EE. UU. suspende USD 700 millones en ayuda a Sudán tras toma de poder de los militares

Por Isabel van Brugen
26 de Octubre de 2021
Actualizado: 26 de Octubre de 2021

El Departamento de Estado de Estados Unidos pausó el lunes 700 millones de dólares en ayuda de emergencia a Sudán destinados a apoyar su transición democrática, después que miembros del ejército sudanés derrocaran al gobierno de transición liderado por civiles.

“El gobierno de transición dirigido por los civiles debe ser restaurado inmediatamente y representar la voluntad del pueblo”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, durante una rueda de prensa. “A la luz de estos acontecimientos, Estados Unidos está poniendo en pausa la asistencia de USD 700 millones en asignaciones de asistencia de emergencia de fondos de apoyo económico para Sudán”.

Price dijo a los periodistas que la suma fue asignada por el Congreso para apoyar la transición democrática de Sudán después del levantamiento popular de hace dos años y la destitución del autócrata Omar al-Bashir, quien gobernó durante décadas. Como no se había transferido ninguno de los USD 700 millones, se suspendió toda la suma, añadió.

“Estamos dejando en pausa esa cantidad completa”, dijo Price, añadiendo que la ayuda adicional podría estar en riesgo si los líderes militares no restauran el gobierno civil.

“Estamos muy pendientes del pueblo de Sudán”, continuó. “El pueblo de Sudán dejó claras sus aspiraciones de que continúe la transición a la democracia y seguiremos apoyando esto, incluso, si es necesario, haciendo que los responsables de estas acciones antidemocráticas rindan cuentas”.

Price también pidió a los militantes que “se abstengan de cualquier tipo de violencia contra los manifestantes”. Informes recientes indican que siete personas fallecieron a causa de los disparos y 140 resultaron heridas en enfrentamientos entre soldados y manifestantes callejeros.

El jefe del consejo de gobierno de Sudán, el general Abdel Fattah Abdelrahman al-Burhan, anunció el estado de emergencia en todo el país el 25 de octubre y disolvió el Consejo Soberano militar-civil que se había establecido para guiar al país hacia la democracia tras el derrocamiento de al-Bashir, quien gobernó el país durante casi 30 años.

Al anunciar el estado de emergencia, Al Burhan citó la necesidad de las fuerzas armadas de proteger la seguridad. Además prometió celebrar elecciones en julio de 2023 y entregar entonces el poder a un gobierno civil elegido.

“Lo que el país está viviendo ahora es una amenaza real y un peligro para los sueños de la juventud y las esperanzas de la nación”, dijo.

El ministerio de Información de Sudán, que sigue siendo leal al derrocado primer ministro Abdalla Hamdok, afirmó en su página de Facebook que la Constitución de transición solo otorga al primer ministro el derecho a declarar el estado de emergencia y que las acciones de los militares serían un delito. Hamdok sigue siendo la autoridad legítima de la transición, indicó a continuación.

“Rechazamos firmemente la disolución del gobierno de transición dirigido por civiles y sus instituciones asociadas y pedimos su inmediata restauración. La detención del primer ministro Hamdok y de otros dirigentes civiles es inaceptable”, declaró el secretario de Estado Anthony Blinken en una declaración. “Las fuerzas militares deben garantizar su seguridad y liberarlos inmediatamente. Estas acciones tienen el potencial de hacer descarrilar la transición del país hacia la democracia y son una traición a la revolución pacífica de Sudán”.

Está previsto que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna el martes por la tarde en una reunión de emergencia sobre este asunto.

“Estamos gravemente preocupados por los informes de que las fuerzas de seguridad sudanesas hayan utilizado munición real contra manifestantes pacíficos”, añadió Blinken. “Los funcionarios de seguridad deben cesar inmediatamente el uso de la violencia contra los manifestantes pacíficos. También instamos a que se restablezcan los servicios de Internet”.

La ley estadounidense obliga a Estados Unidos a suspender la mayor parte de la ayuda económica a las naciones en las que los líderes civiles son derrocados por los militares, informó AFP.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) dijo en una declaración el lunes, que su asistencia humanitaria para las personas necesitadas en Sudán, la que superó los USD 386 millones en el año fiscal 2021, continuará.

“Estados Unidos está con el pueblo sudanés, que sigue rechazando el gobierno militar. Pedimos la seguridad y la liberación inmediata de los detenidos políticos, la restauración del gobierno de transición dirigido por civiles y sus instituciones asociadas, y la reanudación de los servicios de Internet y telecomunicaciones”, dice la declaración.

“El uso por parte de las fuerzas de seguridad sudanesas de munición real contra las protestas que se están llevando a cabo en Jartum es profundamente preocupante. Exigimos que las fuerzas de seguridad de Sudán se abstengan de ejercer más violencia contra los manifestantes y que hagan rendir cuentas a los responsables”.

Con información de Reuters


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS