EE.UU. reanudará la pena de muerte, y empezará ejecutando a 5 asesinos

Por Zachary Stieber
25 de Julio de 2019 Actualizado: 25 de Julio de 2019

El gobierno federal de los Estados Unidos reanudará la pena de muerte después de casi 20 años.

El fiscal general William Barr dijo en un anuncio el 25 de julio que ordenó a la Oficina Federal de Prisiones que adoptara un anexo al Protocolo de Ejecución Federal, que despejará el camino para que el gobierno reanude la pena de muerte.

Las ejecuciones comenzarán con cinco presos condenados a muerte por asesinato.

“El Congreso ha autorizado expresamente la pena de muerte a través de la legislación adoptada por los representantes del pueblo en ambas cámaras del Congreso y firmada por el Presidente”, dijo Barr en un comunicado.

El fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, pronuncia un discurso en el edificio Robert F. Kennedy en Washington el 9 de mayo de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

“Bajo las Administraciones de ambas partes, el Departamento de Justicia ha buscado la pena de muerte contra los peores criminales, incluidos estos cinco asesinos, cada uno de los cuales fue condenado por un jurado de sus colegas luego de un proceso completo y justo. El Departamento de Justicia defiende el imperio de la ley, y se lo debemos a las víctimas y sus familias para llevar adelante la sentencia impuesta por nuestro sistema de justicia”.

La adenda es similar a las pautas que usan varios estados, incluidas Georgia, Missouri y Texas.

Reemplaza el procedimiento de tres medicamentos que solía usarse en ejecuciones federales con un solo medicamento, el pentobarbital.

Desde 2010, 14 estados han usado pentobarbital en más de 200 ejecuciones, y los tribunales federales, incluido el Tribunal Supremo, han confirmado repetidamente el uso de pentobarbital en ejecuciones de acuerdo con la Octava Enmienda, según el departamento.

La primera ejecución está programada para el 9 de diciembre.

Un rótulo direccional en una fotografía de archivo cerca de la entrada a los terrenos de la Prisión Federal de los Estados Unidos en Terre Haute, Indiana. (Tim Boyle/Getty Images)

Los presos que serán ejecutados

Los cinco presos para los cuales el director interino de la Oficina de Prisiones, Hugh Hurwitz, programó las ejecuciones fueron nombrados como Daniel Lewis Lee, Lezmond Mitchell, Wesley Ira Purkey, Alfred Bourgeois y Dustin Lee Honken.

Según el departamento, Lee es “un miembro de un grupo de supremacistas blancos [que] asesinó a una familia de tres, incluida una niña de ocho años”.

“Después de robar y disparar a las víctimas con una pistola eléctrica, Lee cubrió sus cabezas con bolsas de plástico, selló las bolsas con cinta adhesiva, puso piedras en cada víctima y arrojó a la familia al pantano de Illinois. El 4 de mayo de 1999, un jurado del Tribunal de Distrito de Arkansas encontró a Lee culpable de numerosos delitos, entre ellos tres cargos de asesinato en ayuda de extorsión, y fue condenado a muerte. La ejecución de Lee está programada para el 9 de diciembre de 2019″, afirmó.

Mitchell “apuñaló a muerte a una abuela de 63 años y obligó a su nieta de nueve años a sentarse junto a su cuerpo sin vida para conducir de 48 a 65 kilómetros. Mitchell luego cortó el cuello de la niña dos veces, le aplastó la cabeza con piedras de 9 kilos y cortó y enterró la cabeza y las manos de ambas víctimas”, dijo el departamento, señalando que su ejecución está programada para el 11 de diciembre.

Dustin Lee Honken en un archivo de foto policial. (Departamento de Policía de Mason City)

Purkey “violó y asesinó violentamente a una niña de 16 años, y luego desmembró, quemó y tiró su cuerpo en un estanque séptico. También fue condenado en un tribunal estatal por usar un martillo para golpear a una mujer de 80 años que sufría de poliomielitis y caminaba con un bastón”, según el departamento. Está programado para morir el 13 de diciembre.

Bourgeois “torturó física y emocionalmente, abusó sexualmente y luego mató a golpes a su hija de dos años y medio”, dijo el departamento. Su ejecución está programada para el 13 de enero de 2020.

El departamento también dijo que Honken “mató a tiros a cinco personas, dos hombres que planeaban declarar contra él y una madre soltera y a sus hijas de diez y seis años. Su ejecución estaba programada para el 15 de enero de 2020.

“Cada uno de estos reclusos ha agotado sus recursos de apelación y posteriores a la condena, y actualmente ningún impedimento legal previene sus ejecuciones, que tendrá lugar en la Penitenciaría de los Estados Unidos, Terre Haute en Indiana. Las ejecuciones adicionales se programarán en una fecha posterior”, declaró el departamento.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS