EE.UU. invierte en estrategia en la región Indo-Pacífico para que sea ‘libre y abierta’

Por Joan Chang - La Gran Época
23 de Agosto de 2018 Actualizado: 23 de Agosto de 2018

El interés del gobierno de Estados Unidos en una región Indo-Pacífica libre y abierta está “arraigado en el hecho de que Estados Unidos es una nación Indo-Pacífica” y ha  invertido profundamente en la región en general, destacó Alice G. Wells, subsecretaria adjunta principal de Estado para Asuntos de Asia Central y del Sur.

En declaraciones pronunciadas en el Centro de Prensa Extranjera de Washington el 20 de agosto, Wells anticipó su viaje a la Conferencia del Océano Índico y ofreció información sobre la estrategia Indo-Pacífica de la administración.

Compromiso a largo plazo

“Estados Unidos realiza cerca de 1,4 billones de dólares en comercio bilateral con el resto del Indo-Pacífico, más que cualquier otro país del mundo, y ha brindado un total acumulado de 805.000 millones de dólares en inversión extranjera directa”, apuntó Wells.

“Naturalmente queremos construir nuestro compromiso a largo plazo con la región, y recientemente hemos dado algunos pasos importantes para asegurar que el futuro de la región sea libre y abierto y opere sobre la base de un sistema basado en reglas”.

Wells informa que el tema de la construcción de bloques regionales en la Conferencia del Océano Índico es oportuno.

“Asia meridional es la región económicamente menos conectada del mundo en términos de comercio intrarregional, y la construcción de un bloque institucional regional más fuerte es una de mis máximas prioridades”, señaló.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, anunció el mes pasado en el Foro Indo Empresarial, que Estados Unidos está financiando iniciativas en economía digital, infraestructura y energía con 113 millones de dólares, incluída la primera contribución de Estados Unidos a la Asociación de la Cuenca del Océano Índico (IORA por sus siglas en inglés).

Pompeo detalló que estos fondos representan un pago inicial en una nueva era y un compromiso económico de Estados Unidos con la paz y la prosperidad en el Indo-Pacífico.

Pompeo también anunció el 4 de agosto que Estados Unidos otorgará casi 300 millones de dólares y una asistencia de seguridad adicional para los países del Indo-Pacífico, a fin de fortalecer la cooperación de seguridad regional.

Alice G. Wells en Amman, Jordania, el 2 de mayo de 2016. (KHALIL MAZRAAWI/AFP/Getty Images)

En la Conferencia del Océano Índico del 27 y 28 de agosto en Hanoi, Vietnam, Wells señaló que espera poder destacar las principales inversiones económicas y de seguridad por un total de más de 410 millones de dólares y cómo estas contribuciones pueden apoyar el desarrollo de la región.

Wells agregó que la administración Trump considera al comercio de Estados Unidos con India como un objetivo estratégico clave.

“Nuestro comercio bilateral es ahora de unos 126.000 millones de dólares, lo que representa un aumento de más de 10.000 millones de dólares con respecto al año pasado, incluidas las compras cruciales realizadas por empresas indias en los sectores de la aviación comercial, la energía y la defensa”, añadió.

El rol de China

Hablando sobre las prácticas de China en la región, Wells manifestó que el gobierno de Estados Unidos agradece las contribuciones de Beijing al desarrollo regional, siempre y cuando el régimen chino se adhiera a altos estándares, incluyendo la transparencia, el Estado de derecho y el financiamiento sostenible.

“Hemos expresado nuestra preocupación por los proyectos en países en los que las naciones y los gobiernos involucrados no pudieron mantener los calendarios de pago, lo que resultó en una pérdida de soberanía sobre infraestructura clave que tuvieron que entregar a sus prestamistas, en este caso, China”, refirió Wells.

“Y mientras China esté preparada para apoyar la integración de la región de manera sostenible y no hipoteque el futuro de estos países individuales con condiciones de préstamo poco realistas e insostenibles, creo que podremos trabajar juntos”.

Wells describió que podría ver muchas áreas en el sur de Asia donde los intereses de Estados Unidos y China coinciden, como por ejemplo terminar con el terrorismo y la obtención de la paz y la estabilidad en Afganistán. Esta base de intereses en común “nos da un buen punto de partida para conversar”.

En abril, Alex N. Wong, vicesecretario adjunto del Buró de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico del Departamento de Estado, dio una explicación de la política “Indo-Pacífico libre y abierto” de Estados Unidos que, sin mencionar a China, apuntó al reciente papel hostil de Beijing.

“Libre” significa que las naciones de la región pueden estar libres de coerción y pueden seguir, de manera soberana, los caminos que elijan, mientras que “abierto” implica mar abierto y cielo abierto, porque el 50 por ciento del comercio mundial pasa por las rutas marítimas indo-pacíficas, particularmente a través del Mar Meridional de China, remarcó Wong.

“Rutas de mar abiertas y vías aéreas abiertas en el Indo-Pacífico, son cada vez más vitales e importantes para el mundo”, recalcó.

TE RECOMENDAMOS