EE. UU. revela nueva estrategia para contrarrestar la influencia china en el continente africano

Por Annie Wu - La Gran Época
17 de Diciembre de 2018 Actualizado: 17 de Diciembre de 2018

El 13 de diciembre, la administración de Estados Unidos dio a conocer una nueva estrategia de inversión en el continente africano como parte de los esfuerzos para contrarrestar la creciente influencia de China entre las naciones africanas.

China trató de aumentar su influencia geopolítica en África financiando proyectos de infraestructura a través de la iniciativa ‘Un Cinturón, Una Ruta’ (OBOR por sus siglas en inglés) y proporcionando su ayuda a cambio de derechos mineros a los yacimientos de recursos naturales.

Sin embargo los críticos observaron que las inversiones de China están endeudando a países ya empobrecidos generando corrupción local, todo ello para cumplir con los intereses nacionales del régimen chino.

El asesor de seguridad nacional John Bolton, refiriéndose a la preocupación de que las ambiciones de China puedan amenazar la estabilidad y los intereses de Estados Unidos en África, dio a conocer una nueva iniciativa de “Prosper Africa” durante un discurso pronunciado en la Heritage Foundation en Washington, D.C., en el que Estados Unidos buscará acuerdos comerciales y proyectos de inversión para ayudar al crecimiento de la clase media africana y promover el crecimiento económico sostenible en los países africanos.

La nueva estrategia para África también “tomará varias medidas adicionales para ayudar a nuestros amigos africanos a luchar contra el terrorismo y fortalecer el estado de derecho”, informó Bolton.

En su discurso, Bolton destacó el patrón chino de “sobornos, acuerdos opacos y el uso estratégico de la deuda para mantener a los Estados africanos cautivos de los deseos y demandas de Beijing”.

A modo de ejemplo, mencionó el caso de Djibouti, que debe la mayor parte de su deuda pública a China.

China también estableció allí su primera base militar en el extranjero, a pocos kilómetros de distancia del campamento base de EE. UU. de Lemonnier, brindando apoyo a las fuerzas estadounidenses que llevan a cabo operaciones antiterroristas.

Los acuerdos económicos de China llevaron a Djibouti a considerar la posibilidad de ceder el control de la Terminal de contenedores de Doraleh, un puerto marítimo estratégicamente situado en el Mar Rojo, a empresas estatales chinas. Este año, el gobierno de Djibouti terminó abruptamente un contrato con el operador portuario con sede en Dubai que dirigía la terminal de contenedores, y luego nacionalizó las acciones en manos de una empresa de Djibouti, dando efectivamente al gobierno local el control. Esto planteó la preocupación que el gobierno del país africano se sintiera presionado a comprometer su soberanía con Beijing.

“Si esto ocurriera, el equilibrio de poder en el Cuerno de África -una de las principales arterias del comercio marítimo entre Europa, Oriente Medio y Asia meridional- cambiaría a favor de China”, advirtió Bolton.

Zambia también está muy endeudada con China. Su compañía nacional de servicios públicos de energía, ZESCO, será adquirida por empresas chinas, tras no haber pagado los préstamos adeudados a China, informaron medios de comunicación africanos en septiembre.

El régimen chino hizo importantes inversiones en la iniciativa ‘Un Cinturón, Una Ruta’ para poder comerciar con palo de rosa, un material muy codiciado para fabricar muebles chinos.

Pero los expertos expresaron su preocupación que la demanda china está alimentando la tala ilegal y diezmando los bosques en el país africano.

Bolton nombró a China y Rusia como amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos porque están “deliberada y agresivamente enfocando sus inversiones en la región para obtener una ventaja competitiva sobre Estados Unidos”, dando más ejemplos al respecto sobre China.

La Gran Época informó anteriormente sobre las inversiones de Beijing en Sierra Leona, que pusieron al país en una situación financiera difícil. El régimen chino también trató de influir en la política local para elegir a los miembros de un partido político que apoyaba los acuerdos comerciales que otorgaban a las empresas chinas la propiedad de las minas de hierro, bauxita y oro.

De manera similar, China firmó acuerdos en Ghana para obtener el control de los yacimientos minerales, lo que preocupó a las autoridades locales y a los residentes por los daños ambientales.

La nueva estrategia de Estados Unidos ampliará los mercados para las exportaciones de Estados Unidos, a la vez que promueve el crecimiento económico en África y se compromete con los gobiernos africanos como “socios estratégicos”, dijo Bolton.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS