EEUU necesita formar una alianza en Asia para detener la hegemonía de China, señala experto

15 de Marzo de 2016 Actualizado: 15 de Marzo de 2016

La Marina estadounidense recientemente envió un grupo de ataque al Mar de China Meridional. Fue pensado como un nuevo despliegue de fuerzas en respuesta a los recientes esfuerzos de China para armar las islas de la región con misiles anti-aéreos y otros sistemas.

Los halcones militares chinos están exigiendo acciones más drásticas en contra de las operaciones de libertad de navegación de Estados Unidos, incluso instándolos a lanzar disparos de advertencia a los buques estadounidenses. Mientras tanto, el Pentágono está tratando de conseguir que otros países, tales como India y Australia, envíen buques de guerra para desafiar las reivindicaciones de territorio por parte de China.

De acuerdo con Steven Mosher, presidente del Instituto de Investigación Demográfica y ex oficial de la Marina de EE. UU., la importancia de lo que está sucediendo en el Mar de China Meridional no puede ser minimizada y mientras Estados Unidos está dando pasos en la dirección correcta, si es que tiene intenciones de disuadir al Régimen Chino de su objetivo final, necesita anticiparse en la región.

La Marina de EE.UU. necesita formar una coalición, dijo Mosher. Y en vez de simplemente enviar un buque de la Marina de EE. UU. por aquí y por allá para desafiar las reivindicaciones territoriales de China, necesita reunir a sus aliados para crear una flotilla multinacional.

“Creo que eso ayudaría a prevenir cualquier agresión por parte de China”, dijo Mosher en una entrevista, señalando que también podría servir como “base para la organización de un tratado de Asia” similar a la OTAN.

Si esta estrategia fuera usada pronto, podría “traer a China a la mesa de negociación”, señaló.

Mosher propuso su estrategia a fines de febrero durante un evento en el cuartel general del Sistema Naval de Comando Marino (NAVSEA, según sus siglas en inglés) en Washington, y su plan está bien fundado.

Múltiples frentes

La realidad es que el régimen chino está luchando en múltiples frentes para tener el control del Mar de China Meridional. Utiliza sus fuerzas armadas para avanzar, apropiarse de territorio y construir defensas. Pero las herramientas principales que utiliza para protegerse de otras naciones son la manipulación del sistema legal y la utilización de propaganda.

Y sus herramientas principales de propaganda son críticas dirigidas a Estados Unidos como agresor y hegemónico.

Mosher dijo que es menester que la Marina de EE. UU. evite que el intento de toma de poder del Mar de China Meridional por parte de China se convierta en un conflicto entre Estados Unidos y China. Dijo que el régimen chino simplemente usaría su propaganda para disparar contra los intereses de Estados Unidos.

Al enfrentarse a otras naciones, tales como Vietnam y las Filipinas, la estrategia de China está basada en la intimidación.

“Si no fuese por la presencia de Estados Unidos, ya habríamos visto choques sangrientos en el Mar de China Meridional”, dijo.

Si Estados Unidos uniera los esfuerzos de otros países para contrarrestar a China bajo una sola bandera, vencería la estrategia del régimen chino en dos niveles clave: sus esfuerzos de incriminar a Estados Unidos como agresor quedarían vacíos y sus esfuerzos de intimidar otras naciones serían de poco uso, señaló.

“China intimida países cuando se siente en una posición de poder, pero se arrodilla y toca el suelo con la frente cuando está demasiado débil”, dijo Mosher.

Planes de dominación

Mosher también advirtió que las ambiciones de China van mucho más allá del Mar de China Meridional. El objetivo final del Partido Comunista Chino (PCCh), es reemplazar a Estados Unidos como líder mundial, dijo.

El objetivo del PCCh se ha hecho más conocido en los años recientes. Michael Pillsbury, consultor principal del Pentágono y Director del Centro de Estrategia para China en el Instituto Hudson, detalló las ambiciones y estrategia del PCCh en su libro de 2005 “La Maratón de Cien Años: La Estrategia Secreta de China para Reemplazar a Estados Unidos como Superpoder Global”.

Pillsbury explica que, desde sus años fundacionales bajo el mando de Mao Zedong, el objetivo del PCCh ha sido éste, y a pesar de que solía mantener su objetivo bajo un velo de secretismo, éste recientemente ha salido a la superficie.

Un libro de 2009 de un coronel del Ejército Popular de Liberación (EPL) del PCCh, “El Sueño de China”, es uno de muchos ejemplos que da Pillsbury, señalando que el coronel “alude a la importancia de estudiar las debilidades de Estados Unidos y a prepararse para golpear a Estados Unidos una vez que Occidente sea consciente del verdadero plan de juego de China”.

Pillsbury también señala un artículo de China de 2005, en el que llama a la creación de un nuevo mundo bajo el mando del PCCh que “valore el orden por sobre la libertad, la ética por sobre las leyes y el gobierno de elite por sobre la democracia y los derechos humanos”.

Mosher ha llegado a conclusiones similares sobre el objetivo final del PCCh, y estuvo entre los primeros académicos que lo advirtieron al escribir su libro en el año 2000, “Hegemónico: El Plan de China de Dominar Asia y el Mundo”.

Dijo que, en 1958, Mao Zedong afirmó que tan pronto como el PCCh sea lo suficientemente fuerte, “fundaría un comité de control mundial”.

“¿Qué significa eso? Significa lo que dice”, dijo Mosher. “Mao quería que cuando China fuera lo suficientemente poderosa, tanto política como militarmente, estirara el brazo más allá de China y controlara el resto del mundo”.

El Mar de China Meridional es una pieza clave en esta puja. Muchos expertos en defensa advirtieron que China está tratando de establecer una “estrategia anti-acceso y anti-aérea” que le permita formar un anillo defensivo alrededor del país, para mantener a otras naciones, particularmente a Estados Unidos, a una distancia militarmente segura.

El PCCh ya está de camino en su estrategia, y los halcones militares chinos están hablando sobre ello abiertamente.

El South China Morning Post reportó el 28 de febrero que “las fuerzas militares de China están preparadas para ‘defender su soberanía’ sobre el Mar de China Meridional”.

El General Mayor chino, Qiao Liang, un profesor de la Universidad Nacional de Defensa del EPL lo aclaró aún más en la página de opinión publicada en China Military Online, el portavoz oficial del EPL.

“Para contener efectivamente a Estados Unidos, otros países pensarán más en cómo cortar el flujo de capital a Estados Unidos mientras formulan sus estrategias”, escribió Liang, observando la importancia estratégica de controlar las vías marítimas claves como las del Mar de China Meridional. “Esa es la manera de controlar la fuerza de Estados Unidos”, escribió.

De acuerdo con Mosher, es aterrador pensar en un mundo en que el PCCh sea la nación líder.

“El mismo partido que encarcela miembros de Falun Gong y Cristianos, oprime Tibetanos … ese mismo gobierno se va a comportar externamente de la misma manera que lo hace internamente”, dijo.

“Siempre he estado a favor de tener relaciones correctas con China”, dijo Mosher, señalando que eso no significa servir a sus intereses, sino mantener la integridad moral mientras se maneja con ello.

“Deberíamos tener relaciones apropiadas con China, donde entendamos exactamente lo que el Partido Comunista Chino es y sepamos lo que hace al pueblo chino”, dijo.

Señaló que Chiang- Kaishek, un líder del Kuomintang y de la República de China entre 1928 y 1975, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial dijo que los japoneses eventualmente se irían de China, pero que el PCCh era una enfermedad de corazón.

Mosher dijo que estaba de acuerdo con su impresión del PCCh y que sus intereses serían los de imponer su propia forma de gobierno en el extranjero -algo que arrastraría al orden mundial lejos de los derechos humanos y de la democracia.

“El PCCh haría retroceder todas las cosas que hemos construido a lo largo de los siglos”, dijo.

TE RECOMENDAMOS