Hong Kong está al borde del control comunista por el último ataque de Beijing, según expertos

Por Eva Fu
27 de Mayo de 2020
Actualizado: 27 de Mayo de 2020

La última movida del régimen chino para imponer una ley de seguridad nacional en Hong Kong conducirá al fin de la autonomía de la ciudad, de acuerdo con activistas y expertos. Ellos advierten que si no se detiene a Beijing, se envalentonará para tomar medidas más fuertes para poner a la ciudad bajo su control.

El anuncio de Beijing la semana pasada de que aprobaría una ley de seguridad nacional para Hong Kong sin pasar por la propia legislatura de la ciudad, ha atraído una condena internacional y ha reavivado las protestas masivas en la ciudad, las cuales se seguirán llevando a cabo en las próximas semanas.

Tras la medida de Beijing, el secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo declaró el 27 de mayo que Hong Kong ya no es autónomo de China, lo cual pone en peligro el estado comercial especial de Hong Kong con Estados Unidos.

No está claro si la administración de EE.UU. procederá a revocar los privilegios especiales de Hong Kong, lo cual requeriría una orden ejecutiva del presidente. El departamento de estado no ha respondido a una consulta de The Epoch Times hasta el momento de la publicación.

Los críticos temen que la ley, la cual prohíbe los actos de “secesión, subversión y actividades terroristas”, sea utilizada por Beijing para suprimir y perseguir las voces disidentes. Activistas y legisladores locales en favor de la democracia señalan que las leyes de seguridad nacional se utilizan con frecuencia para enjuiciar y encarcelar a disidentes en China continental.

La ley también abre la posibilidad de que las agencias de seguridad de Beijing establezcan operaciones en Hong Kong.

“Hong Kong estaría invadido por agentes del gobierno chino, y los acusados ​​de violar la ley de seguridad nacional probablemente no podrían defenderse en un tribunal imparcial”, dijo Thor Halvorssen, director ejecutivo de Human Rights Foundation, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, a The Epoch Times.

Esta foto aérea tomada el 23 de octubre de 2018 muestra edificios comerciales y residenciales en Hong Kong por la noche. (Dale de la Rey/AFP a través de Getty Images)

Plan de Beijing

La acción del régimen chino no fue del todo inesperada, de acuerdo con Wilson Leung, del Grupo de Abogados Progresistas con sede en Hong Kong.

“El plan de Beijing es siempre tener un control absoluto sobre lo que considera que son sus áreas legítimas. Este considera a Hong Kong como su territorio legítimo, y nadie más debería opinar, incluido el pueblo de Hong Kong”, dijo Leung a The Epoch Times.

El último intento de legislar un proyecto de ley antisubversión similar fue en 2003, un esfuerzo suspendido luego de que un medio millón de hongkoneses salieran a las calles a protestar.

Halvorssen dijo que la acción del régimen chino fue un intento por desviar la atención de su mal manejo del brote del virus del PCCh y otros problemas internos.

“Beijing se está comportando como un matón y lo hace de una manera en la que le dice a la comunidad internacional: ‘Ya no nos importa'”, dijo Halvorssen.

Mientras tanto, el régimen ha “perdido su paciencia” con los aliados pro-Beijing en Hong Kong, un resultado probablemente exacerbado por años de demora en la promulgación del Artículo 23, un proyecto de ley contra la subversión; el éxito de las protestas de Hong Kong del año pasado contra la propuesta de un proyecto de ley de extradición; y por la victoria electoral del distrito del sector prodemócrata, dijo Halvorssen.

“La población de Hong Kong está comunicando en voz alta que desean ser autónomos. El gobierno chino concluyó que debe tomar el asunto en sus propias manos en lugar de esperar a que sus aliados en Hong Kong lo promulguen”, dijo.

La policía antidisturbios detiene a los manifestantes en favor de la democracia durante una manifestación en el distrito de Causeway Bay en Hong Kong, el 27 de mayo de 2020. (Anthony Kwan/Getty Images)

El miércoles, miles de personas volvieron a protestar contra la ley y otro proyecto de ley controvertido que penalizaría la falta de respeto al himno chino. La policía arrestó al menos a cerca de 300 manifestantes a las 6:00 pm hora local.

“El cuchillo está en manos del régimen. En cualquier momento nos apuñalarán en el cuello”, dijo el pastor Chan a The Epoch Times durante la protesta en Causeway Bay.

El tema central

El “quid” de la cuestión, de acuerdo con el abogado y líder del partido cívico prodemocrático Alan Leong, es mantener separados los sistemas legales de China continental y Hong Kong.

Si bien el sistema legal de Hong Kong respeta el estado de derecho, el tribunal de China continental sirve para “mejorar el poder de decisión del PCCh”, dijo Leong a The Epoch Times.

El 25 de mayo, el Colegio de Abogados de Hong Kong emitió una declaración (pdf) destacando “una serie de artículos preocupantes y problemáticos” en el proyecto de ley. La mini-constitución de Hong Kong, la Ley Fundamental, le otorga al Congreso Popular Nacional de China (NPC) el poder de promulgar leyes solo en asuntos relacionados con “defensa y asuntos exteriores, así como otros asuntos fuera de los límites de la autonomía” de Hong Kong, y no en seguridad nacional. argumentó el documento.

“La presente propuesta (…) realmente viola todas las disposiciones de los arreglos originales”, dijo Leong.

Maggie Chan, delegada de Hong Kong ante la legislatura de mera formalidad de China, el Congreso Nacional del Pueblo (NPC), propuso que se establezca un tribunal de seguridad nacional en la ciudad, donde los casos solo son escuchados por jueces chinos.

“Esto es totalmente inaceptable y está introduciendo un elemento extrínseco en el sistema judicial de Hong Kong”, dijo Leong.

La policía antidisturbios detiene a un grupo de personas durante una protesta en el distrito Causeway Bay de Hong Kong el 27 de mayo de 2020, mientras la legislatura de la ciudad debate sobre una ley que prohíbe insultar al himno nacional de China. (Isaac Lawrence/AFP a través de Getty Images)

Chen Daoxiang, comandante de la guarnición militar de China en Hong Kong, advirtió a través de la televisión china que el ejército de China estaba listo para “defender la soberanía nacional”.

Mientras que la líder de la ciudad, Carrie Lam, intentó asegurar a los habitantes de Hong Kong el 26 de mayo que la ley solo apuntará a “un puñado de personas” involucradas en terrorismo o subversión, Wilson Leung, del Grupo de Abogados Progresistas de Hong Kong, dijo que las afirmaciones eran “absolutamente incorrectas” y una “completa propaganda”.

Con la llegada de agentes de seguridad de China continental para hacer cumplir la voluntad de Beijing, Hong Kong pronto verá “detenciones al estilo de China continental con todos los abusos que hemos visto en China continental”, dijo, señalando la persecución del grupo espiritual Falun Dafa y la detención masiva de Uigures en los campos de concentración de Xinjiang.

“Es la naturaleza de las dictaduras decir que: Oh, no se preocupen por estas leyes de terrorismo o por la ley de seguridad nacional. Si no han hecho nada malo, no los atacaremos”, dijo. “Pero si ven lo que ha sucedido en China, en Rusia, [es] todo lo contrario”.

Daños económicos

Beijing está cometiendo un “gran error” al poner en peligro el estado de Hong Kong como centro financiero global, dijo en una entrevista Law Ka-chung, profesor adjunto del departamento de economía de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong.

La confianza de los inversores en el estado de derecho de Hong Kong y su autonomía de la parte de China continental, la cual ya se encuentra en mínimos históricos luego de la crisis de la ley de extradición del año pasado, probablemente continuará en una trayectoria descendente, dijo.

Law especuló que Beijing podría no hacer cumplir estrictamente la ley de seguridad de inmediato, una medida que crearía un shock repentino que podría colapsar la economía local. Pero dijo que el costo de los términos draconianos de China se mostrará a largo plazo.

Él también predijo que podría tener lugar una emigración a gran escala fuera de Hong Kong, similar a cuando el territorio fue devuelto a China en 1997.

La ley probablemente traerá inestabilidad a largo plazo y un ascenso social a medida que el crecimiento económico de Hong Kong se vincule más con la de China continental: los chinos de China continental podrían dominar las posiciones de alto rango dentro de las empresas, mientras que la participación extranjera en industrias de alto valor como las empresas de contabilidad, seguros y corretaje podría reducir significativamente, de acuerdo con Law.

Manifestantes de Hong Kong se manifiestan contra la ley de seguridad nacional de China en el distrito de Mongkok en Hong Kong, el 27 de mayo de 2020. (Billy HC Kwok/Getty Images)

Con el anuncio de Pompeo, el estatus internacional de la ciudad, atado a su identidad distintiva de China continental, está en juego.

Anteriormente, según la ley de los Estados Unidos, Hong Kong tenía privilegios especiales, incluso en las áreas de comercio, inversión e inmigración.

La ciudad también es uno de los principales mercados de exportación de vino, carne y productos agrícolas de los Estados Unidos.

“Una vez que este (proyecto de ley) realmente siga el camino que el PCCh amenaza con seguir, agitará y moverá a una gran cantidad de la comunidad empresarial que ya está alarmada en este momento”, dijo Samuel Chu, fundador y director gerente del grupo de defensa del Consejo de Democracia de Hong Kong, con base en Washington. “Una vez que realmente asustes a la comunidad empresarial, verás el costo de hacer movimientos para protegerse a largo plazo”.

Gran parte de la inversión extranjera directa de China se canaliza a través de Hong Kong. No será fácil para Beijing encontrar un reemplazo si el estado de Hong Kong cae. “Beijing tenía la agenda para construir Shanghai hace mucho tiempo”, desde principios de la década de 2000, dijo Law. “Pero después de 10 a 20 años, todavía no han podido tener a Shanghai como centro financiero internacional”.

La evolución del futuro de Hong Kong tiene consecuencias para el mundo, dijo Leung, abogado de Hong Kong. “Hong Kong está realmente en primera línea frente a la lucha entre el mundo libre y el mundo dictatorial”, dijo. “Si Hong Kong cae, entonces pueden estar muy seguros de que el próximo será Taiwán (…) luego, muy pronto, verán cómo se extiende por todo el mundo”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Mujer de Wuhan habla del encubrimiento del virus. Ocultan contagios y cifras reales | China en Foco

TE RECOMENDAMOS