El cruce de acusaciones sobre el derrumbe de Vigo termina en el juzgado

Por EFE
19 de Agosto de 2018 Actualizado: 19 de Agosto de 2018

Seis personas siguen hospitalizadas por el derrumbe de una plataforma en el puerto de Vigo durante el festival de O Marisquiño, la madrugada del lunes. Un accidente que ha provocado un cruce de acusaciones entre las administraciones y que ha terminado en el juzgado.

El juzgado de instrucción número tres de Vigo, en funciones de guardia cuando se derrumbó la pasarela con el resultado de 428 personas heridas, investiga la presunta comisión de un delito de lesiones imprudentes.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de este punto de partida en el marco de las indagaciones iniciadas con el objeto de esclarecer los motivos del hundimiento de la pasarela y las eventuales responsabilidades que se puedan derivar de estos hechos.

Ya lo decía poco antes el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, que se mostraba convencido de que el desplome de la plataforma acabaría tratándose en un juicio, puesto que “aquí va a haber que indemnizar a los afectados” y determinar, por ende, las competencias.

En ello cree firmemente el responsable del Puerto, que en declaraciones a Efe ha señalado que este caso acabaría “probablemente en el juzgado”, en una suerte de causa centrada en la responsabilidad civil, “y ahí se verá quién tiene razón y quién no”.

López Veiga ha confesado que no le gustan las responsabilidades compartidas, ni con el Ayuntamiento ni con otra institución, porque siempre se acaba discrepando, aunque sea “cordialmente”, como ha sucedido ahora con el alcalde de la ciudad, el socialista Abel Caballero, que ha hablado de un “colapso estructural” achacable a otro ente, bajo su criterio, el portuario.

Y el titular del Puerto ha indicado que ellos mismos han iniciado sus indagaciones, comenzando por la parte documental, y que se elaborará un detallado documento para el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tal y como ha pedido, y para Puertos del Estado.

En el caso del certamen en el que se produjo el desplome, ha dicho que compete a los organizadores y al consistorio determinar si la zona es adecuada para el uso que se le quiere dar, mientras que el Puerto “lo único que hace es poner la superficie a disposición”, exclusivamente, y no puede hacerse cargo de ninguna otra cuestión, tampoco de los efectos de un espectáculo con saltos, porque “hay por ahí el fenómeno de la resonancia, es un fenómeno que existe, y lo tiene que determinar el que hace el espectáculo”.

La Xunta de Galicia ha informado, precisamente, de que no hay constancia por parte de la organización del festival O Marisquiño, de la inscripción en el registro electrónico oficial, de plan alguno de seguridad de autoprotección de la Dirección General de Emergencias.

Según ha informado el Gobierno gallego en un comunicado, se trata de uno de los requisitos legales para obtener la licencia por parte del Ayuntamiento de Vigo.

La Administración autonómica también ha asegurado que el Ayuntamiento no solicitó en ningún momento la colaboración de la Xunta en materia de seguridad ni emergencia, “pese a ser habitual” “para los grandes eventos”, requerir la presencia del camión del Grupo de Apoyo Logístico de la Agencia Gallega de Emergencias (GALI).

Y, ya en la vertiente más política, el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha acusado hoy al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de escurrir el bulto cuando se trata de afrontar sus responsabilidades y pedirlas cuando se trata de otras personas.

“Escurre el bulto” cuando se trata de sus responsabilidades y es el “primero en pedirlas cuando parece que no le atañe a él”, ha manifestado Puente a los periodistas en referencia a la solicitud de explicaciones por parte de Núñez Feijóo.

“Le faltó tiempo para buscar” responsabilidades, ha manifestado Puente, quien ha defendido en declaraciones a la prensa la gestión del alcalde de Vigo, Abel Caballero, que “vive por y para” esa ciudad.

El propio alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha vuelto a insistir en que “la zona del hundimiento es zona portuaria” y que ellos han cumplido “estrictamente” con lo que la Ley establece.

También ha recordado que veinte días antes del festival se había celebrado una reunión de seguridad con el Puerto en la que se aprobaron todos los pasos a seguir.

Mientras el ministro de Fomento, José Luis Ábalos desde Gandía, donde visitaba la zona afectada por el incendio, ha señalado que las competencias de la zona en la que se produjo el accidente están repartidas entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento, pero ha pedido “no entrar en un guerra de competencias”. “Lo primero es atender a las víctimas”, para él, “echarse las culpas entre administraciones” no le parece “lo más adecuado”.

 

TE RECOMENDAMOS