Ejército de EE.UU. reanuda sus operaciones contra ISIS en el norte de Siria

Por Isabel van Brugen
29 de Noviembre de 2019 1:31 PM Actualizado: 29 de Noviembre de 2019 1:31 PM

El ejército estadounidense ha reanudado las operaciones contra ISIS en el norte de Siria, seis semanas después que el presidente Donald Trump emitiera abruptamente una orden para que las tropas se retiraran de la región, según informes.

La noticia, publicada por primera vez por el New York Times, llega después que el general en jefe del Comando Central de Estados Unidos, Kenneth McKenzie. Dijera a los periodistas el 23 de noviembre que se esperaba que unos 500 miembros del personal de Estados Unidos en el este de Siria reanudaran las operaciones contra ISIS en los próximos días y semanas.

“En los próximos días y semanas, el ritmo se acelerará contra los remanentes de ISIS”, dijo al margen de la conferencia de seguridad del Diálogo de Manama en Bahrein el fin de semana.

La medida se produce casi dos meses después del anuncio de la administración Trump de que retiraría las tropas del norte de Siria. Y entregaría a Turquía la responsabilidad de los miembros del “califato” de ISIS capturados que actualmente se encuentran en los campos, una medida criticada tanto por los demócratas como por los republicanos en el Congreso.

Trump explicó su decisión de retirarse de la operación en una declaración en Twitter el 7 de octubre.

“Estados Unidos debía estar en Siria durante 30 días, eso fue hace muchos años. Nos quedamos y nos adentramos cada vez más en la batalla sin ningún objetivo a la vista. Cuando llegué a Washington, ISIS estaba desenfrenada en el área. Rápidamente derrotamos al 100% del Califato de ISIS, incluyendo la captura de miles de combatientes de ISIS, la mayoría de Europa”, escribió Trump en Twitter.

La administración dijo más tarde que decidió mantener una fuerza residual en la parte noreste del país, centrándose en evitar que ISIS vuelva y ataque los campos petroleros allí.

El líder del grupo terrorista, Abu Bakr al-Baghdadi, fue asesinado el 26 de octubre durante un ataque estadounidense.

“Ahora tengo unos 500 efectivos estadounidenses, generalmente al este del río Éufrates, al este de Deir al Zor, hasta Hasaka, al noreste, hasta el extremo noreste de Siria”, dijo McKenzie.

“Es nuestra intención permanecer en esa posición trabajando con nuestros socios de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) para continuar las operaciones contra ISIS en el valle del río Éufrates, donde se presentan esos objetivos”, añadió.

Unos 500 soldados estadounidenses permanecieron en la región para impedir que el grupo terrorista ISIS recuperara el acceso a los campos petroleros, una fuente crucial de ingresos para sus operaciones.

Turquía lanzó y luego detuvo una ofensiva contra el YPG (Unidades de Protección Popular), el principal componente del SDF respaldado por Estados Unidos que luchó codo con codo con las tropas estadounidenses para derrotar a ISIS. Turquía ve al YPG como un grupo terrorista con vínculos con militantes kurdos en suelo turco.

Moscú, el principal patrocinador del presidente sirio Bashar al-Assad, dijo esta semana que también estaba en el proceso de desplegar más policía militar rusa en el noreste de Siria. Establecer hospitales de campaña para civiles, distribuir ayuda humanitaria y reconstruir la infraestructura.

La noticia sigue a la visita del vicepresidente Mike Pence a Irak el pasado fin de semana, donde se reunió con Nechirvan Barzani, presidente de la semiautónoma región del Kurdistán iraquí, y otros líderes. Y dijo que los kurdos saben que Estados Unidos está con ellos incluso después de la retirada de octubre.

El grupo étnico iraní tiene presencia en Siria, Irán, Irak y Turquía.

“No creo que haya habido ninguna confusión entre los líderes de la región kurda del compromiso del presidente Trump con nuestros aliados aquí en Irak. Así como con los de las Fuerzas de Defensa sirias, las fuerzas kurdas que lucharon a nuestro lado, no haya cambiado”, dijo Pence a los periodistas.

“Ahora saben que aunque el presidente Trump está absolutamente decidido a llevar a casa a nuestras tropas (y esa fue la base de la decisión del presidente de sacar a nuestras tropas de la región fronteriza en la frontera sirio-turca). Sin embargo, vamos a seguir manteniendo una presencia en Siria y, por supuesto, aquí en Irak que refleja la fuerte y duradera alianza que tenemos con el pueblo iraquí, incluyendo el pueblo kurdo en Irak y en Siria”, dijo Pence.

McKenzie dijo a los periodistas en dos ocasiones que no está seguro de cuánto tiempo permanecerá el personal de Estados Unidos en el norte de Siria, informó el New York Times, pero agregó que la relación del ejército con las fuerzas kurdas es “bastante buena”.

“No tenemos una fecha límite”, dijo.

Respondiendo a las preguntas de los reporteros sobre la amenaza que la región aún enfrenta de ISIS, dijo McKenzie: “De lo que estamos hablando es de los círculos de gente que representan los restos que siguieron a la estela del califato”.

“Todavía tienen poder de daño, todavía tienen el poder de causar violencia”.

Zachary Stieber y Reuters colaboraron en la elaboración de este informe.

 

A continuación

Espías soviéticos en Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.