El crimen de la sustracción forzada de órganos en China no recibe la atención debida, dice experto

Por Bowen Xiao
21 de Agosto de 2020
Actualizado: 21 de Agosto de 2020

El historial del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre graves violaciones a los derechos humanos de sus propios ciudadanos necesita ser continuamente expuesto, particularmente la práctica de sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia, dice Levi Browde, director ejecutivo del Centro de Información de Falun Dafa.

En una entrevista detallada con Michael Harrison, editor de la revista Talkers, Browde describe el encarcelamiento, la tortura y la sustracción de órganos a los practicantes de la disciplina espiritual dentro de China. Declaró que debe haber mayor conciencia sobre estas atrocidades.

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una práctica de cinco ejercicios de meditación y enseñanzas espirituales basadas en los principios de verdad, compasión y tolerancia. La práctica ha sido severamente perseguida por el régimen chino durante las últimas dos décadas.

El sistema de trasplantes de órganos en China ha sido objeto de escrutinio en los últimos años, y un tribunal popular independiente con sede en Londres concluyó en junio de 2019 que, “más allá de toda duda razonable”, el PCCh estaba utilizando a los prisioneros de conciencia para extraerles sus órganos. La principal fuente de órganos eran los practicantes de Falun Gong.

“Con un crimen al nivel de la sustracción forzada de órganos, esto debería ser noticia de primera plana una y otra vez, hasta que se detenga— y no lo ha sido”, dijo Browde en el podcast del 18 de agosto.

En un informe de 160 páginas publicado en marzo, el tribunal encontró que “no hay evidencia de que esta práctica haya sido interrumpida” y dijo que la falta de supervisión internacional ha permitido que “muchas personas mueran horrible e innecesariamente”.

Un gran número de practicantes son encerrados en centros de detención y preseleccionados por tipos de tejido. Cuando alguien paga por un órgano, el detenido es asesinado, dijo Browde.

“Sustraen el órgano y hacen el trasplante”, dijo, añadiendo que la industria ilegal de órganos del estado involucra miles de millones de dólares.

Mientras el virus del PCCh (comúnmente conocido como el nuevo coronavirus) devastaba China en la primera mitad del año, la industria china de trasplantes de órganos seguía funcionando como de costumbre, sin “evidentes retrasos en el tiempo de espera para conseguir un órgano”, según una investigación de la Organización Mundial para la Investigación de la Persecución de Falun Gong, una organización sin fines de lucro con sede en EE.UU. Una enfermera de la región de Guangxi dijo a los investigadores que, a pesar de los temores de infección en medio de la pandemia, “harán la cirugía cuando haya una”.

Browde dijo que la campaña de persecución del PCCh en contra de la práctica fue lanzada debido a los temores que tenían algunos líderes del partido sobre el hecho de que había más practicantes de Falun Gong que miembros del partido. En 1999, el año en que comenzó la persecución en China, había 100 millones de practicantes, 40 millones más que los miembros del PCCh en aquel momento, dijo Browde.

“Lo que se desarrolló durante las siguientes dos décadas fue básicamente una persecución sistemática caracterizada por la detención generalizada, el encarcelamiento, la tortura y la muerte de muchas personas”, dijo. “Estimaciones conservadoras dicen que … varios millones de personas han sido detenidas a lo largo de esta campaña, dejándolas dentro de un campo de trabajo o cualquier tipo de instalación similar”.

La noticia sobre la práctica de sustracción forzada de órganos dentro de China no es conocida ampliamente por los ciudadanos chinos, debido a la eficacia de los medios de comunicación estatales dentro de China, dijo Browde. El PCCh también controla la información a la que sus ciudadanos pueden acceder a través de su bloqueo de internet, conocido como el Gran Firewall.

Nota del editor: Para escuchar la entrevista completa con Browde, haga clic aquí.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Tribunal confirma que China continúa sustrayendo órganos por la fuerza

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS