El COVID largo podría diagnosticarse con una precisión de casi el 100 por cien, según estudio

Por George Citroner
09 de Octubre de 2023 12:09 PM Actualizado: 09 de Octubre de 2023 12:09 PM

Un sencillo análisis de sangre puede proporcionar por fin respuestas a los millones de personas que luchan contra los síntomas del COVID largo.

Una nueva investigación publicada en Nature revela biomarcadores distintos en pacientes con esta compleja enfermedad, lo que permite a un algoritmo de aprendizaje automático diagnosticarla correctamente casi siempre.

“Este es el primero de muchos hallazgos en los que vemos claras anomalías entre una población de control sana y la gente con COVID largo”, dijo a The Epoch Times el investigador principal del estudio, David Putrino, doctor en neurociencia y profesor de rehabilitación y rendimiento humano en la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí de Nueva York.

¿Cómo detecta la IA el COVID largo en las muestras de sangre?

Los hallazgos ofrecen la esperanza de una confirmación objetiva a los enfermos de COVID largo, que representan alrededor del 6 por ciento de la población estadounidense, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Muchos se han enfrentado a la duda de que su fatiga persistente, niebla cerebral y dolor tras la infección por COVID-19 sean reales.

El Sr. Putrino y su equipo analizaron a unos 270 pacientes de tres lugares —el Hospital Monte Sinaí, el Monte Sinaí Union Square y la Facultad de Medicina de Yale— entre enero de 2021 y junio de 2022.

Dividieron a los participantes en tres grupos: los que no tenían infección previa por COVID, los que se recuperaron totalmente y los que tuvieron síntomas de COVID durante al menos cuatro meses después de la infección.

Se aplicó un algoritmo de aprendizaje automático para determinar qué biomarcadores identificaban mejor el COVID largo. A continuación, los datos del cuestionario se introdujeron en el programa.

El algoritmo diferenció entre los pacientes con y sin COVID largo con una precisión del 96%, detectando características únicas en la sangre de los pacientes con COVID largo. Las mayores diferencias se referían a la actividad anómala de las células inmunitarias, la reactivación de virus herpes latentes como el de Epstein-Barr y la reducción de los niveles de cortisol.

Los hallazgos son prometedores para identificar objetivamente la “constelación de células inmunitarias” diagnóstica del COVID largo, según declaró a The Epoch Times el Dr. Thomas Gut, director del Centro de Recuperación Post-COVID del Hospital Universitario Northwell Staten Island de Nueva York. “Los marcadores serológicos podrían ser un gran paso hacia la confirmación del COVID largo frente a otras complicaciones”, añadió.

Los datos también plantean preguntas sobre el papel del COVID en el despertar de otros virus, señaló el Dr. Gut. “Estos datos sugieren que existe una relación entre estos virus”.

¿Es COVID largo u otra cosa?

Un análisis reciente publicado en el British Medical Journal por investigadores del Reino Unido, Dinamarca y Estados Unidos ha encontrado fallos importantes en la literatura científica sobre el COVID largo. Los estudios anteriores pueden haber sobrestimado la prevalencia debido a definiciones amplias y a la falta de grupos de control, alimentando potencialmente la ansiedad pública y los diagnósticos erróneos.

“Se necesitan mejores definiciones de los casos y criterios más estrictos [para el COVID de larga duración]”, escribieron los autores.

Las conclusiones del Sr. Putrino ofrecen a los clínicos una orientación para confirmar el COVID largo.

En lugar de una batería general con resultados normales, los médicos podrán centrarse en síntomas específicos, según el Sr. Putrino. “Podemos examinar la salud hormonal. Podemos hacer una batería hormonal detallada. Podemos hacer una batería inmunitaria detallada. Y podemos buscar pruebas de coinfección”, dijo, y señaló que el estudio también permite a los médicos encontrar el problema exacto y tratarlo con medicamentos.

No está en tu cabeza: el COVID largo es una enfermedad real

Esta nueva investigación podría ofrecer una forma de distinguir el COVID largo de la angustia psicológica causada por el propio COVID-19. El Sr. Putrino subrayó que la clave es que el COVID largo no es un trastorno funcional sin signos físicos.

“No estamos ante una afección psicosomática”, dijo. “Estamos viendo pruebas muy, muy claras de que se trata de una enfermedad crónica compleja asociada a una infección, y este estudio lo demuestra”.

Un estudio publicado en febrero en la revista Journal of Psychosomatic Research encuentra pruebas “sustanciales” que sugieren un papel de los mecanismos psicológicos en el COVID largo. Los investigadores señalaron que está bien establecido que la angustia psicológica no es sólo un síntoma, sino también un factor de riesgo del COVID largo, y observaron que los niveles más altos de resiliencia personal se asociaban a una menor gravedad de la enfermedad.

¿Y ahora qué?

El diseño final de un análisis de sangre para diagnosticar el COVID largo requerirá probablemente el uso de software de aprendizaje automático y más investigación, dijo el Sr. Putrino.

La prueba no ofrecería una respuesta directa de sí o no, debido a los diversos síntomas que experimentan los distintos pacientes, señaló. En su lugar, la prueba implicaría el análisis de diversos factores y síntomas, creando un enfoque matizado para identificar con precisión los casos de COVID largo basándose en la amalgama de estos hallazgos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.