EE.UU. revocará estatus especial de Hong Kong y sancionará a oficiales chinos que socaven autonomía

Por Eva Fu
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

El presidente Donald Trump anunció el 29 de mayo que despojará el estatus comercial preferencial de Hong Kong, arremetiendo contra el régimen chino por “sofocar la libertad de Hong Kong”.

La medida se produjo un día después de que Beijing siguiera adelante con la promulgación de una ley de seguridad nacional en Hong Kong, una medida que, según los críticos, podría poner en peligro el estado de Hong Kong como centro financiero global.

Estados Unidos trató anteriormente a Hong Kong como una entidad independiente en las áreas de comercio, inversión e inmigración, lo cual significó que los aranceles actuales de los EE.UU. sobre miles de millones de dólares en productos chinos no se aplicaran a Hong Kong.

En una conferencia de prensa de la Casa Blanca sobre las políticas de China, Trump dijo que revocará el estatus especial de Hong Kong como una entidad comercial independiente de China, y actualizará las advertencias de viaje de Estados Unidos, “para reflejar el creciente peligro de vigilancia y castigo por parte del aparato de seguridad del estado chino” tras la aprobación de la ley.

La administración también “tomará las medidas necesarias” para sancionar a los funcionarios chinos y de Hong Kong “directa o indirectamente involucrados en la erosión de la autonomía de Hong Kong”, dijo.

La antigua colonia británica volvió al dominio chino en 1997, con lo cual Beijing prometió mantener su autonomía bajo el marco de “un país, dos sistemas”.

Pero “la última incursión de China, junto con otros desarrollos recientes que degradaron las libertades del territorio, deja en claro que Hong Kong ya no es lo suficientemente autónomo como para garantizar un tratamiento especial que le hemos otorgado al territorio desde la entrega”, dijo Trump. “China ha reemplazado su fórmula prometida, de ‘un país, dos sistemas’, con ‘un país, un sistema'”.

Hace dos días, el secretario de Estado Mike Pompeo declaró que Hong Kong ya no era lo suficientemente autónomo de China continental para justificar su tratamiento especial bajo la ley estadounidense, pero que revocar formalmente los privilegios especiales de Hong Kong requería de una orden ejecutiva del presidente.

Si bien gran parte de los detalles de la ley se implementarán en los próximos meses, la resolución preliminar apunta a cualquier actividad que el régimen considere “secesión, subversión, infiltración o sabotaje”. También permitiría a las autoridades centrales enviar agencias de seguridad a Hong Kong.

En la última afirmación de la autoridad de Beijing, Zhao Kezhi, jefe del Ministerio de Seguridad Pública de China, prometió “dirigir y apoyar completamente a la policía de Hong Kong” para “mantener la seguridad y la estabilidad de Hong Kong” en una conferencia política el viernes.

Amenazas de Beijing

El gobierno de Hong Kong a favor de Beijing expresó el jueves por la noche “una fuerte oposición” a la decisión de Estados Unidos de despojar a Hong Kong de los beneficios económicos especiales que distinguen a la ciudad de China continental, advirtiendo que las sanciones podrían ser contraproducentes.

“Cualquier sanción es un arma de doble filo que no solo dañará los intereses de Hong Kong sino también significativamente los de Estados Unidos”, dijo un portavoz del gobierno de Hong Kong en un comunicado de prensa.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, en anticipación a la conferencia de prensa de Trump, amenazó con represalias durante una conferencia de prensa del 29 de mayo.

“La resolución del gobierno chino de oponerse a cualquier fuerza extranjera que interfiera con los asuntos de Hong Kong no se verá afectada”, dijo, y agregó que Beijing “ha cumplido con todos los derechos y obligaciones” en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica, un tratado firmado en 1984 para establecer el futuro de Hong Kong a su regreso a la soberanía china.

Las acciones mundiales cayeron el viernes mientras los inversores esperaban la respuesta de Estados Unidos a la ley de seguridad nacional de Beijing.

Los partidarios de la democracia se enfrentan a la policía antidisturbios durante una detención en un encuentro en el distrito de Causeway Bay el 27 de mayo de 2020 en Hong Kong, China. (Anthony Kwan/Getty Images)

Los hongkoneses desafían

Durante dos días seguidos, se han formado largas filas en los bancos de Hong Kong a medida que los residentes se apresuraron a convertir sus ahorros a dólares estadounidenses.

Mientras tanto, el gobierno de Hong Kong respaldado por Beijing gastó 2,54 millones de dólares de Hong Kong (alrededor de USD 327,660) para publicar anuncios en periódicos locales el viernes, haciendo un llamado a los ciudadanos para que apoyen la nueva ley.

El sentimiento popular parecía girar en la dirección opuesta. Una encuesta realizada por la Citizens’ Press Conference, fundada por los manifestantes, encontró que entre los 370,000 encuestados, el 98.6 por ciento se opuso a la ley china, y la mayoría expresó temores de que la policía china pudiera hacerse cargo de Hong Kong. Tres cuartas partes de los encuestados también se mostraron de acuerdo de que la medida no desanimaría a los manifestantes prodemocráticos de regresar a las calles.

El destacado activista por la democracia de Hong Kong y fundador del periódico local Apple Daily, Jimmy Lai, a quien Beijing ha insinuado que podría ser un objetivo bajo la nueva ley, ha prometido “luchar hasta el último día”.

“No hay otra manera que seguir luchando”, dijo a Reuters el viernes. “Si yo me pudiera sacrificar por Hong Kong, lo haría. Este es mi hogar (…) Será (un) honor si me convierto en un sacrificio. Será mi honor”.

Taiwán y el Reino Unido se han comprometido a ayudar a los habitantes de Hong Kong a reasentarse si el régimen chino continúa acercándose a Hong Kong. Algunos funcionarios estadounidenses también están haciendo un llamado a que se otorgue a los ciudadanos de Hong Kong la condición de refugiados.

Lo Kin-hei, vicepresidente del Partido Demócrata de Hong Kong, dijo que los ciudadanos están listos para aceptar el dolor económico inminente en aras de defender sus derechos.

“Creo que [los hongkoneses] creen que [Hong Kong] solo puede sobrevivir en la forma de un Phoenix: morir y renacer. ¿Y si no pudiéramos [renacer]? Todos mueren”, escribió en Twitter un día antes.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Hong Kong pierde su autonomía | China en Foco

TE RECOMENDAMOS