Eficacia de algunas vacunas anti COVID-19 disminuyó notablemente, dice estudio

Por Zachary Stieber
12 de Agosto de 2021 11:59 AM Actualizado: 12 de Agosto de 2021 12:27 PM

La eficacia de las dos vacunas contra COVID-19 más utilizadas en Estados Unidos disminuyó notablemente en julio, según un nuevo estudio.

La eficacia de las vacunas de Moderna y Pfizer fue muy efectiva para prevenir la transmisión del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), causante de COVID-19, entre enero y junio, revelaron los investigadores de la Clínica Mayo y Nference, con sede en Massachusetts.

Sin embargo, la eficacia de la vacuna de Moderna descendió al 76 por ciento en julio, y la de Pfizer se redujo al 42 por ciento, según los investigadores.

Para determinar la eficacia, los científicos estudiaron los registros sanitarios de la Clínica Mayo en un estudio observacional que se publicó recientemente en línea (pdf), pero que aún no ha sido revisado por pares.

Al mismo tiempo que se observó el descenso de la eficacia, los autores notaron que en Minnesota la variante Delta del virus del PCCh se hizo mucho más prevalente, representando más del 70 por ciento de los casos del estado.

Los investigadores también descubrieron que junto con el descenso de la protección contra la transmisión, las vacunas seguían siendo muy eficaces contra la hospitalización.

“Nuestro estudio observacional sugiere que, aunque ambas vacunas COVID-19 de ARNm protegen firmemente contra la infección y la enfermedad grave, existen diferencias en su real eficacia global entre sí y en relación a los meses anteriores de la pandemia. Se justifican estudios más amplios con poblaciones más diversas para orientar las decisiones críticas pendientes en materia de salud pública y mundial, como el momento óptimo para las dosis de refuerzo y qué vacunas deben administrarse a las personas que aún no han recibido una dosis”, escribieron.

Pfizer y Moderna no respondieron a las solicitudes de comentarios. Sus vacunas son las más administradas en Estados Unidos. Tan solo hay una tercera vacuna autorizada para uso de emergencia en el país.

Las compañías informaron recientemente sobre la disminución de la eficacia de sus vacunas contra la transmisión, indicando que después de seis meses Moderna disminuyó a un 93 por ciento de eficacia y Pfizer bajó a un 84 por ciento.

Pero otros estudios recientes sugieren la posibilidad de una eficacia mucho menor, en particular para la vacuna de Pfizer.

Un estudio realizado en Qatar, por ejemplo, determinó que la eficacia de Pfizer era sólo del 53,5 por ciento, mientras que los investigadores de Israel concluyeron (pdf) que sólo era eficaz un 39 por ciento contra la infección.

La eficacia fue mayor en otras investigaciones, incluido un artículo publicado en el New England Journal of Medicine, que concluyó que la vacuna de Pfizer era un 88 por ciento eficaz contra la variante Delta.

Según Eric Topol, director y fundador de Scripps Research Translational Institute, los estudios recientes en su conjunto apuntan a una eficacia estimada de entre el 50 y el 60 por ciento en las vacunas de ARNm contra la infección sintomática.

“Es necesario que se diga la verdad sobre la reducida protección de las vacunas de ARNm frente a las infecciones sintomáticas de Delta”, escribió Topol en Twitter. “¿Por qué es importante? Porque necesitamos proteger a los protegidos, a los totalmente vacunados. Claro que queremos que se vacune más gente, pero la verdad genera confianza y la verdad ayuda a guiar a la gente para que esté segura, use mascarillas, distanciamiento, ventilación y todas las demás herramientas que nosotros tenemos y sabemos que ayudan”.

La disminución de la eficacia llevó a declarar la semana pasada a la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que las vacunas ya no pueden evitar más la transmisión.

“Nuestras vacunas están funcionando excepcionalmente bien. Siguen funcionando bien para Delta con respecto a la enfermedad grave y la muerte, la previenen. Pero lo que ya no pueden hacer es prevenir la transmisión”, dijo la Dra. Walensky en CNN.

La agencia no respondió a una consulta sobre lo que quiso decir Walensky, ya que en su página web oficial se dice que las vacunas siguen siendo eficaces para prevenir la transmisión, aunque no al cien por ciento y con menor eficacia contra la variante Delta.

Las autoridades estadounidenses también están estudiando la posibilidad de aconsejar a determinadas poblaciones para que se vacunen con una dosis de refuerzo.

Según los informes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizará este jueves las dosis adicionales de la vacuna COVID-19, antes de una reunión del panel consultivo de los CDC, el 13 de agosto, en el que se debatirá si estas dosis de refuerzo son necesarias.

El mes pasado, el panel sopesó si recomendar los refuerzos, pero finalmente decidió no hacer la recomendación en ese momento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.