EE. UU.: Legisladores amenazan emplear ‘armas constitucionales’ si el Departamento de Justicia sigue negando documentos

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
18 de Junio de 2018 Actualizado: 18 de Junio de 2018

El presidente de la Cámara, Paul Ryan, dijo a los legisladores y altos funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia en una reunión el 15 de junio, que planea tomar medidas en la Cámara para romper un punto muerto entre el Congreso y el Departamento de Justicia sobre dos citatorios pendientes que debían proporcionar registros del gobierno.

Los legisladores y representantes del FBI y del Departamento de Justicia se reunieron en esta fecha para revisar los detalles de estos dos citatorios, dijo Trey Gowdy, presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, a Fox News el 17 de junio. La solicitud incluye documentos relacionados con las acusaciones de vigilancia y espionaje de la campaña presidencial de Donald Trump, la conducta de los miembros de la investigación del correo electrónico de Hillary Clinton y el despido del exdirector del FBI, Andrew McCabe.

Los legisladores han exigido ver los documentos durante meses, pero el Departamento de Justicia (DOJ) se ha negado continuamente en cumplirlo, citando la necesidad de revisar cada documento para obtener información confidencial de seguridad nacional. El alcance completo de la solicitud abarca más de un millón de registros. Paul Ryan dijo que habrá acción esta semana si el DOJ no cumple.

“Todo el abanico de armas constitucionales disponibles para la Cámara están en juego, incluido el menosprecio al Congreso, dijo Gowdy a Fox News. “Yo no quiero un drama. Quiero los documentos”.

Durante el enfrentamiento de meses de duración, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, amenazó al fiscal general adjunto con audiencias de destitución y cargos por desacato. El Departamento de Justicia cedió terreno al permitir que un grupo limitado de legisladores revise lotes de documentos en al menos dos ocasiones.

“Bajo el título de milagros menores, tenían miembros de la Cámara trabajando el viernes por la noche”, dijo Gowdy. “Paul Ryan dirigió esta reunión. Tenía a Devin Nunes, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes Bob Goodlatte, a mí mismo, y a todos los que puedas imaginar del FBI y del Departamento de Justicia, e íbamos ítem por ítem de ambos citatorios pendientes”.

“Paul lo dejó muy claro: Habrá acción en la Cámara esta semana si el FBI y el Departamento de Justicia no cumplen con nuestra solicitud de los citatorios”, dijo.

“Entonces, Rod Rosenstein, [el director del FBI] Chris Wray, usted estuvo en la reunión, usted lo entendió tan claramente como yo lo hice. Vamos a obtener el cumplimiento o la Cámara de Representantes va a utilizar todo su arsenal de armas constitucionales para lograr el cumplimiento”.

El enfrentamiento entre Rosenstein y los comités que llevan a cabo la supervisión del Departamento de Justicia por parte del Congreso se han estado intensificando durante meses. La semana pasada, La Gran Época informó que los correos electrónicos de una reunión de enero de 2018, a puerta cerrada entre el Departamento de Justicia, el FBI y el personal del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, describen una amenaza de Rosenstein sobre el citatorio de los correos electrónicos y registros telefónicos de los legisladores y su personal.

Nunes y Gowdy también alegaron la semana pasada que altos funcionarios del Departamento de Justicia están organizando un ataque coordinado contra un miembro del Congreso que ayuda a sus comités a investigar la mala conducta dentro del Departamento de Justicia, vinculada a una operación de vigilancia contra la campaña de Trump.

“Atacar a los empleados, plantear historias falsas y poner en peligro la seguridad nacional al filtrar información sensible a la prensa, incluida información sobre fuentes de inteligencia, esto es lo que hace el Departamento de Justicia, y por eso la confianza en el Departamento de Justicia se está erosionando rápidamente en el Congreso”, dijo Nunes en el momento.

La urgencia de obtener los documentos se intensificó el 14 de junio con la publicación del informe de vigilancia por parte de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia. El informe es el resultado de una investigación de 18 meses sobre el manejo del FBI en la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

El documento detallado reveló un patrón de fuerte prejuicio entre los principales investigadores, tanto en la investigación de los correos electrónicos de Clinton como en la investigación de presuntos vínculos entre la campaña de Trump y Rusia. El Inspector General concluyó que la parcialidad, aunque penetrante, no tuvo impacto en el resultado de la investigación de los correos electrónicos de Clinton.

Entre las revelaciones, en el informe del Inspector había un mensaje de texto entre el principal miembro de las investigaciones de Clinton y Trump, Peter Strzok, y la abogada del FBI Lisa Page, con quien mantenía relaciones extraconyugales, y en el que prometió evitar que Trump se convirtiera en Presidente.

TE RECOMENDAMOS