El coronavirus estalla en las prisiones chinas y guardias son obligados a guardar silencio

Por Nicole Hao
24 de Febrero de 2020
Actualizado: 24 de Febrero de 2020

Más prisiones en China informan infecciones por coronavirus (COVID-19) entre los reclusos y el personal penitenciario, lo que indica la gravedad del brote.

Mientras tanto, las autoridades de una ciudad en la provincia de Shandong han implementado medidas estrictas para obligar al personal penitenciario a guardar silencio sobre el brote dentro de las cárceles locales, según documentos internos del gobierno obtenidos por The Epoch Times.

Documento interno

El documento fue preparado el 16 de febrero por el departamento de policía del distrito de Shizhong, parte de la oficina de seguridad pública de la ciudad de Jining, sobre la cuarentena de los guardias de la prisión.

Jining se encuentra en la provincia oriental china de Shandong. Dos prisiones en la ciudad informaron un brote de coronavirus entre los reclusos y el personal de la prisión, según el documento. Los guardias que no están infectados han sido puestos en cuarentena en el hotel Phoenix Xiyuan en el distrito de Shizhong.

El departamento de policía de Shizhong organizó a 50 policías para bloquear el centro de cuarentena; instaló cámaras de vigilancia fuera y dentro del hotel, incluso en todas las habitaciones del hotel; y se aseguró de que nadie en cuarentena abandone el hotel.

De acuerdo con el documento, los guardias de la prisión que están en cuarentena deben vestirse con ropa ordinaria, para evitar “la filtración de fotos o videos [de los guardias] que puedan dañar la imagen de la policía popular”. En China, los guardias de la prisión visten el mismo uniforme que la policía.

Además, todo el personal en cuarentena debe firmar una carta de compromiso, en la que prometen guardar silencio sobre el brote y solo decirles a los demás lo que el gobierno local ya ha anunciado públicamente.

Además, la carta solicita que el personal en cuarentena se controle mutuamente e informe a las autoridades sobre cualquiera de sus pares que estén difundiendo información que se desvía de lo que dice el gobierno.

No está claro cuántos han sido infectados o puestos en cuarentena. Pero según el sitio web del hotel, el Phoenix Xiyuan Hotel cuenta con 214 habitaciones y tiene 800 asientos en su comedor.

Prisión Rencheng

El 18 de febrero, una fuente privilegiada contactó a la edición china de The Epoch Times y dijo que hubo un brote en la prisión de Rencheng, ubicada en Jining.

“La prisión no tiene una gestión adecuada. El ambiente interior es muy pobre. Al menos cientos de prisioneros y guardias de la prisión fueron infectados (…) Los funcionarios provinciales ya están aquí [para inspeccionar la situación]”, dijo.

Días después, el 21 de febrero, Xi Yan, director de la comisión de salud provincial de Shandong, admitió en una conferencia de prensa: “Para el 20 de febrero, [el personal médico] terminó de realizar pruebas en 2.077 personas en la prisión de Rencheng y diagnosticó 207 casos de coronavirus. Siete de ellos son guardias de prisión y 200 son prisioneros”.

Xi dijo que el primera infectado fue un guardia, a quien le diagnosticaron el virus el 13 de febrero.

El mismo día, el gobierno central anunció que Xie Weijun, director de la oficina de administración de prisiones de Shandong; Li Baoshan, director de la prisión de Rencheng; y otros seis funcionarios del sistema provincial de gestión de prisiones fueron despedidos.

La puerta principal de la prisión de Rencheng en la ciudad de Jining, provincia de Shandong, China. (Captura de pantalla/Sitio web de la prisión de Rencheng)

Otras prisiones en Jining

El 16 de febrero, un documento oficial del condado de Yutai, ciudad de Jining, se filtró en Twitter. El documento fue emitido por un “equipo de liderazgo” dentro del gobierno del condado de Yutai creado para combatir el brote.

El equipo solicitó que todos los prisioneros de la prisión de Huxi fueran transferidos a “un destino secreto” debido al coronavirus.

El documento no dijo cuántos presos o guardias de la prisión estaban infectados, pero dijo que organizó 12 autobuses para transportar a los prisioneros. Cada autobús tiene 45 asientos para pasajeros.

Mientras tanto, hubo indicios de que la prisión de Luxi, ubicada en Zoucheng, una ciudad dentro de la jurisdicción de Jining, también corría el riesgo de un brote.

Un área residencial en el distrito de Jiba de Taibaihu publicó un aviso el 19 de febrero: “Cualquier residente que trabaje en la prisión de Luxi, la prisión de Rencheng o la central eléctrica de Liyan, comuníquese con la oficina de administración residencial lo antes posible. Si alguno de los residentes ha estado en contacto con el personal de la prisión de Rencheng, realice la cuarentena e informe a la oficina de administración residencial. Si tiene fiebre u otros síntomas, debe usar una máscara, mantenerse alejado de los demás y visitar una clínica de fiebre cercana lo antes posible”, decía.

Esta vista general muestra camas en una “Sala Provisional” dentro del Centro de Detención No.1 en Beijing, China, el 25 de octubre de 2012. (Ed Jones/AFP a través de Getty Images)

Prisiones en otros lugares

El 21 de febrero, el gobierno provincial de Zhejiang anunció que 34 prisioneros fueron diagnosticados con el coronavirus en la prisión de Shilifeng en la ciudad de Quzhou.

Mientras tanto, Jingmen, una ciudad ubicada en el centro del brote en la provincia de Hubei, contó que al 15 de febrero, había 40 infecciones en la prisión de Shayang, incluidos guardias de la prisión y reclusos, según un documento interno del gobierno proporcionado a la edición china de The Epoch Times. Shayang es el nombre general de diez cárceles ubicadas en diferentes condados de Jingmen.

He Ping, director de administración de prisiones del Ministerio de Justicia a nivel nacional, dijo en una conferencia de prensa el 21 de febrero que la prisión de mujeres de Wuhan tenía 230 infecciones para el 20 de febrero. La enfermedad estalló por primera vez en Wuhan, capital de Hubei.

También confirmó el brote en la prisión de Shayang y dijo: “41 casos fueron diagnosticados en la prisión de Hanjin”, una de las instalaciones dentro de Shayang.

Después de que estas cárceles informaron sobre sus brotes, las provincias de Sichuan y Heilongjiang anunciaron el 22 de febrero que lanzarían la “gestión en tiempos de guerra” para sus cárceles.

Ese mismo día, varios altos funcionarios del Partido Comunista Chino visitaron personalmente la infame prisión de Yancheng, incluido Guo Shengkun, secretario del partido de la Comisión de Asuntos Políticos y Jurídicos a nivel nacional, una agencia que supervisa el aparato de seguridad del país, incluidos los cuerpos de seguridad, tribunales y cárceles; el ministro de justicia de China, Fu Zhenghua; y el viceministro de seguridad pública, Meng Qingfeng.

La prisión de Yancheng se encuentra en la provincia de Hebei, a unas 20 millas de Beijing. La prisión depende directamente del ministerio de justicia, y es donde están encarcelados varios funcionarios corruptos de alto perfil, incluida Gu Kailai, esposa del deshonrado funcionario de alto rango Bo Xilai. Gu fue condenado por asesinar al empresario británico Neil Heywood en 2011.

En declaraciones a los funcionarios de la prisión de Yancheng, Guo solicitó que todas las cárceles en China se gestionen estrictamente “como en tiempos de guerra”, según informes de los medios estatales.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS