EE.UU.: Piden categorizar a cárteles mexicanos como grupos terroristas a medida que se vuelven más violentos

Por Charlotte Cuthbertson
26 de Agosto de 2019 Actualizado: 16 de Septiembre de 2019

WASHINGTON—La tasa de homicidios en México está aumentando a un ritmo sin precedentes este año, con un récord de más de 30.000 asesinatos en los primeros siete meses.

Está previsto alcanzar alrededor de 51.500 muertes para fin de año, unas 1000 más que en 2018 y 6000 más que en 2017. Eso sin contar la gran cantidad de desapariciones.

Las guerras de cárteles están causando una masacre en la frontera, así como en grandes áreas portuarias y en las principales áreas de producción de drogas.

El estado de Tamaulipas, que limita con Texas, tiene un aviso de viaje de Nivel 4 por parte del Departamento de Estado de los EE.UU., el cual es una advertencia de “no viajar”, y está en la misma calificación que se le dio a Libia, Siria y Afganistán.

“El crimen violento; como asesinato, robo a mano armada, robo de autos, secuestro, extorsión y agresión sexual, es común”, advierte el sitio web del Departamento de Estado sobre Tamaulipas. “La actividad pandillera, incluidos los enfrentamientos armados y los bloqueos, está generalizada. Los grupos criminales armados se dirigen a los autobuses de pasajeros públicos y privados, así como a los automóviles privados que viajan a través de Tamaulipas, y a menudo toman a los pasajeros como rehenes y exigen pagos de rescate. Las fuerzas de seguridad federales y estatales tienen una capacidad limitada para responder a la violencia en muchas partes del estado”.

Derek Maltz, exjefe de la división de operaciones especiales de la Administración de Control de Drogas (DEA), aboga por que el Departamento de Estado etiquete a algunos cárteles mexicanos como organizaciones terroristas. Dicha designación, dijo, ayudaría a concentrar los recursos y otorgaría a las autoridades legales más amplias a atacar y enjuiciar a los cárteles.

“Obviamente, las autoridades policiales por sí solas no han sido suficientes para abordar la amenaza del cártel en los Estados Unidos”, dijo Maltz. “[Los cárteles] están causando más muerte y destrucción que cualquier otra organización, en la historia de mi vida, en Estados Unidos”.

Maltz argumenta que la crisis de drogas de Estados Unidos, alimentada por los cárteles, no es solo una emergencia de salud, sino también una amenaza de seguridad nacional sin precedentes. En 2018, casi 70.000 personas murieron por sobredosis de drogas en los Estados Unidos.

La policía local y los paramédicos ayudan a un hombre que sufre una sobredosis en el vecindario Drexel de Dayton, Ohio, el 3 de agosto de 2017. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)

“Es casi como una yihad contra nuestro país”, dijo Maltz, y agregó que los principales traficantes de heroína en Afganistán han dicho que vender heroína a Occidente es una forma de realizar una yihad.

“Están matando a los ciudadanos de nuestro país, están destruyendo nuestro país, están causando que centremos nuestros recursos en este problema [y] está ayudando a desestabilizar nuestro país”.

“Ahora tienes al crimen organizado chino produciendo grandes cantidades de fentanilo en laboratorios en China (…) vendiéndolo a los carteles mexicanos. [Están] combinando el fentanilo con todas las otras drogas que están vendiendo y arrojando estos químicos a nuestro país. Bueno, los químicos son como un ataque químico venenoso”.

La DEA de Arizona declaró el 22 de agosto que más de 1 millón de píldoras de fentanilo fueron incautadas en Arizona en lo que va del año fiscal. Las incautaciones de fentanilo se han triplicado cada año desde 2016, cuando apareció por primera vez en los Estados Unidos.

La DEA declaró que el fentanilo se usó por primera vez en la heroína como un aditivo para aumentar exponencialmente su potencia, pero luego los cárteles mexicanos comenzaron a fabricar su propio fentanilo y comprimieron el medicamento en forma de píldora, comercializando las píldoras como “oxicodona mexicana”.

Ilustración fotográfica de 2 miligramos de fentanilo, una dosis letal para la mayoría de las personas, junto a una moneda de un centavo. (DEA)

El 23 de agosto, el secretario de la marina mexicana anunció la incautación de un estimado de 23.000 kilogramos de fentanilo en polvo de China, con destino a Sinaloa.

El fentanilo se encontró en un barco de contenedores que viajaba desde Shanghái con una bandera danesa, hasta el puerto más grande de México en su costa oeste, Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán.

“La mayoría de (…) cocaína, metanfetamina, heroína, fentanilo proviene de México, y los cárteles lo controlan en casi todas las ciudades de Estados Unidos”, dijo Maltz. “Están haciendo miles y miles de millones de dólares”.

Violencia de pandillas relacionada

Maltz dijo que la violencia de las pandillas en las calles de ciudades como Chicago y Baltimore puede estar directamente vinculada a los carteles mexicanos “cien por ciento”.

“El cártel de Jalisco y el cártel de Sinaloa han estado luchando por territorio en Chicago. Todas las pandillas están recibiendo grandes cantidades de drogas”, dijo, y agregó que el exjefe del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, construyó territorio en todo Chicago. Pero cuando El Chapo comenzó a debilitarse, el cártel de Jalisco ganó terreno.

“Ahora tienes la lealtad entre los miembros de la pandilla y ellos están peleando como locos en Chicago”.

El congresista republicano Chip Roy está de acuerdo y dijo que no solo están peleando por las drogas. Roy dijo que el personal de Seguridad Nacional le dijo hace dos semanas que solo el Cártel del Golfo está haciendo USD 2 millones por semana con el contrabando de personas.

Roy presentó una ley en marzo para instar al Departamento de Estado a designar tres cárteles como organizaciones terroristas extranjeras: la facción Reynosa/Los Metros del Cártel del Golfo, el Cártel Jalisco Nueva Generación y la facción Cártel del Noreste de Los Zetas.

El congresista republicano Chip Roy testifica en una audiencia en la Cámara frente al Comité de Supervisión y Reforma, en Washington el 12 de julio de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Los criterios del Departamento de Estado para designar organizaciones terroristas están relacionados con la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores y requieren que el grupo sea una organización extranjera y que su “actividad terrorista o terrorismo debe amenazar la seguridad de los ciudadanos estadounidenses o la seguridad nacional (defensa nacional, extranjera relaciones o los intereses económicos) de los Estados Unidos”.

Los grupos actuales que tienen esa designación incluyen a Hezbolá, ISIS, HAMAS, Sendero Luminoso, Frente de Liberación de Palestina y Al Qaeda.

La Gran Época preguntó al Departamento de Estado si tenía o estaba considerando designar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas. Un portavoz dijo: “No discutimos las deliberaciones o las posibles deliberaciones de nuestro proceso de designación”.

La conexión entre grupos terroristas y cárteles mexicanos ha sido probada.

Una investigación de la DEA lanzada en 2008, llamada Proyecto Cassandra, desveló la operación de tráfico de cocaína entre Hezbollah y el cartel de Los Zetas en los Estados Unidos y en todo el mundo. Hezbolá estaba enviando enormes cantidades de dinero lavado al Líbano a través de envíos de cocaína y ventas de automóviles usados.

Sin embargo, la administración Obama descarriló la investigación en su búsqueda para firmar el acuerdo nuclear con Irán, según un artículo de Politico de 2017.

A lo largo de la frontera

Roy dijo que los carteles están causando “enorme inestabilidad” a lo largo de la frontera.

“Creo que están llevando a cabo actividades que merecen caracterizarlos como organizaciones terroristas extranjeras por atacar a ciudadanos estadounidenses a través de nuestra frontera, están trasladando personas a nuestro país con fines de lucro para socavar nuestra seguridad y soberanía nacional”, dijo.

“Hay personas que son decapitadas, quemadas, enterradas. Hay personas cautivas, golpeadas. La Patrulla Fronteriza tiene videos que interceptan donde se ven a personas siendo golpeadas y luego envían esos videos de a las familias para que den dinero, los retienen por rescate. Esto es lo que estamos permitiendo que suceda en el país más grande de la historia del mundo. Es absurdo que permitamos que eso suceda en nuestra frontera sur”.

El personal forense trabaja en una escena donde cinco presuntos delincuentes murieron durante un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en Tlajomulco, estado de Jalisco, México, el 8 de febrero de 2019. (Ulises Ruiz/AFP/Getty Images)

Roy dijo que hay varias razones posibles por las que la designación no ha obtenido más apoyo.

“Uno, y tal vez algo legítimo, es que siempre hay una cuestión de tipo de ideología, y qué es lo que está impulsando los ataques y no quieres diluir en cómo interceptamos a las organizaciones terroristas en general”, dijo. “Pero creo que si observan las intrincadas redes de estos carteles específicos y lo que están haciendo para atacar y aterrorizar a nuestros ciudadanos, a nuestro país, y cómo están desestabilizando la región entre otros, creo que calificarían”.

“La segunda razón, y la más probable, es que algunas personas en el poder ejecutivo creen que la nueva política ‘Permanecer en México’ puede ser más difícil de implementar”, dijo. Bajo “Permanecer en México”, o los Protocolos de Protección de Migrantes, Estados Unidos está enviando a los solicitantes de asilo a México para esperar su solicitud de asilo.

La Casa Blanca no respondió a las consultas.

“Como mínimo, deberíamos tener un diálogo sobre lo que debemos hacer para atacar a los carteles”, dijo Roy. “¿Qué vamos a hacer para derribar a los cárteles? Sentarme aquí mientras toman el control operativo de nuestra frontera y causan caos a lo largo de nuestra frontera no es un comienzo desde mi punto de vista”.

Maltz dijo que la falta de deseo de una designación de terror del cártel se debe a que las agencias policiales estadounidenses son territoriales y parroquiales. Pero él piensa que el Departamento de Justicia debería establecer un plan operativo para la división de operaciones especiales existente con sede en Chantilly, Virginia. Fue el grupo que dirigió el Proyecto Cassandra. Las principales agencias del grupo son la DEA, el FBI y la Seguridad Nacional, pero a menudo atrae al Departamento del Tesoro, y docenas de otras agencias están representadas.

Activistas y familiares de personas desaparecidas marchan para exigir respuestas sobre el paradero de sus seres queridos, en la Ciudad de México el 10 de mayo de 2019. México registró 33.513 personas desaparecidas hasta 2017, según cifras oficiales. (ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images)

Maltz sugirió que la orden ejecutiva de la administración del 9 de febrero sobre organizaciones criminales transnacionales no es suficiente. La orden ejecutiva apunta a los cárteles y ordena a las fuerzas del orden público de los Estados Unidos que “den una alta prioridad y dediquen recursos suficientes a los esfuerzos para identificar, interceptar, interrumpir y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales y las organizaciones subsidiarias”.

Pero, Maltz dice que los carteles son más fuertes que nunca y no deben subestimarse.

“Estamos hablando de misiles tierra-aire, granadas. Tienen vehículos blindados. Tienen grandes ametralladoras en la parte superior de los vehículos”, dijo. “Es decir, estos tipos son brutales y despiadados. No tienen vergüenza en el mundo cuando se trata de muerte y destrucción. Están colgando personas en postes de cercas, están cortando cabezas, dejando caer a las personas en ácido, son implacables”.

Descubre

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

TE RECOMENDAMOS