EE.UU. y Filipinas piden a régimen chino acatar sentencia de derechos sobre mar de China Meridional

Por Isabel van Brugen
12 de Julio de 2021
Actualizado: 12 de Julio de 2021

Estados Unidos pidió el domingo al Partido Comunista Chino (PCCh) que acate el derecho internacional en el mar de China Meridional en el quinto aniversario del fallo histórico de un tribunal de arbitraje, repudiando las vastas reclamaciones territoriales de China en la región.

“En ninguna otra parte está más amenazado el orden marítimo basado en normas que en el mar de China Meridional. La República Popular China (RPC) sigue coaccionando e intimidando a los estados costeros del sudeste asiático, amenazando la libertad de navegación en esta crítica vía mundial”, dijo el lunes el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en una declaración.

“Nosotros hacemos un llamado a la República Popular China para que cumpla con sus obligaciones en virtud del derecho internacional, cese su comportamiento provocador y tome medidas para asegurar a la comunidad internacional de que está comprometida con el orden marítimo basado en normas, que respeta los derechos de todos los países, grandes y pequeños”, añadió.

China —que reclama la mayor parte de las aguas dentro de la llamada Línea de los Nueve Rayos, disputada por Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam— reiteró el viernes que Beijing no aceptaba el fallo de 2016 del tribunal internacional de La Haya.

El 12 de julio, en una declaración el secretario de Asuntos Exteriores filipino, Teodoro Locsin Jr., comparó el fallo del tribunal arbitral con “la estrella polar que nos mantendrá en el rumbo en el presente y que nos señalará la dirección correcta en el futuro”.

Filipinas “rechaza firmemente los intentos de socavar [el fallo], o de borrarlo de la ley, la historia y la memoria colectiva”, dijo Locsin Jr., añadiendo que es “definitivo” y constituye “un hito en el corpus del derecho internacional”.

Blinken también repitió una advertencia a China de que un ataque a las fuerzas armadas filipinas en el mar de China Meridional activaría un acuerdo de defensa de 70 años entre Estados Unidos y Filipinas.

“También reafirmamos que un ataque armado contra las fuerzas armadas, los buques públicos o las aeronaves filipinas en el mar de China Meridional invocaría los compromisos de defensa mutua de Estados Unidos en virtud del artículo IV del Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos y Filipinas de 1951”, dijo Blinken en su declaración.

El artículo mencionado dice en parte que “cada Parte reconoce que un ataque armado en el área del Pacífico contra cualquiera de las Partes sería peligroso para su propia paz y seguridad y declara que esto haría asumir los peligros comunes de acuerdo con sus procesos constitucionales”.

El portavoz del Departamento, Ned Price, instó al PCCh a “cesar su comportamiento provocador y demostrar respeto por los derechos de todos los países, grandes y pequeños”.

Filipinas realizó 128 protestas diplomáticas por las actividades de China en aguas disputadas desde 2016, y buques de la guardia costera y de la oficina de pesca han realizado patrullas “soberanas” en la zona económica exclusiva (ZEE) de Filipinas, que se extiende hasta 200 millas náuticas desde su costa.

El domingo, la vicepresidenta de Filipinas, Leni Robredo, dijo en su programa de radio semanal que el país debe seguir defendiendo su soberanía en medio de las incursiones chinas en la ZEE del país.

“Hay muchos efectos para nosotros, pero los más afectados son los pequeños pescadores, cuya fuente de sustento está en nuestros mares”, dijo Robredo, según el Manila Bulletin. “Su experiencia es que ellos están trabajando dentro de nuestra zona económica exclusiva, y les echan y les quitan sus capturas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS