EE.UU. mantiene a Cuba y Nicaragua en la lista negra de países sobre libertad religiosa

Por Noticia de agencia
04 de Enero de 2024 8:09 PM Actualizado: 04 de Enero de 2024 8:09 PM

El Gobierno de Estados Unidos volvió a incluir a Cuba y Nicaragua, entre otros países como Rusia y China, en su lista negra sobre libertad religiosa, de acuerdo a un comunicado publicado este jueves.

Figuran además en la lista negra Birmania, Corea del Norte, Pakistán, Arabia Saudí, Irán, Tayikistán y Turkmenistán, los mismos del año pasado.

Los gobiernos en estos países han “participado o tolerado violaciones particularmente graves de la libertad religiosa”, según el parecer de Washington.

El Departamento de Estado hizo una segunda lista con los países “en observación”, en la que vuelven a estar Argelia, Vietnam, las Comoras, República Centroafricana y Azerbaiyán.

Estados Unidos también mantuvo en la lista negra a varios grupos que tienen control territorial, como los talibanes en Afganistán, los hutíes en el Yemen, Boko Haram en Nigeria, Al-Shabaab en Somalia, la Organización para la Liberación del Levante en Siria o varios afiliados del Estado Islámico y Al Qaeda en África.

A diferencia del año pasado, salió de la lista el Grupo Wagner, que desde la muerte de su líder Yevgueni Prigozhin ha quedado integrado dentro de las Fuerzas Armadas de Rusia.

En su comunicado, Washington dijo que los gobiernos que figuran en la lista “deben poner fin a abusos como los ataques contra miembros de comunidades religiosas minoritarias y sus lugares de culto, la violencia comunitaria y los prolongados encarcelamientos por expresión pacífica”.

“Los desafíos a la libertad religiosa en todo el mundo son estructurales, sistémicos y profundamente arraigados”, agregó.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.