El antiguo calendario chino

23 de Septiembre de 2016 Actualizado: 23 de Septiembre de 2016

La humanidad inventó los calendarios para seguir el paso del tiempo. El ancestral calendario chino probablemente está entre los sistemas de calendarios más complicados que hay, incluso permanece como un misterio para muchos chinos.
Hay tres tipos de sistemas de calendarios: el solar, el lunar, y los calendarios lunisolares.

Un calendario solar utiliza el tiempo que tarda la tierra en girar una vez alrededor del sol, lo que es aproximadamente un año.

El calendario solar actual es el calendario Gregoriano, que se estableció en el año 1852, cuando el Papa Gregorio XIII reformó el calendario de Julio César. Por otro lado el calendario lunar utiliza el tiempo que tarda la luna en dar la vuelta a la Tierra, es decir cerca de un mes.

Podemos decir que un año lunar es aproximadamente once días más corto que un año solar. El ancestral calendario chino es un calendario lunisolar. Los meses están marcados de acuerdo con los ciclos lunares, y los años según el año solar. Con el fin de hacer coincidir los meses con las estaciones, se creó un mes bisiesto. Los chinos normalmente se refieren al ancestral calendario chino como el “calendario lunar”, también llamado el “calendario de la agricultura”.

El ciclo sexagesimal del calendario chino

Un aspecto importante del calendario chino es el ciclo sexagesimal. Esta es una combinación de 10 “tallos divinos”, tiān gān (天干), y de 12 “ramas terrenales”, dì zhī (地支).

Para explicar cómo funciona este ciclo, vamos a denotar tanto los tallos como las ramas por sus números. Nosotros indicamos 1 por (1,1), así que denotamos 11 por (1,11) o (甲, 戌) y 12 por (2,12) o (乙, 亥). Ahora hemos terminado las ramas, así que 13 se convierte en (1,3) o (丙, 子). Continuamos de esta manera a través de 6 ciclos de tallos y 5 ciclos de ramas hacia 60, lo cual es (10, 12) o (癸, 亥). El siguiente número es entonces (1, 1) o (甲, 子), que empieza un nuevo ciclo sexagesimal.

Una breve historia

El sistema del calendario durante el periodo de Los Reinos Combatientes (475-221 a.C.), se le llamó “calendario trimestral”. Un año tenía 365 días más un cuarto y un mes 29 y 499/940 días. Todos estos resultados se recopilaron gracias a una investigación en el ámbito de la astronomía. El primer calendario completo en China fue establecido en el séptimo año del reinado del emperador Han Wu (104 a.C.).

En un año había 365 más 385/1539 días y en un mes 29 más 43/81 días. Antes de que el calendario occidental se extendiese a China, el calendario Da Tong (“gran unidad”) fue el último calendario en común. En el calendario chino, no hay continuidad en la numeración de los años, ya que cuando un nuevo emperador subía al poder, la numeración del año se reanudaba y empezaba desde cero. El calendario Da Tong utiliza el comienzo del calendario, el decimoséptimo año del reinado de Hong Wu, emperador de la dinastía Ming.

El actual calendario chino es el que se modificó en el séptimo año de Qian Long, de la dinastía Qing. Utiliza el 1723 como el comienzo del calendario.

El ancestral calendario chino constantemente está siendo cambiado de acuerdo a las observaciones astronómicas, de este modo en la antigua China el calendario estaba entrelazado con la astronomía. De hecho, la historia de la antigua astronomía china también es una historia de investigación y avance en los calendarios. Esta es una característica de la antigua astronomía china que es un poco diferente de su homólogo en occidente.

 

TE RECOMENDAMOS