglo al modelo de “un país, dos sistemas”. Sin embargo, la injerencia de Beijing en los asuntos de Hong Kong en los últimos años ha movilizado a la población local en protesta a las calles y también al desarrollo del actual movimiento prodemocracia en la ciudad, que comenzó en junio del año pasado.

Entre los 12 candidatos que fueron descalificados el jueves se encuentran Joshua Wong, la figura emblemática del Movimiento de los Paraguas en 2014, y tres legisladores en ejercicio del Partido Cívico prodemocracia, Alvin Yeung, Dennis Kwok y Kwok Ka-ki. También fueron descalificados los conocidos activistas locales Lester Shum y Ventus Lau.

El senador Marco Rubio (R-Fla.), presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado y copresidente de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC), emitió una declaración condenando al Partido Comunista Chino (PCCh) por la descalificación masiva.

“La determinación del Partido Comunista Chino de rehacer la ciudad a su imagen y semejanza es un ultraje y una tragedia para los que apoyan la causa de la libertad”, declaró Rubio.

El senador dijo que la acción del gobierno de Hong Kong “despoja al pueblo de Hong Kong de su voz y asegura el control de la ciudad por parte de Beijing”.

“Estados Unidos y la comunidad internacional deben responder a estos asaltos del PCCh y ayudar a los hongkoneses que necesitarán protección contra la persecución política”, concluyó el senador.

Desde el anuncio del gobierno de Hong Kong de la descalificación masiva, algunas personas han ingresado a la cuenta oficial en Facebook de la líder pro-Beijing de Hong Kong, Carrie Lam, para comentar su última publicación del 25 de julio y expresar su enojo.

“Hoy usted DQ a nuestros candidatos liberales, mañana todo el mundo occidental controlará a todo su gobierno”. DQ significa descalifica y se usa comúnmente en la conversación cantonesa, escribió un usuario de Facebook.

Otro usuario de Facebook le pidió a Lam que se descalifique de su posición como jefa ejecutiva de la ciudad, dado su bajo índice de apoyo del 28 por ciento.

La Oficina de Enlace de Hong Kong, el principal representante de Beijing en la ciudad, en una declaración emitida el jueves por la noche, expresó su apoyo al gobierno de Hong Kong por su acción para descalificar a los 12 candidatos. Luego acusó a estos candidatos de llevar a cabo acciones que “cruzaban el límite básico de la ley”, como pedir a los gobiernos extranjeros que sancionaran a Hong Kong.

“No se descarta la posibilidad de que más candidatos sean descalificados”, advirtió en su cuenta de Twitter el medio estatal chino Global Times.

El grupo HKDC, con sede en Washington, a través de un comunicado informó “la purga política continua hoy en Hong Kong. Estamos con los 12 valientes candidatos prodemocracia que fueron descalificados y prohibidos en las elecciones del LegCo [Consejo Legislativo]. Ellos son los verdaderos líderes del verdadero Hong Kong”.

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. también expresó su preocupación por la detención de cuatro estudiantes en Hong Kong el 29 de julio, por cargos de secesión en virtud de la recién implementada Ley de Seguridad Nacional.

“Este es un precedente preocupante y demuestra el efecto escalofriante de la nueva ley sobre los derechos y libertades de las personas en Hong Kong”, dijo el portavoz.

“También destaca la visión distópica de Beijing de un invasivo estado de protección de la información, donde incluso las conversaciones privadas están sujetas al escrutinio del gobierno”, añadió el portavoz.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS