EE. UU. se dispone a reubicar la manufactura previendo explosión de la bomba demográfica de China

Por Chriss Street
01 de Mayo de 2020
Actualizado: 01 de Mayo de 2020

Análisis de noticias

Estados Unidos está a punto de reacomodar su capacidad manufacturera sustancial ya que la bomba de tiempo demográfica de China pronto explotará, lo que hará que los salarios aumenten a medida que los jubilados gasten sus ahorros.

A pesar de que la fuerza laboral de China se triplicó de 341 millones en 1950 a un pico de poco más de mil millones en 2010, la “tasa de dependencia” de la población de edad avanzada (proporción de población mayor de 65 años por cada 100 trabajadores de 20 a 64 años) aumentó de 8.7 por ciento a solo 12.4 por ciento, según un informe de la firma de investigación china Enodo Economics. Como resultado, China disfrutó de seis décadas de alto crecimiento de trabajadores y modestas cargas de costos para la jubilación y la atención médica.

La incorporación de la fuerza masiva laboral de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001 creó un dinamo industrial que vio su participación en el valor agregado de manufacturación global del 11 por ciento en 2005 al 25 por ciento para 2018. El mayor perdedor de los miembros de la OMC fue Estados Unidos, que vio su participación global caer del 20 por ciento en 2005 al 15 por ciento en 2018, según datos de Enodo Economics.

La fuerza laboral de China superó los mil millones en 2010 y se mantuvo estable en ese nivel durante la última década. El informe encontró que el aumento de la demanda laboral en la OMC y el estancamiento del crecimiento laboral causaron que el salario promedio de los trabajadores chinos aumentara en un 326.6 por ciento entre 2005 y 2017; aproximadamente diez veces más rápido que el crecimiento salarial del 34.3 por ciento para el trabajador estadounidense promedio en el mismo período de tiempo.

Debido al envejecimiento de la población, la fuerza laboral de China se reducirá en aproximadamente 35 millones por año durante las próximas tres décadas. El “índice de dependencia” pasará del 18.5 por ciento en 2020; al 27.6 por ciento en 2030; al 43 por ciento en 2040; y 50.6 por ciento en 2050, según Enodo Economics.

Los bancos estatales de China pudieron financiar internamente el auge de la OMC a bajas tasas de interés porque la tasa de ahorro familiar de los trabajadores chinos se disparó del 36.5 por ciento en 2000 a un pico del 51.7 por ciento en 2010. Pero debido a un porcentaje creciente de jubilados que viven de los ahorros, la tasa de ahorro cayó al 46.6 por ciento en 2018 y continúa cayendo rápidamente.

China afirmó en 2009 que podría expandir la fabricación a pesar del final de la expansión de la fuerza laboral mediante la recapacitación de trabajadores poco calificados para realizar tareas intensivas en conocimiento. Pero China informó en 2018 que su fuerza de trabajo era principalmente no calificada, con solo el 21 por ciento clasificado como “calificado” y solo el 7 por ciento clasificado como “altamente calificado”.

Debido a la bomba de tiempo demográfica, el número de estudiantes chinos que asistieron a la universidad se redujo de 22.4 millones en 2010 a 15.6 millones en 2018. El número actual de estudiantes universitarios “entrantes” cayó de 8.7 millones a 5.6 millones en el mismo período de tiempo, según Enodo Economics.

No solo está disminuyendo el número de estudiantes universitarios chinos, sino que el 34.8 por ciento de los graduados declaran que su “trabajo ideal” es trabajar para el Partido Comunista o una organización gubernamental, a pesar de que solo hay un 8 por ciento de disponibilidad laboral. Alrededor del 45.2 por ciento de los empleos disponibles son de empresas privadas, pero solo el 10.3 por ciento de los graduados universitarios llaman a este trabajo “ideal”, según una encuesta realizada por JP Morgan, la Universidad de Tsinghua y la Universidad de Fudan.

Enodo Economics pronostica que China está en mayor riesgo de perder empleos, donde las empresas pueden aumentar los márgenes de ganancia al construir fábricas altamente automatizadas que pueden beneficiarse de la mayor productividad de los trabajadores estadounidenses que trabajan con robots de colaboración (cobots).

Una encuesta realizada por Deloitte y el Manufacturing Institute encontró que, entre los 400 principales fabricantes estadounidenses, el 70 por ciento está creando o expandiendo sus programas de capacitación en Estados Unidos. Estos fabricantes temen un déficit de 2.4 millones para 2028 de trabajadores estadounidenses con las habilidades necesarias para la cuarta revolución industrial “que transformará el mundo del trabajo a través de inteligencia artificial, robótica avanzada, automatización, análisis e Internet de las Cosas”.

Enodo Economics pronostica que las industrias más probables para reacomodar de nuevo en Estados Unidos incluyen los automóviles; maquinaria eléctrica; producto de madera y hierba; fibra química; material químico y producto; equipo de transporte; caucho y plásticos; productos farmacéuticos; y producto mineral no metálico.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

El “distanciamiento social” podría derrotar al Partido Comunista Chino

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS