El Banco Central Europeo mantiene las tasas de interés estables a pesar de una inflación récord

Por Tom Ozimek
03 de Febrero de 2022 3:06 PM Actualizado: 03 de Febrero de 2022 3:06 PM

El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que mantendrá su tasa de interés clave en torno al límite del cero, manteniendo sus planes actuales de reducción gradual de las medidas de estímulo, incluso cuando la inflación de la eurozona ha alcanzado un máximo histórico y otros grandes bancos centrales han actuado para endurecer la política ante el aumento de los precios.

Sin embargo, algunos analistas consideraron que el tono de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en la rueda de prensa que siguió al anuncio de la decisión política, era un cambio de actitud. Dijo que los riesgos de inflación estaban “inclinados al alza”, la primera vez en años que el BCE ha utilizado esta frase, mientras que se negó a confirmar que no estaban previstas subidas de tasas de interés para 2022.

El BCE anunció el 3 de febrero que mantenía sus planes anteriores de seguir comprando activos en el marco del Programa de Compras de Emergencia (PEPP), aunque está reduciendo el programa a cero para marzo. Las compras podrían reanudarse, si fuera necesario, para contrarrestar las perturbaciones relacionadas con la pandemia, dijo el BCE.

“En vista de la incertidumbre actual, necesitamos más que nunca mantener la flexibilidad y la opcionalidad en la gestión de la política monetaria”, dijo Lagarde en una conferencia de prensa tras la reunión del jueves del Consejo de Gobierno del banco central.

Un plan de estímulo separado, llamado Programa de Compra de Activos (APP), también se reducirá de los actuales 40,000 millones de euros (46,000 millones de dólares) en compras mensuales a 20,000 millones de euros (23,000 millones de dólares) a partir de octubre. El BCE espera interrumpir el programa poco antes de empezar a subir sus tasas de interés.

La decisión del jueves también mantiene la tasa de depósito del BCE en un mínimo histórico de menos 0.5%.

“El Consejo de Gobierno está dispuesto a ajustar todos sus instrumentos, según proceda, para garantizar que la inflación se estabilice en su objetivo del dos por ciento a medio plazo”, dijo Lagarde en la conferencia, en la que ofreció un guiño a los riesgos de inflación, al mismo tiempo que subrayó que el caso base sigue siendo que el crecimiento de los precios se ralentice a finales de año.

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, se dirige a los medios de comunicación tras una reunión del Consejo de Gobierno del BCE el 3 de febrero de 2022 en Fráncfort, Alemania. (Thomas Lohnes/Getty Images)

La inflación en los 19 países que utilizan el euro se disparó hasta el 5.1% en el año hasta enero, un récord. El aumento de los costes de la energía, que subieron un 28.6% anual, fue, con mucho, el factor que más contribuyó a la cifra de inflación general, que sorprendió a un consenso que preveía una tasa más benigna del 4.4%.

“Las subidas de precios se han generalizado, y los precios de un gran número de bienes y servicios han aumentado notablemente”, dijo Lagarde, añadiendo que la mayoría de las medidas de las presiones inflacionistas subyacentes también han subido en los últimos meses, aunque no se sabe cuán persistentes serán.

Aunque señaló que las expectativas de inflación a largo plazo se mantenían en general estables, justo por debajo del objetivo del BCE del 2%, Lagarde dijo que los riesgos de inflación a corto plazo se inclinaban al alza.

Los riesgos para las perspectivas económicas se calificaron de “ampliamente equilibrados”, aunque Lagarde destacó más factores a la baja que anteriormente.

En una nota, los analistas de ING calificaron la decisión de política monetaria del BCE de “copiar y pegar” y de mantener sin cambios las decisiones de su reunión de diciembre. Sin embargo, consideraron que la negativa de Lagarde a confirmar los comentarios anteriores sobre no subir las tasas en 2022, junto con sus observaciones sobre los riesgos de inflación, forman parte de un “importante cambio de postura”.

“La puerta a una subida de tasas está abierta de par en par, a pesar de que Lagarde subrayó que el principio de secuenciación, es decir, terminar primero con las compras netas de activos antes de subir las tasas, seguía vigente”, escribieron.

“Teniendo en cuenta todo esto y suponiendo que los precios de la energía no se desplomen en las próximas cuatro semanas, esperamos que el BCE acelere la reducción de las compras netas de activos y les ponga fin en septiembre, lo que permitirá al BCE subir la tasa de depósito al menos una vez antes de finales de año”, pronosticaron los analistas de ING.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.