EE. UU. se encamina a nueva Guerra Fría con un régimen chino cada vez más agresivo, dicen expertos

Por J.M. Phelps
02 de Octubre de 2021 9:20 AM Actualizado: 02 de Octubre de 2021 4:20 PM

Según un teniente coronel retirado del Ejército de Estados Unidos, se está gestando una nueva guerra fría entre Estados Unidos, por un lado, y China con Rusia, por el otro.

Habiendo servido como un “guerrero frío” durante las últimas décadas de tensión geopolítica entre Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, Robert Maginnis dijo que la actual naturaleza adversa y de acaparamiento de poder del régimen chino y su alianza con Rusia le recuerdan lo que presenció de primera mano durante el ascenso de la URSS.

“He visto esto antes y ahora lo estoy viendo de nuevo”, dijo Maginnis a The Epoch Times.

Los analistas están haciendo esta comparación desde la última etapa de la administración Trump, cuando Estados Unidos empezó a tomar medidas cada vez más duras para combatir una serie de amenazas que planteaba el régimen comunista chino.

En líneas generales, la administración Biden ha seguido enfrentándose al régimen por sus agresiones, haciendo hincapié en la creación de alianzas para presentar un frente unificado que contrarreste a Beijing. En septiembre, Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia lanzaron una nueva asociación de seguridad conocida como “AUKUS”, centrada en el Indo-Pacífico, una medida considerada ampliamente como un esfuerzo para atacar la asertividad militar del régimen comunista en la región.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, sugirió recientemente que Estados Unidos y el régimen chino arreglaran su relación “completamente disfuncional”, advirtiendo de la alternativa de una posible nueva guerra fría. En respuesta, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó que Estados Unidos no buscaba una guerra fría con Beijing y caracterizó la relación como “no de conflicto, sino de competencia”.

El congresista Mike Gallagher (R-Wis.) discrepó, afirmando que Estados Unidos ya “está en las primeras fases de una nueva guerra fría con China”.

Europa de lado

En cuanto a la asociación AUKUS, por la que Estados Unidos y el Reino Unido apoyaron la adquisición de submarinos de propulsión nuclear por parte de Australia, Maginnis dijo que “una alianza con los australianos no es algo especialmente sorprendente” considerando que Australia es “un sólido aliado” en el sur del Pacífico con un “muy buen punto de apoyo en la región”.

El acuerdo provocó el enfado de Francia, que acabó perdiendo un acuerdo anterior firmado en 2016 para proveer a Australia de submarinos. Hubo una preocupación constante por los retrasos, los sobrecostes y las grandes dudas sobre si el submarino cumpliría con los requisitos de defensa de Australia, lo que se había debatido públicamente durante años.

Las repercusiones diplomáticas han hecho que algunos analistas sugieran un distanciamiento cada vez mayor entre los países anglosajones y Europa con su acercamiento a China.

Dan Steiner, coronel retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y estratega global, dijo que parece haber una “falta de visión” dentro del gobierno de Joe Biden en lo que respecta a la política exterior, pero añadió que la asociación AUKUS podría ser un pequeño indicio de lo que está por venir.

Maginnis y Steiner coincidieron en que existen similitudes entre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y lo que Estados Unidos está formando bajo AUKUS. Maginnis señaló que “la OTAN fue un esfuerzo muy concertado y sincronizado para desafiar la expansión de la Unión Soviética en el resto de Europa”. Ambos militares retirados afirmaron que AUKUS es el comienzo del intento de Estados Unidos de formar una “versión de la OTAN en Asia” para contrarrestar el régimen chino.

Poco después del lanzamiento de AUKUS, el presidente Joe Biden organizó una cumbre en Washington con los líderes de Japón, India y Australia. El Diálogo Cuadrilateral de Seguridad, conocido como Quad, también pretende hacer frente al creciente poderío militar y económico del régimen chino en la región del Indo-Pacífico, según los analistas.

Entre AUKUS y Quad, Steiner dijo que el Partido Comunista Chino (PCCh) puede argumentar que Estados Unidos está abandonando a Europa, a diferencia de lo que ocurría en los viejos tiempos.

“El régimen chino puede decir que el acuerdo AUKUS y la reunión del Quad son solo un indicio de que a Estados Unidos ya no le importan ni Europa ni la OTAN”, dijo Steiner.

En consecuencia, el régimen chino aprovechará la brecha que se ha producido entre Estados Unidos y Francia para adaptarla a su agenda, dijo. “Ellos están diciendo al mundo que no se puede confiar en Estados Unidos y van a seguir impulsando la historia de que Estados Unidos se está alejando de Europa”.

Para Steiner, está claro que Estados Unidos está intentando realinearse con socios más capaces de hacer frente al PCCh.

Barreras para la nueva alianza

Steiner dijo que hay barreras para formar tal alianza, sugiriendo que “el PCCh se da cuenta de que muchas de las naciones con las que Estados Unidos intentaría formar una alianza ya dependen de la trampa del entramado económico de China”.

El régimen tiene sus “tentáculos en la mayoría de las naciones” con las que Estados Unidos trataría de aliarse en Asia, y entre ellas se encuentran Indonesia, Japón, Corea del Sur y Vietnam, según Steiner.

Por el contrario, dijo, los países que originalmente se unieron a la OTAN en 1949 no tenían vínculos financieros o económicos con la Unión Soviética.

“Va a ser mucho más difícil formar una versión asiática de la OTAN de lo que fue formar la OTAN al final de la Segunda Guerra Mundial”, añadió.

Un régimen “explosivo”

Para Maginnis, las emergentes alianzas se están “confabulando contra un explosivo ejército chino” en reconocimiento de la creciente amenaza que supone el PCCh.

“El régimen chino considera a Estados Unidos su enemigo [y] la postura militar tanto de los chinos como de los rusos es detonante en todo el mundo”, dijo.

El PCCh se está acercando al punto de poder desafiar a Estados Unidos en la esfera nuclear, dijo Maginnis, señalando los informes de mediados de año sobre la construcción de casi 120 nuevos silos de misiles cerca de la ciudad noroccidental de Yumen y otros 110 silos en la región del extremo occidental de Xinjiang.

A medida que aumenta la amenaza del PCCh, Maginnis dijo que la relación de alianza entre el régimen chino y Rusia también se convierte en una preocupación creciente, aumentando la perspectiva de una nueva guerra fría. Su primer simulacro naval conjunto se produjo en 2017, y más recientemente “China y Rusia también están alineando sus posiciones en Afganistán”, añadió.

El régimen chino está expandiendo su influencia por todo el mundo, dijo Maginnis. “No se parece a nada visto en el pasado”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.