Eficacia de vacuna COVID para embarazadas y recién nacidos disminuye con ómicron, según datos de CDC

Por Zachary Stieber
19 de Octubre de 2022 7:22 PM Actualizado: 19 de Octubre de 2022 7:22 PM

La eficacia de la vacuna contra el COVID-19 ha caído en picado tanto para las mujeres embarazadas como para los recién nacidos desde que ómicron se convirtió en la variante del virus dominante en Estados Unidos, según los datos presentados por los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. el 19 de octubre.

La eficacia de dos dosis de una vacuna de Pfizer o Moderna contra las visitas a los servicios de urgencias y a los cuidados urgentes era del 87% después de dos dosis y se mantenía en un 78% después de 150 o más días mientras la variante delta era la predominante, según los datos de la red VISION, financiada por los CDC.

Sin embargo, dos dosis comenzaron con una eficacia de solo el 39% contra ómicron y se redujo al 11% después de 150 o más días, según los datos, que se presentaron al panel asesor de vacunas de los CDC.

Una tercera dosis aumentó la protección hasta el 81%. La eficacia no estaba disponible después de 120 o más días para una tercera dosis, o un refuerzo, para las mujeres embarazadas. Pero las mujeres no embarazadas en edad fértil vieron cómo la eficacia del refuerzo descendía del 69% a solo el 16% después de 120 o más días, según los datos de VISION.

Se estimó que una tercera dosis proporcionaba un 94% de eficacia contra la hospitalización en el caso de las mujeres embarazadas, pero, de nuevo, no se disponía de estimaciones para varios meses después o para dos dosis. En el caso de las mujeres no embarazadas de entre 18 y 45 años, la eficacia de dos dosis comenzó siendo del 64%, pero disminuyó al 50% después de 150 días o más. Una tercera dosis de refuerzo aumentó la protección al 73%, y no se dispuso de ninguna estimación para 120 o más días.

Las estimaciones fueron mucho más bajas para ómicron que durante la era de delta.

Las estimaciones se extrajeron de los hallazgos que se produjeron entre junio de 2021 y junio de 2022 en sitios de 10 estados, incluidos California, Utah e Illinois.

Además de los datos de eficacia, los investigadores de los CDC presentaron datos que mostraban que no había aumentado el número de abortos espontáneos relacionados con la serie primaria de la vacuna contra el COVID-19 ni con las vacunas de refuerzo.

Los asesores de los CDC dijeron que los datos respaldaban las recomendaciones de la agencia de que prácticamente todas las mujeres embarazadas se vacunaran.

“Con plena confianza como proveedor, puedo recomendar encarecidamente esta vacuna a mis pacientes, a mis pacientes embarazadas que están a punto de tener hijos”, dijo la Dra. Grace Lee, presidenta del panel asesor. “Estos datos son realmente muy sólidos”.

Protección para los bebés

La protección de los bebés de 0 a 5 meses, mientras tanto, también cayó en picada después de que ómicron desplazara a delta, según muestran los datos de los CDC.

Una serie primaria de dos dosis administrada a las madres confirió solo un 38% de efectividad a los bebés contra la hospitalización por ómicron, según mostraron los datos de la Red para Superar el COVID-19, financiada por los CDC.

Si una madre recibía su segunda dosis en las primeras 20 semanas de embarazo, su hijo tenía solo un 25% de protección contra la hospitalización.

“Durante el predominio de ómicron, las vacunas administradas en las primeras 20 semanas no mostraron eficacia para los bebés”, dijo la Dra. Katherine Fleming-Dutra, investigadora de los CDC, al panel asesor de vacunas de la agencia.

Si una madre recibía su segunda dosis después de las primeras 20 semanas de embarazo, su hijo tenía un 57% de protección contra la hospitalización.

Esta cifra es inferior al 68% y al 88%, respectivamente, de la era donde delta predominaba.

La eficacia “fue menor durante el predominio de ómicron, cuando hubo un desajuste entre la vacuna y la variante circulante predominante”, dijo Fleming-Dutra.

Las vacunas disponibles en Estados Unidos se basan en la variante del virus Wuhan, que no está en circulación desde 2020.

Recientemente se han puesto a disposición refuerzos actualizados, sin datos clínicos.

No ha pasado suficiente tiempo para que los refuerzos actualizados sean analizados a través de los sistemas de los CDC, dijeron los investigadores.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.