EE.UU. sanciona a estatal china CEIEC por ayudar a Maduro a socavar la democracia en Venezuela

Por Débora Alatriste
30 de Noviembre de 2020
Actualizado: 30 de Noviembre de 2020

El Departamento del Tesoro anunció este lunes la sanción de la empresa estatal china CEIEC por “apoyar los esfuerzos del régimen” de Nicolás Maduro en socavar la democracia en Venezuela.

La Corporación Nacional de Importación y Exportación de Productos Electrónicos de China (CEIEC), es una subsidiaria de la estatal China Electronics Corporation (CEC) —un importante contratista del ejército chino. El departamento dijo que CEIEC viola los valores democráticos de la nación por medio de restringir el servicio de Internet y realizar vigilancia digital y operaciones cibernéticas contra los opositores políticos.

“La dependencia del régimen ilegítimo de Maduro de entidades como CEIEC para avanzar en su agenda autoritaria ilustra aún más la priorización del poder del régimen sobre los valores y procesos democráticos”, dijo el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, en el comunicado publicado el 30 de noviembre.

“Estados Unidos no dudará en apuntar a cualquiera que ayude a suprimir la voluntad democrática del pueblo venezolano y de otros en el mundo”, agregó el funcionario estadounidense.

Las sanciones implican que todos los bienes e intereses en propiedad de CEIEC que estén en Estados Unidos o en posesión o control de estadounidenses deben ser bloqueados e informados a la OFAC. Asimismo prohíben todas las transacciones realizadas por personas de Estados Unidos o dentro del país con CEIEC.

Desde 2017, CEIEC ha brindado capacitaciones, software y experiencia técnica al canal del régimen CANTV (Compañía Nacional de Teléfonos de Venezuela)–el cual controla el 70 por ciento del servicio de Internet en toda Venezuela–para bloquear periódicos independientes online y los discursos transmitidos en directo por el gobierno interino, a través de una versión del “Gran Cortafuegos” usada por el Partido Comunista Chino–un sistema nacional de estricta censura online en China.

La censura china en Internet, conocida colectivamente como el “Gran Cortafuegos”, bloquea el acceso a una variedad de sitios políticamente sensibles, así como a las plataformas y redes sociales populares de Occidente. Entre la lista de sitios prohibidos, que suman alrededor de 600,000, están Wikipedia, Twitter, Facebook, Google, YouTube, BBC y Reuters.

En los últimos años, el régimen de Maduro ha “demostrado repetidamente” su voluntad de censurar los puntos de vista opuestos y violar los derechos del pueblo. Según la agencia, el 5 de enero de este año, la CANTV restringió el acceso a las redes sociales el mismo día de la votación por el liderazgo en la Asamblea Nacional; y el 30 de abril de 2019, durante un levantamiento popular contra el régimen de Maduro, los ciudadanos venezolanos experimentaron cortes de energía y la señal en los celulares era débil o se perdía. Asimismo, en febrero del mismo año, la CANTV manipuló el sistema de nombres de dominio de una página web de entrega de ayuda humanitaria redirigiendo a los visitantes a un sitio web falso diseñado para falsificar la información personal de los visitantes.

El CEIEC creó el Sistema de Seguridad Pública y Gestión de Emergencias de Venezuela, el cual fue anunciado en 2013 por el régimen de Maduro como Sistema Integrado de Monitoreo y Asistencia (Sima) y contratado por USD 1080 millones reportó Venezuela al día. Asimismo la estatal china ejecuta el Sistema Tecnológico de Seguridad Penitenciaria.

La medida de la administración Trump, que tiene lugar a pocos días de las elecciones convocadas por Maduro, fue celebrada por el senador Rick Scott (R-Fla.).

“La China Comunista y sus mascotas conocen las atrocidades que Maduro le hace a su pueblo. Es un genocidio y cualquiera que lo apoye es un participante dispuesto”, escribió en Twitter el lunes.

“Me alegra que [la] Administración esté imponiendo sanciones a dictadores en contra de la democracia en nuestro hemisferio”, añadió.

En julio de este año, el departamento del Tesoro dijo que gobiernos no democráticos de todo el mundo han recurrido a tecnologías exportadas de China para reprimir a la disidencia política. Los países como Ecuador–durante el mandato del expresidente Rafael Correa–y Venezuela “tienen o buscan adquirir tecnologías de información y comunicación chinas” a través de compañías como Huawei y CEIEC, para integrarlas en sus infraestructuras nacionales, de acuerdo con un informe de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

“La República Popular de China está avanzando, (…) para construir y expandir el autoritarismo digital a través de medios económicos, políticos, diplomáticos y coercitivos en el país y en el extranjero”, dice el documento.

Siga a Débora en Twitter: @DeboraAlatriste


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Brasil y el plan ‘Red Limpia’ de EEUU; Ciudad china en estado de emergencia

TE RECOMENDAMOS