El 60% de los estadounidenses será obeso en 2030

Los alimentos ultraprocesados ofrecen comodidad a costa de nuestra salud y cintura
Por JOSEPH MERCOLA
28 de Febrero de 2021 11:20 PM Actualizado: 28 de Febrero de 2021 11:21 PM

En Estados Unidos, el 42.5 % de los adultos de 20 años o más son obesos mientras que otro 31.1 % tiene sobrepeso. (1) Aunque estas estadísticas ya son alarmantes, la Asociación Americana de la Obesidad sugiere que para 2025, el 50 % de los estadounidenses podría ser obeso, y esta cifra aumentaría al 60 % en 2030. (2)

La pregunta candente es a qué se debe este continuo aumento de peso en los estadounidenses y su respuesta es compleja. Todo, desde las sustancias químicas que alteran el sistema endócrino, conocidas como “2030. (presentes en el medio ambiente (3), hasta el estrés crónico (4) y la falta de sueño (5), afectan a la deposición de grasa y al aumento de peso en el cuerpo humano.

Sin embargo, el consumo de alimentos ultraprocesados o hiperprocesados, que constituyen el 57.9% de la ingesta calórica del estadounidense promedio (6), es un culpable importante. La relación entre los alimentos procesados y la obesidad ha adquirido un nuevo significado durante la pandemia, ya que incluso la obesidad leve puede aumentar el riesgo de padecer COVID-19.

De hecho, los pacientes con COVID-19 con obesidad leve tenían un riesgo 2.5 veces mayor de sufrir una insuficiencia respiratoria y un riesgo cinco veces mayor de ser ingresados en una UCI en comparación con los pacientes no obesos, según investigadores de la Universidad Alma Mater Studiorum de Bolonia (Italia). (7) Por ello, se han hecho peticiones para hacer frente a la pandemia centrándose en la comida basura.

Por qué los alimentos procesados son el principal culpable de la obesidad

Los alimentos ultraprocesados incluyen productos como los cereales para el desayuno, la pizza, los nuggets de pollo, los refrescos, las patatas fritas, los aperitivos salados/dulces/salados, los productos de panadería envasados, las comidas congeladas para microondas y las sopas y salsas instantáneas, tenen un alto contenido en azúcar y una dieta con alto contenido en azúcares afecta la salud tras el aumento de kilos no deseados a un ritmo muy rápido.

Como se señala en el programa de la BBC “La verdad sobre el azúcar“: beber tres tazas de té o café al día con dos cucharaditas de azúcar añadidas a cada taza puede suponer un aumento de peso de 9.9 libras (4.5 kilos) en un solo año, siempre que no aumente su actividad física para quemar las calorías extra.

Si tenemos en cuenta que la mayoría de las personas consumen diariamente 5 o 6 veces más azúcar añadido que eso, es fácil ver cómo la obesidad se ha convertido más en la norma que en la excepción. Sin embargo, el azúcar es solo un problema de los alimentos procesados. Otro, que puede ser un delincuente aún peor que el azúcar, son los aceites de semillas procesados industrialmente, a menudo denominados “aceites vegetales”.

Nueve años de investigación han llevado al oftalmólogo Dr. Chris Knobbe a la conclusión de que las enfermedades crónicas como la diabetes de tipo 2, la degeneración macular relacionada con la edad, las enfermedades cardíacas y el cáncer se deben a las deficiencias de nutrientes y a la toxicidad causada por los alimentos procesados.

La raíz del problema está en la disfunción mitocondrial, causada por el consumo excesivo de una dieta occidentalizada, que incluye aceites de semillas tóxicos procesados industrialmente, harina refinada, azúcares añadidos refinados y grasas trans.

En una presentación realizada en la Reunión Anual de ALLDOCS 2020, Knobbe citó datos que revelan que la tasa de obesidad en el siglo XIX era del 1.2%. En 1960, ya había subido al 13 %, un aumento de 11 veces de forma constante hasta el día de hoy.

“El objetivo de la obesidad es que en 2030 el 50 % de los adultos serán obesos en Estados Unidos, la mitad”, dijo Knobbe. “Así que el aumento parece algo así como, un aumento de 33 veces en 115 años”. (8)

Knobbe dijo que el aumento de la obesidad sigue la pista de los cambios sin precedentes en la dieta occidental.

El consumo prolongado de aceites de semillas desencadena la cascada de obesidad

Cuando se consume una gran cantidad de alimentos ultraprocesados, no se trata solo de ingerir calorías vacías o de que comer demasiadas calorías pueda provocar un aumento de peso. En realidad, el consumo de estos alimentos desencadena una cascada catastrófica de deterioro de la salud que tiene su origen en la disfunción mitocondrial y la resistencia a la insulina.

Los aceites de semillas son un factor importante. En la raíz de las reacciones bioquímicas perjudiciales desencadenadas por los aceites de semillas se encuentra el ácido linoleico. El ácido linoleico representa aproximadamente el 80% de la composición de ácidos grasos de los aceites vegetales. Las grasas omega-6 deben estar equilibradas con las grasas omega-3 para no ser perjudiciales, pero éste no es el caso de la mayoría de los estadounidenses.

Para empeorar las cosas, la mayoría de los omega-6 que se consumen han sido dañados y oxidados a través del procesamiento. Knobbe advierte que el exceso de omega-6 induce deficiencias de nutrientes y provoca una catastrófica cascada de peroxidación de lípidos. Esto conduce a un fallo de la cadena de transporte de electrones que provoca un fallo y una disfunción mitocondrial. (9)

Las mitocondrias son las centrales eléctricas de las células y proporcionan la mayor parte de la energía química necesaria para las reacciones bioquímicas de las células. Cuando funcionan mal, pueden crear especies reactivas de oxígeno, advierte el Dr. Knobbe. Estas sustancias son moléculas químicas altamente reactivas, también llamadas radicales libres, que causan estragos en el organismo.

Estos radicales libres vuelven a alimentar las cascadas de peroxidación, que es cuando esos radicales libres “roban” electrones de los lípidos de las membranas celulares e inician una reacción en cadena que daña la célula. Los lípidos son los principales componentes de las células.

“Entonces, usted está llenando sus células de grasa y sus membranas mitocondriales con omega-6, y éstas se van a peroxidar por el hecho de ser poliinsaturadas”, dijo el Dr. Knobbe.

“Muy bien, lo siguiente que ocurre es la resistencia a la insulina, que conduce al síndrome metabólico, la diabetes de tipo 2, la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Cuando las mitocondrias fallan, se reduce la oxidación de los ácidos grasos y la beta, lo que significa que no se pueden quemar estas grasas adecuadamente como combustible”.

Si no puedes quemar las grasas como combustible, tienes que depender exclusivamente de los carbohidratos. Eso hace que te sientas cansado y ganes peso, advierte el Dr. Knobbe.

“Este es un poderoso mecanismo para la obesidad”, dijo.

Los azúcares refinados y los cereales también provocan obesidad

En su libro más reciente, “The Case for Keto: Rethinking Weight Control and the Science and Practice of Low-Carb/High-Fat Eating” (“El argumento del ceto: repensando el control del peso, la ciencia y la práctica de la alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas”), el periodista Gary Taubes explica cómo los carbohidratos y las grasas afectan a su cuerpo, y por qué reemplazar los carbohidratos poco saludables por grasas saludables es tan importante si está tratando de controlar su peso o su nivel de azúcar en la sangre.

En nuestra entrevista de 2021, también dijo que la epidemia de obesidad puede relacionarse con una dieta occidental rica en azúcares refinados y granos refinados. Siempre que se añade azúcar y harina blanca a la dieta de una población, independientemente de cuál sea su tasa de enfermedad de referencia, se acaba produciendo una epidemia de obesidad y diabetes.

Lo bueno de eliminar los alimentos ultraprocesados de la dieta es que al hacerlo se eliminan no solo las cantidades excesivas de azúcares y granos refinados, sino también el ácido linoleico omega-6 que abunda en los aceites de semillas.

Casi todos los restaurantes de comida rápida también son culpables de utilizar altos niveles de estas grasas tóxicas, junto con altas cantidades de azúcar refinada y de granos. Por eso es tan importante preparar toda la comida que pueda en su casa para saber lo que está comiendo.

Las autoridades aconsejan luchar contra la COVID-19 atacando la comida basura

Algunos de los daños causados por los alimentos procesados han pasado a la historia, ya que ha quedado claro que la obesidad desempeña un papel en las muertes por COVID-19. El Dr. Aseem Malhotra, cardiólogo residente en Londres, es uno de los que advierten de que una mala alimentación puede aumentar el riesgo de morir por COVID-19 por su papel en la obesidad y en las enfermedades relacionadas.

Escribió en Twitter: “El gobierno y Public Health England son ignorantes y gravemente negligentes por no decirle al público que debe cambiar su dieta ahora”(10).

Según explicó a la BBC, los alimentos ultraprocesados constituyen más de la mitad de las calorías que consumen los británicos, y si se padece obesidad, diabetes de tipo 2 e hipertensión arterial—todo ello vinculado a una mala alimentación—el riesgo de mortalidad por COVID-19 se multiplica por 10. En un artículo publicado en la revista Journal of Virology, los investigadores escribieron:(11)

“A lo largo de los años, los seres humanos han adoptado estilos de vida sedentarios y los patrones dietéticos han cambiado hacia un consumo excesivo de alimentos y una mala nutrición”.

El primer ministro Boris Johnson también cree que su peso agravó su infección por COVID-19, y anunció planes para aplicar prohibiciones a los anuncios de comida basura en Internet. (12.13) Más de una docena de estados de México también han decidido combatir la pandemia prohibiendo la venta de comida basura a los menores. (14)

En un editorial publicado en la revista BMJ, (15) tres investigadores también citaron el papel de la industria alimentaria en el aumento de las tasas de obesidad y, en última instancia, en el aumento de las muertes por COVID-19:

“Ahora está claro que la industria alimentaria comparte la culpa no solo de la pandemia de obesidad, sino también de la gravedad de la enfermedad por COVID-19 y de sus devastadoras consecuencias”.

“Durante la pandemia de COVID-19 un aumento de la pobreza alimentaria, las interrupciones en las cadenas de suministro y las compras de pánico pueden haber limitado el acceso a los alimentos frescos, inclinando así la balanza hacia un mayor consumo de alimentos altamente procesados y de larga duración…”

“Además, desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19 la industria alimentaria ha lanzado campañas e iniciativas de responsabilidad social corporativa, a menudo con tácticas poco disimuladas utilizando el brote como una oportunidad de marketing (por ejemplo, ofreciendo medio millón de “sonrisas” en forma de donuts al personal del NHS).”(16)

Los mejores pasos para perder peso

Si tiene sobrepeso u obesidad, tomar medidas para optimizar su peso tendrá beneficios de gran alcance para su salud física y mental.

Esto comienza con lo que comes y recomiendo adoptar una dieta cetogénica cíclica, que implica limitar radicalmente los carbohidratos (sustituyéndolos por grasas saludables y cantidades moderadas de proteínas) hasta que estés cerca o en tu peso ideal, permitiendo en última instancia que tu cuerpo queme grasa—no carbohidratos—como su principal combustible.

Esto incluye evitar todos los alimentos ultraprocesados y también limitar los azúcares añadidos a un máximo de 25 gramos al día (15 gramos al día, si eres resistente a la insulina o diabético). También es importante hacer ejercicio con regularidad y aumentar el movimiento físico durante las horas de actividad, así como dormir lo suficiente y cuidar la salud emocional.

En conjunto, si se aborda el aspecto emocional de la alimentación y se cambian los alimentos ultraprocesados por alimentos integrales, al tiempo que se permanece activo en la medida de lo posible, no solo se perderá peso de forma natural, sino que se impulsará la salud general en una dirección positiva.

El Dr. Joseph Mercola es el fundador de Mercola.com. Médico osteópata, autor de best-sellers y ganador de múltiples premios en el campo de la salud natural, su visión principal es cambiar el paradigma de la salud moderna proporcionando a la gente un recurso valioso para ayudarles a tomar el control de su salud. Este artículo fue publicado originalmente en Mercola.com

Referencias


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.